Los errores que debes evitar cometer al reformar tu casa

0
(0)

Al reformar la casa o piso hay que considerar diversos aspectos que son muy importantes. Se comenten errores tanto con respecto a decoración como en lo que se refiere a la parte económica, según indica Financer España, empresa líder internacional de comparación de productos financieros. Hay muchos errores muy comunes en los que habitualmente se incurre, que el comparador financiero nos recomienda evitar.

La reforma de la vivienda en un asunto bastante complejo si se considera la gran cantidad de aspectos y factores que hay que tener en cuenta, desde el tipo de decoración que se aplicará, hasta los recursos que se deben invertir en los materiales, accesorios a utilizar y cómo financiar todos los gastos. Son muchas las cosas que entran en juego y que no se pueden obviar.

Es un esfuerzo titánico que debe afrontarse con el apoyo de profesionales y empresas expertas que puedan asesorar en todo lo que sea necesario. Al hacerlo de esa manera se garantiza que los trabajos se harán con profesionalismo y con experiencia.

El problema está en las malas decisiones, en los errores que se pueden cometer y que inevitablemente van a incidir en los resultados finales, por lo cual, es bueno saber de qué se tratan para evitar cometerlos en el futuro.

Hay que tener mucho cuidado con las acciones que se pueden llevar a cabo en el momento de reformar la casa o piso, porque una mala decisión puede afectar de muchas maneras al proyecto, incluso de una forma muy grave y seria, algo que puede ser irreversible.

Qué se debe evitar

El equipo de Financer España nos ha explicado los errores más comunes a la hora de hacer una reforma desde el punto de vista económico,

  • No calcular bien el presupuesto y excederse en los gastos: cuando se inicia un proyecto con un presupuesto mal elaborado, entonces seguro que van a surgir inconvenientes y la obra puede quedar a medio concluir. Es importante determinar con detalle, y de manera objetiva y precisa, los costes y la inversión.

Lo más recomendable es calcular todo bien, y si es necesario, buscar el apoyo de alguna entidad financiera para cubrir todos los costes del proyecto. Para saber dónde financiar la reforma de tu vivienda, hay buenas agencias con ventajosas condiciones, y con una diversidad de opciones crediticias que pueden ser de gran ayuda, por lo que son una excelente alternativa.

  • No dejar constancia firmada: cuando se contratan los servicios de construcción es sumamente importante firmar los acuerdos detallados, como las tareas a realizar, tiempos de entrega, obras a ejecutar con todas sus particularidades, costes de la ejecución total, formas y términos de pago. En definitiva, todo lo que tiene que ver con el proyecto, para que, ante algún inconveniente, se puedan determinar las responsabilidades.
  • Pagar injustificadamente avances de la obra: nunca se debe pagar por adelantado, más allá de lo convenido en el contrato como parte inicial y por cuotas establecidas por metas cumplidas, de manera que el pago final debe hacerse tras la plena aprobación de los trabajos. Esto se hace para evitar eventuales suspensiones o cancelaciones de la constructora contratista, que puedan dejar la obra a medio terminar y sin presupuesto para continuar.
  • Ignorar posibles imprevistos: a veces salen algunos gastos imprevisibles de cosas que no se pensaba que podrían suceder, lo cual pasa principalmente con reformas en construcciones antiguas, donde todo puede ocurrir. Lo más sensato siempre es tener disponible el 10% del coste total de la obra para atender esos posibles imprevistos.
  • No utilizar servicios profesionales: existe la mala creencia de que al no utilizar los servicios de personal profesional en la construcción, se ahorran costes significativos, cuando es todo lo contrario.

La participación de ingenieros, arquitectos y diseñadores profesionales, además de la garantía con trabajos excelentes, permite generar ahorros importantes al evitar gastos adicionales y al tener planes más eficientes, soluciones más creativas y hasta descuentos con proveedores que trabajan con ellos.

Lo que no se debe hacer en decoración

Desde el punto de vista estético y de decoración, también hay errores muy comunes que se deben evitar y que, igualmente, pueden incidir en el aspecto económico al ocasionar gastos extras para tener que corregirlos.

Para decorar tu hogar debes evitar incurrir en errores que son muy habituales en la decoración y que son muy fáciles de prever cuando se tiene consciencia de ello:

  • Comprar muebles sin tener una visión clara del estilo que se quiere: no se pueden adquirir objetos solo porque sean bonitos sin tener un proyecto, o por lo menos una idea clara del tipo de estilo con el que se va a decorar, porque puede que no cuadren y simplemente no puedan entrar en la remodelación.
  • No pensar en un diseño adaptado al estilo de vida: un decorador puede proponer ideas extraordinarias sobre cómo reformar la casa, pero si no se ajusta al estilo de vida del cliente, entonces no funcionará. La decoración además de bonita, debe ser funcional, de acuerdo a las necesidades de quienes habiten los espacios.
  • Querer combinar estilos de decoración de manera injustificada: por simple gusto, podría pasar que se quieran combinar algunos estilos de decoración que pueden ser incompatibles y hasta contraproducentes. Por eso siempre es bueno tener la asesoría de profesionales.
  • No visualizar bien los espacios antes de empezar a decorar: no basta tener el proyecto a mano, también hay que hacer un ejercicio mental y visualizar cómo quedará todo, lo cual puede ayudar a hacer los cambios necesarios antes de adquirir cualquier artículo, para así obtener mejores resultados.
  • Sobrecargar los espacios: hay que tener mucho cuidado con los accesorios y objetos que se colocan en las estancias, puede que la mayoría sean de utilidad para el cliente, pero estéticamente pueden dar un mal aspecto. Lo mejor es elegir solo lo esencial y el resto pasarlo a otros lugares en los que puedan quedar mejor o almacenarlos adecuadamente y sacarlos solo cuando se vayan a utilizar.

En definitiva, reformar una vivienda es un trabajo bastante laborioso, en el que se pueden cometer graves errores que pueden incidir negativamente en el proyecto, por lo que es bueno conocerlos bien para no cometerlos. Con previsión y planificación se puede ahorrar tiempo y dinero, y todo quedará mucho mejor.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina
Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre