La doble vida que llevó al actor Bob Crane a morir de forma misteriosa

3.9
(11)

La muerte en sospechosas circunstancias del recordado “Coronel Hogan”, Bob Crane, es uno de los misterios sin resolver de Hollywood. Descubre los secretos de la doble vida de este conocido actor y su trágico final…

El actor Bob Crane, el eterno “Coronel Hogan” de Hollywood, tuvo una vida marcada por los excesos que suelen terminar con la vida de las luminarias de la más grande industria del entretenimiento.

A continuación, repasamos su corta pero fructífera vida como comediante y personalidad de la radio, así como su muerte aún no resuelta…

Bob Crane: los comienzos de su exitosa carrera

Bob Crane nació en 1928 en la ciudad de Conneticut, Estados Unidos. Era el menor de una familia con dos hijos.

Descrito por sus familiares como una persona con una comicidad nata, Crane se ve motivado a perseguir una carrera en los medios de comunicación.

A los 22 años debuta en la radio con un programa conducido por él. Al poco tiempo, llegó a ser conocido en los Ángeles como el “Rey de la Sintonía”.

Ello le ganó tal fama y reconocimiento, que llegó a tener a estrellas como Frank Sinatra y Marilyn Monroe como invitados en su programa. 

Sus primeras apariciones en televisión

El éxito alcanzado como locutor le valió a Crane la atención de los ejecutivos de la cadena de televisión CBS, que le ofreció al ingenioso locutor sus primeras apariciones en la televisión.

Pero su papel protagonista más importante llegó con la comedia Los Héroes de Hogan, serie con la que sería reconocido por el público como “El Coronel Hogan”. La serie llegó a ser muy exitosa, impulsando la carrera de Crane a la lista A de Hollywood.

Bob Crane y John Banner
Foto de Bob Crane como Coronel Hogan y John Banner como Sargento Schultz del programa de televisión Hogan’s Heroes. (Wikimedia Commons)

Hasta ese entonces, la vida personal de Crane lucía, en apariencia, tan exitosa como su vida profesional.

Casado con su novia de la secundaria, Ann Terzian, Crane experimentó la vida dentro de una familia perfecta, con un matrimonio estable de tres hijos. Hasta que la fama comenzó a hacer estragos…

La adicción al sexo y el declive de su carrera

Con el éxito y la fama, llegó el desenfreno de Hollywood y Crane lo experimentó a sus anchas.

Un creciente morbo por el sexo llevó al actor a pasar hasta días enteros en clubs de strippers, sin restricciones de ningún tipo. La pornografía también era complemento de su voraz adicción al sexo.

En el momento más álgido de su carrera y de su adicciónconoce a John Carpenter, un profesional de los audiovisuales que terminó por empeorar la perversión de Crane.

Cynthia Lynn y Bob Crane
Foto de Cynthia Lynn como Fräulein Helga y Bob Crane como Coronel Hogan del programa de televisión Hogan’s Heroes. (Wikimedia Commons)

Con la ayuda de Carpenter, Crane comienza a experimentar con orgías y videocámaras ocultas, que resultaron en grabaciones sin consentimiento de las mujeres que participaban de sus actos sexuales.

Todo ello originó el fin de su matrimonio y el de la exitosa serie, después de 168 capítulos.

La lujuria que llevó al actor Bob Crane a la muerte

Después de que Los Héroes de Hogan fuese cancelado, Crane intentó, sin éxito alguno, reconstruir su carrera como actor, participando en distintas series.

En el terreno personal, pese a sus problemas de adicción, pudo casarse en una segunda oportunidad con la actriz Patti Olsen, con quien tuvo otro hijo.

Pero ni la ilusión de una segunda oportunidad en el terreno sentimental pudo rescatar a Crane de un destino fatídico que se veía muy cercano.

Fue el 29 de junio de 1978 cuando se encontró el cuerpo sin vida de Crane en una habitación de un hotel en Arizona. Había fallecido a los 49 años de edad.

Tumba de Bob Crane
Tumba de Bob Crane en el Westwood Village Memorial Park Cemetery, en Brentwood, California (Meribona / Wikimedia Commons)

De acuerdo al reporte forense, Crane habría sufrido dos golpes en la cabeza.

Las pesquisas policiales dieron como conclusión que estos golpes pudieron haber sido propinados por el trípode que él y su amigo Carpenter usaban para grabar sus encuentros íntimos con diferentes mujeres.

Siendo Carpenter el principal sospechoso, nunca se hallaron suficientes argumentos en su contra, por lo que no se presentaron cargos contra él y, al tiempo, el caso terminó cerrado sin una sentencia. Se convirtió así en otra de las muertes sin resolver en Hollywood.

Puntúa este contenido

Puntuación: 3.9 / 5. Votos: 11

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre