domingo, 21 abril 2024 |

Actualizado a las

14:25

h CEST

17.6 C
Madrid

E-commerce: qué es, ventajas y cómo crear uno

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Navegar por internet se ha convertido en una práctica común en nuestros días, por no decir que nuestra vida se ha ligado a la presencia de internet de una manera asombrosa. Desde las televisiones de casa hasta los robots de cocina, muchos de los aparatos que usamos en nuestro día a día cuentan con sistema de conexión a la red para que podamos manejarlos a distancia. Y es que el internet ha venido para facilitar la vida de los ciudadanos, que cada vez encuentran más recursos para su día a día en esta megaplataforma mundial.

Uno de los usos más frecuentes de la red es la compra y venta de productos. Desde las grandes plataformas hasta las pequeñas webs, los internautas acceden a una gama infinita de productos y servicio de comercio electrónico que están a sólo un click de distancia. Nunca antes había sido tan fácil y cómodo hacer la cesta de la compra. Como consecuencia, el concepto de ecommerce crece como la espuma acaparando un sector crucial del mercado internacional. Sin duda, su importancia en el mundo actual es sobrada como para que en este artículo queramos informar a los lectores sobré qué es esta realidad y cómo funciona.

¿Qué es el ecommerce?

El e-commerce (o comercio electrónico en español) es, como su propio nombre indica, un concepto que hace referencia al negocio de la compra y venta de productos o servicios en internet. Por supuesto, tras esta actividad se esconde, como en otros comercios físicos, todo lo relacionado con marketing, distribución, logística, etc. Estamos, entonces, ante una nueva forma del mercado para poner ante los consumidores una nueva oferta y ante un nuevo formato de acceso por parte de los compradores a eso que desean adquirir.

Como referíamos al principio, la compra online se ha convertido en un recurso usado por todos los usuarios, que directa o indirectamente se han servido de esta plataforma para hacerse con algún producto alguna vez. Como se intuye, el e-commerce supone el relevo generacional del negocio convencional y ya ha conseguido que la mayoría de las empresas focalicen buena parte de sus esfuerzos y recursos en el desarrollo de sus propios comercios electrónicos.

Ventajas del e-commerce

La decisión de crear un e-commerce no viene únicamente motivada por la moda de que los consumidores recurran a internet para hacer muchas de sus compras. Este formato de tienda online ha conseguido agrupar en torno a sí una serie de ventajas muy interesantes que no deben pasar desapercibido para quienes tengan en mente montar un negocio online.

Base de clientes ilimitada

Cuando nuestro negocio se incorpora a la red, se está abriendo a un mundo infinito en el que personas de todos los lugares y nacionalidades podrán ver el producto que ofrecemos. En este sentido, el nicho de mercado es teóricamente total, aunque es cierto que hay otros factores que reducen este alcance. Si somos capaces de dar alcance a todos los lugares del mundo, podemos contar con una gama de clientes tan amplia como la propia red.

Disponibilidad total

Un e-commerce no cierra sus puertas en ningún momento del día, ya que la web siempre funciona. Gracias a esto, los clientes podrán entrar a comprar en cualquier momento, por lo que nuestras ventas no se enfrentarán a las limitaciones del horario.

Reducción de costos

Un e-commerce creado desde el principio con la idea de ser un negocio online puede permitirse el lujo de prescindir de ciertos elementos que sí requiere un negocio físico. Un inmueble para oficinas, personal administrativo, materiales de trabajo… Todo eso se reduce al ordenador en un e-commerce, lo que a su vez permite reducir los precios del producto y ser más competitivo que el resto de comercios.

Facilidad de atracción

Hacer campañas publicitarias efectivas con un e-commerce es mucho más fácil que en un negocio físico. El formato digital permite anclar enlaces que llevan directamente al consumidor a la web del negocio, por lo que mostrarle los productos es mucho más sencillo y conseguir que se pare a mirar lo que ofrecemos más frecuente.

Cómo montar un e-commerce

Para quienes se hayan convencido de las posibilidades del e-commerce o ya tuvieran en mente esta apuesta, a continuación daremos algunas nociones sobre qué pasos debemos dar para crear un comercio electrónico rentable.

Obtener dominio propio: el domino es la dirección web que el visitante pincha. Debe representar nuestra marca y, a ser posible, diferenciarnos del resto de la competencia.

Encontrar un proveedor de alojamiento: hacer una búsqueda selectiva de un hosting es fundamental, ya que será el encargado de que nuestra web funcione correctamente y la experiencia del cliente en ella sea satisfactoria. Llegado el momento, podemos pasar al servidor VPS.

Elegir el creador de sitios web: actualmente el atractivo de la web y su funcionalidad son fundamentales. Debemos buscar un creador que nos ofrezca lo que buscamos y no una copia de otras plataformas.

Después de estos tres pasos, el trabajo tendremos que centrarlo en diseñar una estrategia de lanzamiento y en ubicar cada producto en las páginas oportunas de la web. Si la web es intuitiva, tenemos un 50 % del trabajo de venta hecho.

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Cinco Noticias / Dinero / E-commerce: qué es, ventajas y cómo crear uno

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre