Monstruos reales encontrados en el agua

5
(1)

Los monstruos reales captados en fotos y vídeos desafían la lógica humana, rompiendo los paradigmas de la ciencia y lo racional. Más de una criatura criptozoológica se encuentra registrada en testimonios gráficos que dan indicios de su curiosa existencia.

El monstruo del lago Ontario

Dos enfermeras paseaban a su perro en los alrededores del lago Ontario, en Canadá, cuando su mascota detectó algo extraño cerca de la orilla. Curioso, el cánido se acercó para olfatearlo mientras las enfermeras tomaban fotografías de aquel esperpento animal.

La extraña criatura registrada en fotos en aquella mañana de inicios de mayo de 2010 medía cerca de 30 cm de longitud, de corpulencia peluda y tonalidad oscura. Este raro monstruo de Canadá estaba muerto y apenas se asomaba su cabeza deforme fuera del agua. El perro Sam lo arrastró hasta sacarlo totalmente a la playa del lago. Su rostro deforme era pálido, lampiño, con ojos decolorados y unos colmillos protuberantes, muy grandes en comparación al resto de sus dimensiones.

El monstruo del lago Ontario
Fotografías del monstruo del lago Ontario.

Rápidamente, las conjeturas corrieron no pararon de surgir. ¿Se trata de un animal conocido, pero deforme? ¿O es una aberración de la naturaleza? A los alrededores de Ontario se comentaba que la aparición de aquel ser enigmático podría tratarse de un mal augurio, una señal de que algo trágico sucedería en la región. Por tradición oral se conoce de una leyenda indígena en la que se describe a una abominación de la naturaleza, similar al del hallazgo, llamado “El Feo”. Cuando aparece ante la vista de los pobladores se recuerda la enseñanza de antaño que le da una connotación negativa en los sucesos del futuro próximo.

¿Es el monstruo de Ontario una verdadera criatura criptozoológica?

Más allá del mito revivido por el extraño ser hallado en Ontario, hubo quien buscó una posible explicación ante aquel hecho. Así fue como Blake Smith publicó, en su sitio web llamado AtlantaSkeptics, una serie de observaciones en las cuales compara las fotos hechas por las enfermeras contra fotografías la fauna propia del sitio. De tal manera que arroja como conclusión que se trata de un visón muerto en proceso de descomposición.

Esta teoría podría ser la verdad al respecto, pues se compara con un ser similar hallado en 2008 en las costas neoyorquinas.  Se le llamó monstruo de Montauk y, según algunos comentarios generales, se cree que se tratase de un mapache en estado de descomposición.

De igual manera, y en vista de no haberse formulado todavía un informe concluyente, este raro ser continúa alimentando el imaginario de los vecinos de Ontario en Canadá.

Encuentro con un pez bruja en la playa

La zoología describe decenas de animales raros que parecen salidos de una novela fantástica. Sin embargo se trata de monstruos marinos reales con los que cualquiera puede toparse y llevarse un buen susto, ya sea por sus estrambóticas dimensiones o su raro aspecto. Son propios del mar y precisamente su rareza se debe a que son poco conocidos.

Un grupo de pescadores se encontraba en una fría playa de Chile en enero de 2019 cuando, de pronto, se encontraron con un extraño ser grisáceo, de piel lisa, que se arrastraba entre los peñascos. Su apariencia era la de una rara serpiente. Extrañados, se acercaron hasta él para fotografiarlo. El extraño animal se arrastraba desesperadamente, estaba severamente herido por el roce contra las rocas.

Monstruos marinos reales encontrados en el agua mixino
Mixino, conocido también como “pez bruja”. (Colombia-intauralist.org).

Uno de los pescadores lo identificó rápidamente como un pez bruja, pero ¿qué tipo de monstruo real es ese? Se trataba de un pez perteneciente a la familia de los mixinos, que se distingue por sus características físicas muy peculiares. Los mixinos modernos son casi idénticos a los fósiles de la misma familia.

Aunque los mixinos pueden ser de diversos tamaños y colores, en general tienen la misma estructura. Por una parte, carecen tanto de mandíbula como de espinas, lo que le da ese aspecto similar a una lombriz. Asimismo, por ser de una familia antigua, su sistema circulatorio es primitivo, conteniendo 4 corazones. Además, carecen de escamas, por lo que generan mucha baba y respiran por la piel.

Y aun cuando es desagradable verlo por su apariencia aterradora, existe la posibilidad de que las estructuras babosas que generan puedan ser imitadas. Los científicos del área estudian cómo crear nuevas fibras textiles capaces de proteger al máximo la piel humana a partir de estructuras proteicas similares.

El pez que se creía extinto

Cuál sería la sorpresa del pescador Om Lameh Somathan, oriundo de Indonesia, cuando vio entre sus redes un pez de más de un metro de largo con una apariencia nada común. El encuentro ocurrió específicamente en Sulawesi, cerca de una isla pequeña llamada Manado Tua en Indonesia el 30 de julio de 1998.

Abrumado por la apariencia monstruosa del ejemplar, el pescador lo llevó a examinar bajo el ojo experto de Mark Erdmann, un científico de la Universidad de California. El investigador buscaba precisamente esta especie, de la cual se encontraron especímenes vivos en 1938. Lo más impresionante es haber realizado el hallazgo tras haber dado por extinta la especie de la cual solo se habían encontrado fósiles. 

Montruos marinos encontrados en el agua Latimeria menadoensis
Celacanto – Latimeria menadoensis (es.wikipedia.org).

El ejemplar capturado por Om Lameh Somathan medía 124 cm de longitud y pesaba 29 kilos. Además, era impresionante porque sus dos pares de aletas pélvicas y pectorales presentaban un área carnosa, pareciendo más bien piernas. Aquel extraño ser solo podía ser comparado con un dinosaurio o un monstruo real.

Al identificarlo como un celacanto, el Dr. Erdmann pudo probar que existía más de una especie de esta familia tan antigua de peces. Gracias al hallazgo, pudo identificarse con un nombre propio: menadoensis, por el nombre de la isla Manado Tua donde fue recolectado el ejemplar.

Finalmente, se puede decir que existen monstruos marinos reales, pero que son difíciles de identificar por contar con poblaciones reducidas o por vivir en lagos o ríos particulares. Su aspecto y su rol en la naturaleza no dejan de ser un misterio. Por ello, su existencia continúa alimentando el imaginario de seres monstruosos que realmente pueden ser hallados en el agua.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Referencias

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre