jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

7:09

h CEST

17 C
Madrid

GetResponse: A medio plazo, el Email Marketing es la estrategia más barata de Marketing. Te explicamos cómo hacerlo y lo comparamos con otras estrategias de marketing

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Lo primero que debemos tener claro son los costes medios de cada una de las estrategias de marketing:

Estrategias de marketing onlinePrecio medio agenciasPresupuesto para medios
SEO                          750 €                             1.000 € 
SEM                          400 €                                 750 € 
Display                          500 €                                 750 € 
Social Ads                          800 €                             1.000 € 
Community Management                          425 €  
PR                        1.250 €  
Email Marketing                            45 €  

Contando con estos precios medios sobre distintas herramientas y estrategias de marketing digital, sin duda alguna, las herramientas para la gestión y optimización de campañas de Email Marketing son las más baratas del mercado y su gestión es bastante básica. 

Las campañas de Email Marketing siempre acaban siendo no sólo las más baratas sino las más rentables debido a su efecto de bola de nieve unido a su bajo coste. 

El coste de envío se suele mantener a pesar de aumentar el volumen de la base de datos por lo que cada mes la estrategia aumenta su rentabilidad por el aumento de nuevos usuarios en la base de datos. 

GetResponse es un generador de rentabilidad, clientes y pedidos para la empresa. Se trata de una eficaz herramienta de envío de emails y automatización de marketing digital que mejora el resultado de nuestras campañas. No en vano, esta solución nos permite interactuar con los clientes, fidelizar al público e impulsar las ventas online.

Gracias al email marketing, las empresas y los profesionales disponen de un canal directo con su público real y potencial. Una de sus grandes ventajas es la eficiencia a coste mínimo, bastante inferior al del resto de las acciones mercadológicas y de comunicación.

Por todo ello, cada vez más negocios apuestan por incorporar este sistema de comunicación dentro de su estrategia de marketing. Pero, antes de nada, empecemos por el principio.

¿De qué va el email marketing?

Conocido también como emailing, es un recurso de comunicación digital con leads y clientes. Para ello, utiliza el envío masivo de correos electrónicos, siempre a partir de una base de contactos depurada.

Los estudios y los hechos demuestran que es realmente eficaz. Una investigación llevada a cabo por McKinsey concluyó que es más efectivo para captar clientes que los canales sociales. ¡Multiplica por cuarenta la capacidad que tienen Twitter y Facebook juntos!

¿Quién no usa el correo electrónico? Pese a la popularidad de las redes, no las tomamos tan en serio como el email. Además, esta herramienta resulta muy accesible. El coste de realizar cada campaña es mucho menor que en el resto de las opciones. Al fin y al cabo, ahora que todo el mundo llevamos un móvil siempre encima, tenemos la posibilidad de consultar nuestros correos al instante.

Según otro estudio, esta vez de la Neetwork Business School, casi el 60 % de las marcas que lo utilizan lo consideran su mejor canal de ventas. A pesar de las múltiples innovaciones y avances mercadológicos surgidos, sigue estando presente en el top cinco de generación de ventas.

En puridad, este sistema es sencillo y muy directo. El destinatario ha proporcionado su dirección de email y ha dado permiso para recibir las comunicaciones. A partir de ese instante, forma parte de una comunidad de receptores de información y obtiene sus informaciones. Por lo general, hablamos de promociones, avisos, privilegios e informaciones capaces de crear engagement.

¿Cómo nos puede ayudar el emailing?

Sus funciones y prestaciones son múltiples:

  1. Mantener un contacto rápido y directo con cada cliente.
  2. Activar el sentimiento de pertenencia a una comunidad, gracias a esos contenidos y noticias compartidos.
  3. Automatizar tareas periódicas reduciendo esfuerzos de nuestros recursos.
  4. Transmitir contenidos estratégicos definidos en el plan de marketing.
  5. Generar engagement y vínculos emocionales entre la marca y su público.
  6. Agilizar las gestiones de esta interrelación, recoger opiniones y recibir un feedback inmediato.

¿Por qué sigue siendo tan eficaz?

Cuando nos preguntamos qué tiene el marketing por correo electrónico que lo hace tan especial, fluyen las respuestas. Estos son algunos de los fundamentos principales de su éxito:

  • Existen millones de cuentas de correo. De hecho, casi todos tenemos email y lo podemos ver desde cualquier dispositivo electrónico.
  • Proporciona un apoyo excelente para cualquier otro tipo de campaña de comunicación, física u online.
  • Cuando utilizamos un gestor automatizado, el coste por acción es mínimo.
  • Bien realizado, ofrece un alto retorno de la inversión realizada.
  • Posibilita una frecuencia de impactos superior.
  • Genera más visitas a la web.
  • La creación es casi inmediata: no necesita grandes preparaciones para ponerse en marcha. Por ello, nos permite reaccionar rápidamente.

¿Cómo debemos mejorar nuestras campañas de email marketing?

Trabajar este canal de comunicación para atraer tráfico web y fidelizar a los clientes es, sin duda, muy importante. Sin embargo, como decía Antonio Machado, «el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas». Las altas tasas de conversión y el ROI deseado se obtienen, sólo, cuando se trabaja bien y no se cometen errores.

Posiblemente, lo más difícil sea conseguir que los receptores aguarden expectantes el siguiente envío. ¿Qué debemos tener en cuenta para aprovechar al máximo este canal de comunicación? Estas son algunas consideraciones:

  • Segmentar muy bien y contar con una base de datos fiable.
  • Enviar siempre información de valor, interesante, atractiva y útil.
  • Ponernos en el lugar del destinatario: hay que comunicarle lo que quiere, como desea y en el momento indicado.
  • Personalizar los envíos y adecuar el estilo a las diferentes circunstancias.
  • Utilizar un tono cercano, afectuoso y personal. No podemos perder de vista que el objetivo es crear vínculos emocionales y conexiones duraderas.
  • Redactar y actuar con naturalidad. Las técnicas comerciales que funcionan dejan de hacerlo cuando se abusa de ellas.
  • Desenvolverse con empatía. Hemos de comprender al público e intentar pensar o sentir como ellos.
  • Abordar temas de interés y presentarlos de modo atractivo. Por ejemplo, consejos, promesas deslumbrantes, vocabulario emocional, números y mucha creatividad.
  • Incorporar preguntas y apelar directamente a los receptores.
  • Adecuar el enfoque a las características de cada situación y destinatario. Las despedidas, por ejemplo, siempre deben ser frescas.
  • Apostar por la brevedad. La inmediatez es esencial en nuestros días.

La importancia de la estrategia emailing en nuestro plan de marketing digital.

Resulta difícil llegar a buen puerto cuando no sabemos dónde vamos. Para optimizar estas acciones de marketing necesitamos conocimientos, creatividad y recursos. Además, lo principal es contar con un plan de acción sostenido en el tiempo. Dicho de otro modo, debemos diseñar una estrategia de marketing por correo electrónico adecuada y coherente con el resto de la comunicación para empezar a vender o agendar citas.

Con frecuencia, este hecho se convierte en la diferencia entre mandar mensajes y seducir a los públicos. La siguiente pregunta lógica es cómo llevar a cabo esta estrategia. Estos son los pasos más determinantes para su elaboración:

  1. Establecer y escribir nuestros objetivos. Es decir, para qué iremos enviando las distintas oleadas de mails. Estos, a su vez, deben ser smart: específicos (S), medibles (M), alcanzables (A), relevantes (R) y temporales (T).
  2. Considerar y potenciar nuestra propuesta de valor. ¿Qué obtienen nuestros clientes al adquirir ese producto o servicio? Hay que envolver en este factor todos los mensajes que transmitimos.
  3. Definir a nuestro buyer persona. Este es el perfil del cliente ideal al que nos dirigimos. Condiciona, en gran medida, qué y cómo vamos a comunicarle en cada envío. Todo el esfuerzo que hagamos en esta dirección resultará productivo. Si hemos de hablar su lenguaje, satisfacer sus expectativas y anticiparnos a sus necesidades, precisamos conocerlo al máximo.
  4. Estudiar a la competencia y encontrar inspiración en sus aciertos. De igual modo, aprovecharemos estos análisis para evitar sus errores. Sin duda, los newsletters y envíos de nuestros rivales proporcionan una información muy valiosa. ¡Es hora de suscribirnos a nuestros competidores!
  5. Definir un lead magnet adecuado. Este incentivo permite obtener información de nuevos suscriptores. Actualizar la base de datos es esencial, así que hemos de ofrecer un elemento irresistible, con un valor demostrable. Por supuesto, en función de a qué buyer persona nos dirigimos y qué problemas le resolvemos.
  6. Decidir y planificar con coherencia. Todas las acciones planteadas han de ser lógicas con los productos o servicios. Y, también, con la imagen de marca proyectada.
  7. Establecer acciones de supervisión y analizar los resultados. Solo así podremos aplicar las medidas correctivas oportunas.

¿Cuáles son los KPI´s que debemos medir en las estrategias de Email marketing?

Cuantificar los resultados obtenidos en los envíos de correos electrónicos realizados es fundamental. ¿El motivo? Nos permite depurar las siguientes comunicaciones y obtener mejores cifras de ventas o citas.

Como punto de partida, conviene conocer estas cinco métricas específicas. Después de analizar estos datos, la información obtenida nos resultará muy reveladora:

  • Tasa de apertura. Este dato es básico para saber cuántos correos han sido abiertos. Aunque cada situación es diferente, conseguir un porcentaje superior al 20 o 25 se considera un buen dato para destinatarios nuevos.
  • Tasa de clics (CTR). O dicho de otra manera, el porcentaje de usuarios que clicaron en uno o más enlaces del email. Muestra, por lo tanto, el atractivo e interés del contenido.
  • Tasa de conversión (CR). Refleja el paso siguiente: el destinatario lleva a cabo la acción esperada tras clicar: comprar, descargar, registrarse… Es decir, en qué medida se está cumpliendo el objetivo del envío.
  • Tasa de rebotes. Se trata del porcentaje de correos que no llegaron a la bandeja de entradas de sus receptores.
  • Contactos perdidos en una lista. Es inevitable que las bases de datos se degraden con el transcurso del tiempo. Hay cancelaciones, cambios de direcciones, anulaciones e informes de spam… Controlar esos elementos es importante para actualizarla al ritmo adecuado.

GetResponse, un aliado para el éxito

Las herramientas digitales de email marketing son fundamentales para optimizar la eficacia y el rendimiento de estas campañas. Gracias a ellas, podemos automatizar labores como el mantenimiento de la base de datos o la generación de envíos, entre otras.

Adicionalmente, estas soluciones proporcionan información muy valiosa y métricas precisas sobre cada correo electrónico enviado. Su estudio continuado ayuda a mejorar los resultados en las siguientes acciones, aprovechando lo que funciona y superando lo que no.

Por supuesto, elegir el software de gestión de emails más adecuado es un requisito imprescindible. Siempre hemos de asegurarnos de que cuenten con estas funciones esenciales:

  • Creación de plantillas de newsletter y otros formatos.
  • Autoresponders.
  • Analítica y métricas.
  • Gestión de listas de correo.
  • Emails transaccionales.

La eficacia, la potencia y la sencillez en el manejo de GetResponse lo convierten en la mejor alternativa. Por diseño, funcionalidad, operatividad y entregabilidad, situada en el 99 %, es la elección más recomendable. Incrementar las ventas y las citas mediante el envío de correos electrónicos eficaces nunca ha sido tan fácil.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre