¿Hasta dónde llega el poder curativo de la marihuana?

4.2
(5)

La marihuana o cannabis es la droga que más se consume en todo el mundo. Según un informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), unas 192 millones de personas la probaron al menos una vez durante el año 2016.

Su legalización en varios países como Uruguay y Canadá ha hecho que el consumo de esta planta, que se cultiva en al menos 135 países, aumente de forma considerable. Las personas incluso las siembran en sus casas, lo que ha a su vez ha hecho que proliferen las tiendas online de marihuana (grow shop) como bobgrow.com, que comercializan todo tipo de productos para el cultivo.

No obstante, un estudio de la Academia Nacional de Medicina de los Estados Unidos asegura que, aun cuando su uso es elevado en la sociedad, todavía se sabe muy poco sobre la marihuana, sobre todo de sus efectos medicinales.

La marihuana medicinal es segura

Mucho se ha debatido en la comunidad científica sobre la eficacia de la marihuana para tratar síntomas asociados a ciertas enfermedades. Mientras eso ocurre, muchos países continúan legalizándola para uso medicinal y hasta recreativo (como Canadá y algunos estados de Estados Unidos).

Tailandia recientemente se convirtió en el primer país asiático en aprobar su utilización para fines medicinales y de investigación. En Uruguay, por ejemplo, una persona puede obtener hasta 480 gramos por año en farmacias, clubes de cannabis y mediante cultivo doméstico o autocultivo.

Siendo la droga de mayor consumo en el mundo, un gran porcentaje por razones medicinales, queda la siguiente duda: ¿qué tan segura es la marihuana medicinal?

Por un lado, un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2017 revela que la marihuana medicinal no tiene efectos negativos sobre la salud y, además, recalca que funciona como paliativo para enfermedades crónicas y como tratamiento alternativo para la epilepsia.

Otra de las preocupaciones que existen alrededor de esta planta y su eficacia para tratar algunas enfermedades es el THC (Tetrahidrocannabinol), el componente psicoactivo del cannabis. Pero la marihuana medicinal no causa adicción, afirma la OMS. Eso ocurre porque las especies usadas para el consumo médico son aquellas con bajas concentraciones de THC y elevado CBD (cannabidiol), un compuesto con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antipsicóticas y relajantes.

Contrarios a la visión de la OMS, los médicos de la Academia Nacional de Medicina consideran que esta droga “sigue siendo un misterio”.

Se sabe que efectivamente tiene eficacia como tratamiento para el dolor, pero se conoce  “muy poco” sobre las dosis, formas de administración o efectos secundarios. Así lo relató el periodista de The New Yorker, Malcolm Gladwell, quien hizo un análisis especial titulado: “¿Es la marihuana tan segura como pensamos?”.

“Es difícil estudiar una sustancia que hasta hace muy poco tiempo ha sido casi universalmente ilegal”, declara el periodista en el escrito.

¿Cura o paliativo?

El Observatorio Español de Cannabis Medicinal dice que “es obvio que el cannabis no es una panacea, pero sí posee propiedades terapéuticas para el tratamiento sintomático de algunas enfermedades”.

Los pacientes con cáncer, por ejemplo, consumen marihuana no solo para aliviar los síntomas de la enfermedad o su impacto en distintas etapas, sino como un agente antitumoral.

Sin embargo, a pesar de que existen reportes anecdóticos que hablan sobre la reducción de propagación y metástasis del cáncer, todavía no existen suficientes estudios científicos que lo corroboren.

Puntúa este contenido

Puntuación: 4.2 / 5. Votos: 5

Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre