Mala memoria: ¿Por qué olvidamos todo lo que leemos?

4.2
(26)

La memoria humana no siempre retiene tanta información como nos gustaría, en especial, cuando se trata del contenido que consumimos en forma de libro, serie o película. Te explicamos las causas de este fenómeno.

Es inquietante notar que algunos recuerdos desaparecen poco después de haberlos adquirido. En especial, aquellos que se relacionan más con conocimientos e información, que con experiencia. Es lo que le sucede a gran parte de la población con el contenido que consumen, ya sea la trama de un libro, una película o una serie.

Hay quienes recuerdan gran cantidad de detalles externos, como la portada del libro, el momento de la vida en que fue leído o el lugar donde se compró. Pero cuando se trata de recordar escenas específicas narradas entre las páginas, supone un verdadero reto.

¿Por qué se olvidan los datos?

Se cree que esto se debe a que al consumir contenidos se pone en marcha un área diferente de la memoria que la que se activa al experimentar.

Contamos con una memoria de recuerdo, que es la que registra las escenas vividas, y una memoria de reconocimiento. La segunda, se encarga de asociar una información con un objeto. En resumen, lo que registra es dónde se puede conseguir la información que se busca, no la información en sí.

En tiempos de internet, las personas suelen usar mucho más la memoria de reconocimiento. No hay tanto interés por mantener toda la información en la mente cuando se puede acceder a ella en cualquier momento de forma externa.

No es un fenómeno nuevo. De hecho, se considera que la externalización de la memoria empezó con la escritura, que evita que las personas hagan el esfuerzo de conservar datos en la memoria, y permite que la información esté disponible siglos después de ser expresada.

Consumismo extremo

Otro elemento que influye es la forma en la que se consume el contenido. En la actualidad, casi todo el contenido multimedia está disponible enteramente para los usuarios. No tienen que esperar por él.

Hoy cualquier persona puede ver una temporada entera de una serie de televisión, capítulo tras capítulo, sin descanso.

Un estudio hecho por la Universidad de Melbourne afirma que aquellos que ven las series de esa forma recuerdan menos datos que quienes ven un capítulo por semana.

También es lo que ocurre con los estudiantes que estudian todo el temario el día antes del examen. Pasados unos días de la prueba, el volumen de información que se retiene es verdaderamente pequeño.

La memoria no parece tener tanta capacidad como siempre se ha dicho y prioriza guardando espacio para las experiencias vividas. Una enseñanza rotunda sobre el poder de la práctica frente a la teoría.

Referencias:





Puntúa este contenido

Puntuación: 4.2 / 5. Votos: 26

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre