«Descubridor de América»: cómo un título llega sin jamás ser buscado

3
(10)

No cabe duda de que, sin considerar el probable primer arribo realizado por los vikingos en el siglo X, aunque sin evidencias de contacto, los primeros humanos en tocar tierras americanas fueron los españoles, y todo sucedió debido a un error.

Ese cálculo que hizo Cristóbal Colón que le hizo creer que había llegado a “Las Indias” se basó en mapas donde no aparecía América (1490) y, como ya se sabía que La Tierra era redonda, él juraba que yéndose por occidente llegaría más rápido a Las Indias que yéndose por oriente.

Él calculó, con sus métodos y los mapas marítimos que elaboraba, que la distancia entre España y Las Indias sería de unos 5.000 kilómetros si se iba por occidente, cuando realmente esa distancia es de 19.000 kilómetros aproximadamente.

Mapamundi de Henricus Martellus Germanus
Mapamundi de Henricus Martellus Germanus, de alrededor de 1490, en el que no aparece el continente americano. (Biblioteca Britanica)

Además, Cristóbal Colón no contaba con que había todo un continente de por medio en su planificada vía, situado a una distancia de alrededor de 6.500 kilómetros medidos desde donde él estaba.

Una carabela podía recorrer de 100 a 130 kilómetros al día y, por eso, cuando tocó tierra en ese primer viaje, juraba que había llegado a su destino, según sus cálculos: Las Indias.

Este “pequeño” error le cambió la historia al mundo. Cuando Colón se dio cuenta de que estaba equivocado, comenzó, entre emocionado y preocupado, a enviarle mensajes a la reina Isabel La Católica de España diciendo que no había llegado a Las Indias sino a unas tierras nuevas.

Al paso de los años, los historiadores decidieron cerrar la Edad Media con este error, el cual derivó nada menos que en el descubrimiento del Nuevo Mundo. Desde ese año, y tras tan significativo acontecimiento, comenzó a desarrollarse la Edad Moderna.

Debido a esta inesperada consecuencia Cristóbal Colón se dio el lujo de inaugurar una nueva era para la historia Occidental y, ya en ella, comenzar a lucir su título más magnánimo, ese que obtuvo cuando nunca jamás se lo esperaba: el de descubridor de América.

Puntúa este contenido

Puntuación: 3 / 5. Votos: 10

José Durabio Moros
Ingeniero civil y locutor. Mis pasiones son narrar, escribir y cantar.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre