Las escobillas limpiaparabrisas, pieza clave para la seguridad del coche

5
(1)

Cuando estamos conduciendo percibimos el 90% de la información a través de los ojos, es por esto que mantener las condiciones ideales para obtener todos estos datos puede ser vital para tomar las decisiones adecuadas en el momento preciso.

Las escobillas limpiaparabrisas del coche son piezas de gran importancia para mantener una buena visibilidad y evitar accidentes. A veces se presta mucha atención a las reparaciones mayores del coche y se olvidan elementos como estos, que son determinantes para la seguridad y la prevención al conducir. Realizar el mantenimiento a tiempo puede evitar que dejen de funcionar adecuadamente en el momento que más se necesiten.

Consecuencias de tener las escobillas en mal estado

Se sabe que mirar de frente con eventuales barridos de mirada de lado a lado (transversales) y cerca y lejos (longitudinales) es una buena técnica, sobre todo en autopistas y carreteras. En la ciudad la velocidad es menor y el barrido longitudinal puede ser más corto, mientras que en autopistas debemos tratar de ver más lejos. Un parabrisas limpio es de vital importancia para lograr estas perspectivas.  

También se debe tener en cuenta la visión periférica. Esto nos permite vigilar los espejos retrovisores y lo que sucede alrededor sin perder de vista el camino. Aplicar estas técnicas, ver claramente y con antelación nos da tiempo de reacción ante cualquier eventualidad.

Tener las escobillas del limpiaparabrisas vencidas o funcionando mal evita que tengamos una visión nítida y puede ser potencialmente peligroso sobre todo en temporada de lluvia o nieve. También puede dañarnos el parabrisas haciéndole marcas y rayones.    

Cuándo cambiar las escobillas limpiaparabrisas

Las condiciones climáticas como el frío y el calor deterioran y desgastan las gomas de las escobillas limpiaparabrisas. Muchas veces debemos enfrentarnos a algún acontecimiento ambiental como una fuerte lluvia para darnos cuenta que el momento de cambiarlas ha llegado.

Las señales básicas a tener en cuenta para determinar el reemplazo de esta pieza son:

  • Cuando se empaña el vidrio al usar el limpiaparabrisas. Esto puede ser indicio de que la goma se endureció y ya no está cumpliendo su función de forma adecuada.
  • Cuando quedan zonas sin limpiar y partes del cristal sin secarse es un indicativo de que debe ser sustituida.
  • La incidencia permanente del sol hace que se formen pequeñas estrías en la goma. La falta de presión también es causa de que queden áreas sin limpiar. Cuando esto sucede la escobilla debe ser reemplazada.
  • La vibración o ruidos al recorrer el cristal. Ocurre cuando se trancan o brincan sin tener un barrido completo y fluido. Sin duda esto indica un claro deterioro de las escobillas limpiaparabrisas.
  • El factor tiempo es otro elemento que se debe considerar. Un año o año y medio es un período prudencial para realizar el cambio de esta pieza.

Mantenimiento de la escobilla limpiaparabrisas

Hay que tener en cuenta que esta pieza está formada por varios componentes: el brazo que está en la base del parabrisas, unida al brazo se encuentra la cuchilla que puede ser de plástico o de metal y por último la pluma o filo de goma que es la pieza que limpia el parabrisas, que se degasta con cierta frecuencia y debe ser reemplazada.

Para el cuidado de esta pieza (y del vehículo en general) es recomendable protegerla de sol excesivo y otros factores ambientales. Poner el coche a la sombra (bajo techo) puede ayudar.

Para limpiar las escobillas limpiaparabrisas deben usarse productos específicos para este propósito, ya que la hoja se puede dañar afectando el rendimiento de la escobilla. Otro consejo importante es limpiar el parabrisas cuando hay nieve antes de usarla, de esta forma podemos evitar dañar el motor y el brazo.

Tener la escobilla limpiaparabrisas funcionando en perfectas condiciones ayuda a ver con nitidez. Esta es una medida de seguridad que evita muchos accidentes de tráfico en carreteras y autopistas. Además, tener un mantenimiento regular y adecuado puede evitar que el parabrisas se raye y te ahorrará sorpresas en los momentos más inoportunos. Igualmente, mantener una velocidad adecuada es uno de los factores vitales para mantener el control del coche en todo momento.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre