¿Cómo elegir una residencia para mayores?

0
(0)

Hasta hace algunos años existía un estigma alrededor de la alternativa de ingresar a familiares a una residencia de mayores. Sin embargo, en la actualidad esta realidad está cambiando, y es que las alternativas disponibles son cada vez mejores para el cuidado de personas mayores.

Tomar la decisión de llevar a un ser querido a una residencia para personas mayores no es fácil.  Muchos se enfrentan a sensaciones de impotencia y frustración al sentir que no pueden cuidar de sus familiares, sin embargo, los hogares para mayores pueden ser la mejor opción en muchos casos.

Afortunadamente, hoy en día este tipo de hogares se han adaptado a las necesidades de sus residentes y pueden encontrarse diferentes opciones, con una gran variedad de tamaños, servicios prestados, tipos de habitaciones e incluso modalidades de residencia.

Frente a una decisión tan delicada como elegir la residencia para mayores ideal para un familiar, existen varios factores que se deben tener en cuenta. Un análisis detallado de las condiciones de cada lugar, permitirá decidir la mejor opción según cada caso particular.

3 claves a tener en cuenta a la hora de elegir una residencia para mayores

Los factores a tomar en cuenta antes de elegir una residencia para mayores son muchos. No obstante, hay algunos elementos claves que pueden resumir muy bien todo lo que se debe considerar:

1. Tipos de servicios prestados

El primer elemento a valorar son los tipos de servicios que ofrece la residencia teniendo en cuenta las necesidades específicas de cada cliente, ya que puede requerir de un cuidado especial que vaya más allá de la atención diaria.

Algunos de los mejores centros residenciales para mayores ofrecen fisioterapia, terapia ocupacional y servicio de medicina y enfermería dentro de las instalaciones.

2. Apariencia de las instalaciones

Jamás debe tomarse la decisión de elegir una residencia para mayores sin haberse tomado el tiempo de visitar sus instalaciones. En un recorrido por los espacios debe analizarse bien la limpieza, el orden y las condiciones, no solo de las instalaciones, sino del mobiliario en general.

En este sentido, la transparencia del personal es importante para determinar realmente las condiciones del lugar. Un visitante interesado debe tener derecho no solo a conocer las áreas comunes, sino también las habitaciones, los baños o incluso la cocina donde se prepara la comida de los residentes.

3. Personal que trabaja en la residencia

Conocer algunos miembros del personal que trata directamente con los residentes permite identificar si son amigables, competentes y si realmente tienen el compromiso de brindar una atención de calidad a cada uno de los clientes.

Una buena manera de analizar el trato hacia los residentes es prestar mucha atención a cómo estos interactúan con el personal encargado de hacer el recorrido. Esto puede dar señales del tipo de relación que tienen y de cómo es la convivencia.

Es igualmente importante conocer al director de la organización y a los médicos tratantes. A final de cuentas, cada uno de los miembros de un hogar para mayores aporta al ambiente general del lugar.

Tomarse el tiempo para analizar a fondo las diferentes opciones y visitar las instalaciones es fundamental para tomar la mejor decisión. Y es que elegir sabiamente da la tranquilidad de saber que el ser querido que se ha mudado a un centro para mayores estará en buenas manos.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre