Neuronas de rosa mosqueta: el recién descubierto nuevo tipo de célula cerebral humana

5
(12)

Las recién descubiertas neuronas de rosa mosqueta parecen estar presente solo en humanos, por lo que podrían ayudar a entender en qué se diferencia nuestro cerebro del de los animales…

Aún queda mucho para conocer el cerebro humano y para saber qué lo hace diferente del de otros animales, pero siguen realizándose descubrimientos que nos acercan a comprender cómo funciona.

Gracias a un estudio llevado a cabo por científicos del Instituto Allen para Ciencias del Cerebro (Estados Unidos) y por la Universidad de Szeged (Hungría), se ha descubierto un tipo de célula cerebral que nunca antes se había detectado en animales ni en seres humanos.

La investigación se publicó el 27 de agosto en la revista científica Nature Neuroscience.

Por ahora, no se ha demostrado que dichas células, a las que han llamado “neuronas de rosa mosqueta”, sean exclusivas del cerebro humano, aunque sí ha resultado intrigante para los científicos el hecho de que no existan en el cerebro de los roedores.

“Lo más sorprendente es la estructura de estas neuronas, con la que parece que pueden enviar señales de un modo más especializado. Esto podría aclarar por qué el cerebro humano predomina sobre el del resto de animales”, comentó el coautor del estudio, Gábor Tamás, de la Universidad de Szeged.

Objetivo y desarrollo del estudio

El objetivo de la investigación fue estudiar el neocórtex del cerebro humano (la zona que permite las funciones mentales más avanzadas) y detectar neuronas que no se encuentran en otros animales.

En el Instituto Allen se estudiaron muestras de tejido de la capa superior del córtex de los cerebros de dos hombres que donaron sus cuerpos a la ciencia. Mientras tanto, en Hungría, los científicos se centraron en detectar las neuronas que no están presentes en los cerebros de los ratones.

Al combinar ambas investigaciones lograron identificar las neuronas de rosa mosqueta, que se encuentran en la parte superior del neocórtex en una cantidad del 10% al 15%.

Estas neuronas han sido bautizadas con el nombre de rosehip (rosa mosqueta) debido a su apariencia, ya que hacen pensar en la forma de una rosa que no tiene pétalos. Son mucho más pequeñas que otras neuronas animales conocidas.

Una oportunidad para entender los trastornos cerebrales

Los científicos siguen investigando, pero sospechan que las neuronas de rosa mosqueta son “inhibidoras”, llamadas así porque se encargan de detener la actividad de otros organismos celulares.

“Podría significar que son capaces de controlar de una forma muy precisa el flujo de la información”, explica el neurólogo Tamás.

Este hallazgo podría ser una oportunidad para entender los trastornos neurológicos y predecir su inicio y progresión.

En el caso de que se confirmara que las neuronas de rosa mosqueta podrían estar implicadas en algunos desórdenes cerebrales, sería posible empezar a diseñar herramientas genéticas y, tal vez, investigar sobre un posible tratamiento.

Son muchas las preguntas que quedan por responder, pero este descubrimiento podría ser el primer paso para realizar avances importantes, que incluso podrían ayudar a entender mejor algunos trastornos tan graves como la esquizofrenia y el Alzheimer.

Referencias:





Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 12

Yolanda Boada

Yolanda Boada

Redactora, cuentista vocacional y miembro activo del foro de literatura Ábrete Libro desde 2008. Además de redactar noticias y contenidos para varios medios de comunicación y revistas online, escribo relatos y participo en las labores editoriales de diversos concursos literarios.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre