Libros de adultos con protagonistas infantiles

5
(4)

Esos locos bajitos nos transportan a nuestra más tierna infancia, pero también nos ruborizan al descubrirnos los lugares más oscuros de nuestra alma.

Seguramente si hiciéramos una encuesta sobre personajes infantiles entre los más repetidos se encontrarían Mowgli, el niño indio criado por lobos; Oliver Twist, referente de los problemas sociales de una época y nuestro patrio Lázaro.

El listado es mucho mayor de lo que podríamos imaginar a priori. A continuación vamos a recordar algunos de los más entrañables.

Nos hicieron soñar con otros mundos

Uno de los libros más vendidos en todo el mundo es “El principito” de Antoine Saint-Exupéry. El protagonista vive en un pequeño asteroide dedicado a arrancar baobabs y limpiar volcanes. Cierto día brota una hermosa flor y la cuida con todo su esmero, pero se vuelve demasiado exigente e irritable, por lo que decide alejarse y viajar a explorar otros asteroides.

¿A quién no le habría gustado ser Jim Hawkins, el joven grumete inglés que protagoniza “La isla del tesoro”? Este niño es hijo de los dueños de una posada en la que vive un viejo marino –Billy Bones– que fallece de forma inesperada tras recibir la “marca negra”, una señal pirata que anuncia su muerte. Entre sus pertenencias encuentran un mapa que indica las coordenadas exactas del tesoro del capitán Flint.

La isla del tesoro

Peor fortuna tuvo el protagonista de la más célebre novela de Yann Martel, un adolescente indio, hijo del propietario de un zoo, que pasó más de doscientos días a la deriva en el Océano Pacífico. Su única compañía era un tigre de Bengala, al que bautizó como Richard Parker, un personaje creado por Edgar Allan Poe.

Nos ayudaron a mirar de otra forma

John Boyne nos mostró a través de dos novelas el horror de la Segunda Guerra Mundial situando el foco en la mirada inocente de dos niños. Bruno es un niño de nueve años que se muda con su familia a una casa que está junto a una cerca. Al otro lado vive Shmuel, un niño judío que nació exactamente el mismo día pero que ha tenido una vida completamente distinta. Ambos son los protagonistas de “El niño con el pijama a rayas”.

Su padre es alemán y su madre es francesa, los siete primeros años de su vida están marcados por el amor y los juegos, pero la guerra lo cambiará todo. Pierrot tiene que abandonar París y separarse de Anshel, su mejor amigo –un niño judío– y viajar hasta Alemania para vivir con su tía Beatrix, que está empleada en una misteriosa casa situada “en la cima de la montaña”.

Un grupo de niños entre seis y doce años son los únicos supervivientes de un accidente de aviación. Han caído en una isla paradisiaca y allí tienen agua potable, jabalíes y frutas, solo les falta la madurez suficiente para organizarse. Pronto surgirán las desavenencias y se formarán dos grupos, uno capitaneado por Ralph y el otro por Jack. Esta es la trama la novela “El señor de las moscas” de William Golding.

El señor de las moscas

Uno de los libros de culto de la literatura estadounidense es “El guardián entre el centeno” de JD Salinger. En esta novela un adolescente inadaptado de dieciséis años llamado Holden Caufield decide fugarse a la ciudad de Nueva York cuando se entera que le van a expulsar por cuarta vez del instituto.

Nos enseñaron que la amistad es importante

El escritor norteamericano Mark Twain creó uno de los personajes más entrañables de toda la literatura: Tom Sawyer. Un niño que reside en San Petersburgo (Misuri) junto con su hermanastro Sid y la tía Pollix. Correrá todo tipo de aventuras en compañía del inseparable Huckelberry Finn.

Manuel García Moreno –más conocido como Manolito gafotas es un locuaz niño de ocho años que vive en Carabanchel Alto. Lleva una vida absolutamente vulgar junto a sus padres, su hermano el Imbécil y su abuelo Nicolás. A lo largo de los diferentes libros el lector conoce un micromundo formado por su amistad con otros tres niños –Susana bragas sucias, Yihad y Orejones– que gira en torno al parque del Ahorcado.

Tres hermanos –Julián, Dick y Ana– tienen que pasar las vacaciones en la casa de la tía Fanny, que vive con su marido Quintin, un sabio extravagante, y su hija Jorgina. Después de las discrepancias iniciales propias, los cuatro niños se hacen grandes amigos y tan solo les falta uno más… para ser “Los cinco”, los protagonistas de los conocidos libros de Enid Blyton. Por cierto, el quinteto lo completará un perro llamado Tim.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 4

Pedro Gargantilla
Médico, escritor y divulgador. Jefe de Medicina Interna del Hospital de El Escorial de Madrid. Profesor de la Universidad Francisco de Vitoria.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…