Encuentran una seta medicinal cuyo valor alcanzaría los 30.000 €

0
(0)

Una especie muy extraña de seta fue encontrada en un jardín privado en Santiago, Galicia.

Al enterarse de la extraña aparición, el presidente de la Asociación Micológica de Pontevedra O Bioco, Juan Castiñeira, decidió ir a la capital gallega, logrando separar la seta del tronco del árbol con una sierra para su posterior traslado al municipio español donde reside.

La seta centenaria

Se trata de una seta de unos 200 años, llamada Ganoderma adspersum, que se encontraba alojada en un chopo, una especie de álamo. Es un raro hongo, muy difícil de hallar y que tiende a formarse en uno de cada 50.000 árboles.

Por esto, en cuanto el experto en botánica fue informado del asunto, recurrió al sitio a confirmar con sus propios ojos lo que, efectivamente, ahí le esperaba. Se encontró frente a frente con una seta de aproximadamente 20 kilos, ubicada en una altura de cuatro metros, tamaño del árbol del que se había alimentado por mucho tiempo, y por el cual ya estaba enfermo, blanqueado y podrido, efecto que causan estas especies.

Valoada por sus propiedades medicinales

Traslado la seta a la zona monumental de Pontevedra, Castiñeira, en su negocio hostelero O Bioco, en el que prepara diferentes platos, degustaciones y dulces, entre otras delicias, basadas en otro tipo de setas. Según aseguran los expertos en botánica del portal web lasplantasmedicinales.org, las propiedades medicinales de la Ganoderma adspersum han sido usadas durante más de 2.000 años por los chinos como remedio naturista.

Los micólogos afirman que esta seta posee propiedades para tratar enfermedades como el cáncer o la diabetes. Ademán, explican que el ácido ganodérico que contiene ésta específicamente, puede tratar muchas dolencias diferentes, por lo que se calcula pueden llegar a venderse cápsulas del polvo de esta seta gigante en un precio que alcanzaría los 30.000 euros.

Ante esto, Castiñeira explica que habitualmente los hongos con propiedades medicinales son triturados o molidos y se disuelven en las bebidas, por lo que, en este caso, la seta no será degustada en algún postre, sino en miles de cafés mañaneros; al menos así es como Juan y su esposa tienen previsto venderlo. «Vai dar para cincuenta mil doses de pocillos de café», bromea él.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino

Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre