Niksen: lo mejor que puedes hacer por tu bienestar es no hacer absolutamente nada

4.9
(9)

Niksen es un término de origen holandés que define la inactividad del individuo con la intención de apaciguar la mente para recuperar la productividad, la eficacia y la agilidad mental. También se le conoce como el arte neerlandés de no hacer nada. No es lo mismo que la meditación, donde la mente se libera de pensamientos, ni tampoco implica pensar compulsivamente, más bien se trata de un estado físico y mental en reposo.

Se trata de hacer una pausa necesaria donde pueden existir pensamientos, pero requiere de la inacción por parte del individuo para luego obtener mayor nivel de desempeño en todas las áreas de su vida, ante el desgaste de muchas horas de trabajo o esfuerzo.

A veces lo mejor es no hacer nada

La sociedad nos ha enseñado que no hacer nada es no tener determinación, es ser personas “ociosas o perezosas”. Estos términos se utilizan incluso, de modo despectivo, para indicar que algo es inútil e improductivo. No nos han educado para que aprendamos a detenernos. Incluso cuando no estamos trabajando, ni siquiera somos capaces de gestionar nuestro tiempo libre y buscamos siempre maneras de mantenernos ocupados. Pero la realidad es que no hay nada malo en disfrutar mesuradamente de la inactividad como forma de descanso.

Niksen - A veces lo mejor es no hacer nada

En efecto, un individuo que logra equilibrar el trabajo y el descanso aplicando Niksen obtiene mayor claridad mental. Esta cualidad, favorece la introspección, la cual aporta una perspectiva renovada y proporciona entusiasmo en cualquier tarea que se realice.

En Holanda, el no hacer nada poniendo en práctica el Niksen está bien visto. Se trata de una forma de aprovechar el tiempo libre, paradójicamente, no haciendo nada con el propósito de recuperar energía.

La entrenadora neerlandesa Olga Hamming-Vrieze dice que el Niksen es una forma de recuperar la paz y la creatividad estando en reposo y despierto. Se trata de un mecanismo eficaz para liberar la mente del desgaste causado por el acelerado ritmo de vida actual.

El ser humano se encuentra inmerso en una cultura que glorifica el hecho de estar siempre ocupados. Se venera a la persona adicta al “hacer”, cuando el verdadero problema es que esa misma persona, muchas veces, no sabe cómo y cuándo detenerse. Esta no es la mejor manera de vivir, pues estar siempre ocupados es una conducta que puede causar ansiedad y depresión.

Niksen y estar siempre ocupados
Imagen: Rawpixel

Normalmente, el tener la agenda repleta todo el tiempo, sin descanso, hace que pongamos en riesgo nuestra salud –mental y física- siendo muy susceptibles de padecer agotamiento y desgaste. Esto nos aleja cada vez más del bienestar.

El Niksen para superar la adicción a la tecnología y las redes sociales

Hoy en día, la adicción a la tecnología es desmesurada y puede perjudicar seriamente la salud mental de cualquiera. Poner en práctica el Niksen es muy recomendable para quienes realizan un uso constante de la tecnología. En una sociedad donde la mayoría estamos enganchados a las redes sociales y donde se enaltece totalmente la cultura de la adición al trabajo (workaholics), practicar Niksen implica romper paradigmas y dejar atrás la esta actividad incesante.

La autora Doreen Dodgen-Magee en su libro “Deviced! Balancing Life and Technology in a Digital World (“Dispositivado! Equilibrio entre la vida y la tecnología en un mundo digital“) recomienda ponderación a la hora de utilizar el móvil, pues esta científicamente comprobado que, en esta nueva era tecnológica, la mayoría de los individuos pasan la mayor parte de su tiempo, interactuando con pantallas.

El Niksen para superar la adicción a la tecnología y las redes sociales
Imagen: Freepik

De hecho, los psicólogos han establecido una relación tanto correlacional como causal entre el comportamiento adictivo en el uso de tecnología y varias condiciones de salud mental. La Organización Mundial de la Salud ya reconoció que una de cada cuatro personas es adicta a internet. Incluso, se han observado las tasas más altas de depresión y ansiedad entre quienes tienen un uso adictivo de las redes sociales.

Claramente, el uso desequilibrado de la tecnología está perjudicando el funcionamiento psicológico del ser humano y está provocando que nuestra capacidad de atención se esté haciendo cada vez más corta.

Beneficios de practicar Niksen

El Niksen ha surgido como una herramienta valiosa para el necesario descanso que proporciona la inactividad. Es conveniente hacer una pausa para proteger el cerebro. De ello depende su productividad y buen funcionamiento.

Beneficios de practicar Niksen

Es importante aclarar que no cuenta cómo Niksen el hecho de estar entretenido con algo. Más bien significa no enfocar la atención en nada en específico, dejando de hacer actividades que impliquen obtener algo a cambio.

Practicar Niksen tiene múltiples beneficios, entre ellas, fomenta la creatividad, la serenidad, la agilidad y el entusiasmo. Si se hace una pausa practicando Niksen, se recupera energía para retomar las actividades cotidianas.

Se sugiere incluir en la agenda diaria momentos para el Niksen, creando intervalos de tiempo para ponerlo en práctica hasta convertirlo en un hábito y lograr no sentirse culpable por no hacer nada. La clave está en acondicionar un entorno cómodo para y tomarlo como un entrenamiento necesario para recuperar el equilibrio en la vida.

La autora Carolien Janssen en su libro “Niksen: The Dutch Art Of Doing Nothing” (“Niksen: el arte holandés de no hacer nada“) define el Niksen como similar a la atención plena, solo que no se necesita nada especial para no hacer nada. Es un concepto que ayuda a priorizar la salud y el bienestar de uno mismo.

Cuando alcanzamos el bienestar somos capaces de evolucionar, y cuando algo evoluciona, evoluciona también todo lo que le rodea. El Niksen, sin duda, es una bendición para las personas cuyas vidas están repletas de actividades y necesitan bajarse del tren para poder disfrutar del verdadero viaje.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.9 / 5. Votos: 9

Adaysa Guerrero
Adaysa Guerrero
Abogada licenciada por la Universidad Santa María de Venezuela. Escritora aficionada al coaching y al yoga. El amor es mi lema de vida.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre