Ocio sí, sedentarismo no. Aprende a divertirte mientras cuidas tu salud

5
(3)

Es por todo el mundo conocida la importancia de hacer deporte y ejercitarse, lo cual es una de las formas más eficaces de cuidar la salud y llevar un estilo de vida sana. Pero esta importancia es aún mayor en niños y adolescentes, que tienen la necesidad de moverse, jugar y quemar calorías con actividades físicas de todo tipo.

Los más jóvenes deben practicar deporte de manera regular, para así incrementar el gasto calórico diario y lograr un equilibrio energético que, además, les hará evitar el sobrepeso y la obesidad. Un problema, por desgracia, demasiado presente en nuestro país.

El IMEO recomienda el ejercicio físico frente al ocio sedentario

Del mismo modo, según los expertos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), la familia tiene que involucrarse y priorizar las actividades deportivas frente al ocio sedentario. Esto incluye las épocas de vacaciones, obviamente. Y una buena forma de hacerlo es realizando ejercicio con bicicleta, algo que está al alcance de todo el mundo ya que si no se tiene dinero para ello, Moneyman tiene préstamos online que permiten comprar una.

deporte en familia
Familia practicando esquí acuático.

En relación a esto, han recomendado aprovechar algunas actividades del día a día para aumentar el tiempo de actividad física. Se aconseja por ejemplo ir y volver al colegio caminando a ritmo medio rápido, acompañar a los mayores cuando van a hacer la compra, subir las escaleras, pasear al perro o sacar la basura.

Por su parte, los más pequeños deben jugar a juegos en los que tengan que moverse y que se hagan al aire libre: bailar con un hula hoop (aro), saltar la cuerda, pilla-pilla, patinar sobre hielo o ruedas y montar en bicicleta, tal como indicábamos antes. En cambio para escolares y adolescentes es mejor hacer ejercicio físico moderado o intenso al menos durante sesenta minutos, haciendo algún deporte extraescolar dos días a la semana, como baile, natación, artes marciales, baloncesto o fútbol.

Así, además de quemar calorías, mejoran el control, equilibro y postura corporal, fortalecen piernas, brazos y abdomen, incrementan la resistencia, ganan flexibilidad y desde edades tempranas conocen los beneficios que el ejercicio físico tiene para la salud.

Niños jugando al fútbol
Niños jugando al fútbol. (Pixabay)

Los jóvenes pueden utilizar el móvil, pero sus padres deben guiarles

Desde el propio IMEO señalan que: “Es sumamente importante que los padres sepan guiar adecuadamente a sus hijos en el uso de los dispositivos móviles y la tecnología, orientándoles tanto en los contenidos de la red, como en la forma de consumirlos y aprovechando el recurso que pueden ofrecer algunos programas de televisión especializados o videojuegos didácticos con el fin de enriquecer la interacción familiar en torno a los mismos”.

En último lugar, los expertos señalan que el ejercicio físico es beneficioso también a nivel psicológico a cualquier edad, incrementando la segregación de endorfinas y además, favorece la descarga de adrenalina y energía después de pasar entre cinco y ocho horas en clase de forma sedentaria.

Tanto los juegos de mesa como las actividades en familia potencian la comunicación entre sus miembros, hacen más fácil el acceso de los progenitores a las emociones de los menores, y aumenta la confianza a la hora de compartir inquietudes y dificultades de cara al futuro.





Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 3

Miguel Medina

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre