sábado, 25 junio 2022 |

Actualizado a las

5:38

h CEST

16.7 C
Madrid

El microcemento y el estuco veneciano

5
(1)

El estuco veneciano es una técnica con enorme tradición. Se empleó mucho durante el siglo XV, cuando los constructores venecianos usaron este estuco en las construcciones de la ciudad de los canales. Se le considera una técnica de pintura decorativa, ya que consiste en aplicar una pintura de pasta de grano fino.

De esa manera, se imprimen texturas y cualidades visuales en un muro. Por ejemplo, se logra un muy bien ponderado efecto mármol. En MyRevest fabricamos el microcemento, que es una excelente alternativa al estuco veneciano. Logra calidades análogas, gracias al añadido de pigmentos que otorga un aspecto interesante. 

Con un material de aplicación actual se logran esos elegantes acabados de las villas venecianas del siglo XV. Es importante indicar que el microcemento es más simple de preparar y trabajar que el estuco veneciano.

Algunas características del estuco veneciano

El estuco veneciano es muy alabado, pues permite renovar las estancias con mucha elegancia y sofisticación. Lo interesante es que este estuco simula la apariencia del mármol, por lo que resulta económico. No se necesita usar grandes lajas de mármol, sino que con el estuco se logra copiar su apariencia. Algo que empezó a hacerse en las construcciones venecianas, donde era complicado transportar por los canales los pesados bloques de esta fina roca decorativa.

Se trata de una táctica decorativa, usada en techos y paredes. Está compuesto por: cal, yeso, pigmentos naturales y una cierta cantidad de mármol pulverizado. Funciona muy bien tanto en ambientes interiores como exteriores. Se puede enlucir con gran variedad de colores. Es muy resistente, siendo interesante que tiene un brillo aterciopelado.

  • Es un estuco 100% resistente a la humedad. Esta humedad, además, no se acumula dentro del material ni crea hongos o manchas, lo cual es un problema común en otras modalidades de estuco.
  • Logra dos cosas: impermeabilizar, al mismo tiempo que refuerza la estabilidad de paredes y techos. Es resistente, firme y permite que muros que tengan grietas ganen consistencia.
  • Solamente usa elementos naturales, por lo que no es tóxico. Por lo tanto, se puede usar sin problemas en recámaras.
  • Es increíblemente fácil de limpiar. Basta con pasar un trapo húmedo para lograr una limpieza rápida. No se requiere jabones, ni tampoco otros productos.
  • Es muy perdurable. De hecho, varios trabajos llevados a cabo con estuco veneciano en el siglo XV aún se mantienen. Por lo tanto, se trata de un acabado que perdura por varias generaciones.

El estuco veneciano es el ejemplo perfecto de que la sencillez también puede lograr calidad y duración. No obstante, en nuestra época hay otras opciones para este acabado. Hacer la mezcla de estuco veneciano no es algo tan simple. Se necesita de albañiles que sepan preparar el mortero y aplicarlo. Además, conseguir el polvo de mármol adecuado conlleva conocimiento y práctica en la colocación de este estuco.

El microcemento: una excelente alternativa al estuco veneciano

Mucha gente desea lograr ambientes con la elegante apariencia del estuco veneciano. Pero, no siempre es posible conseguir a personas que sepan hacer la mezcla del mortero para esta acabado. Además, la aplicación y tiempo de fraguado del estuco veneciano requiere de tiempos y modos de aplicación en los que se necesita habilidad especializada. 

Es así como, en muchas ocasiones, se prefiere optar por una opción que conquista resultados muy similares a los del estuco veneciano: el microcemento. Este acabado tiene un mortero sencillo, que solo utiliza: agua, cemento en polvo muy fino, aditamentos especiales y pigmentos. Además, el mortero ya viene preparado de antemano; con un enlucido y características que se consultan en catálogos. 

  • El microcemento se aplica en espesores muy delgados, de apenas 3 mm o de 5 mm; por lo que no requiere de gran cantidad de mortero.
  • Tiene un fraguado muy rápido, el cual se logra con mucha rapidez.
  • Al añadirle pigmentos, se puede replicar el mismo aspecto tipo “mármol” que tanta fama le ha granjeado al estuco veneciano.
  • Es completamente impermeable y firme. Logra dar el aspecto de una laja de mármol y también al tacto simula este material, al ser rígido y frío.
  • Detenta el aspecto aterciopelado del estuco veneciano. El truco está en no pulir en exceso, para que no quede demasiado brillante. Se le adicionan sustancias que logran ese aspecto aterciopelado.

Resta decir que es muy fácil de limpiar. Al ser liso e impermeable se usa un cepillo o paño humedecido para retirar cualquier suciedad. En dado caso, el microcemento tiene una ventaja que no está presente en el estuco veneciano: se puede usar en suelos. Por lo tanto, resulta más versátil.

Miguel Medina es especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Twitter | Pinterest

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre