El crecimiento del crédito bancario es 5 veces mayor que el del PIB

0
(0)

De acuerdo con las cifras emitidas a finales de 2016, el crédito otorgado por la banca comercial con destino al sector privado en países emergentes como México creció de manera importante respecto a las mismas fechas de 2015.

Por ejemplo, en noviembre el crecimiento de la financiación fue de 12,4% respecto al mismo mes del año anterior, mientras que en diciembre ese valor se ubicó en 10,6%, alcanzando la impresionante cifra de 3,8 billones de pesos.

La actividad empresarial impulsa el crecimiento

La tendencia al crecimiento del crédito tiene base en la confianza que se ha generado en todos los niveles del mercado.

El crédito a las empresas y personas físicas con actividad empresarial fue el que obtuvo mayor crecimiento en porcentaje, alcanzando el 13,5% y un saldo mayor a 2 billones de pesos.

No obstante otros sectores no se quedan atrás: el crédito al consumo creció en 8.5% en diciembre para alcanzar los 918,000 millones de pesos, mientras que el crédito a la vivienda ganó 6.6% y repuntó hasta los 705,000 millones. El crédito a intermediarios financieros no bancarios creció un 8.7%.

Con respecto al crédito vigente de la banca al sector privado, que no incluye la cartera vencida, el saldo total fue de 3,6 billones de pesos, para un crecimiento interanual del 11,5%.

El comportamiento de la banca puertas adentro no fue distinto, con alza en todos los productos que manejan: las tarjetas de crédito subieron 5,8% su presencia como generadoras de crédito, la nómina 9,5%, los créditos personales 10,5% y el crédito destinado a bienes de consumo duradero, 17,3%. La adquisición de vivienda registro un aumento del 7.1% anual.

El crédito sin nómina apuntala el alza

Un factor muy importante para el crecimiento de las cifras de crédito y de la cartera de clientes es el de los prestamos sin nómina, modalidad de crédito que ha permitido el acceso a los beneficios de la financiación a cientos de miles de personas que no cumplen con los requisitos comúnmente exigidos por la banca comercial.

Se trata de un arreglo en el que instituciones fungen como intermediarias entre la banca y los clientes, ofreciendo pequeños y medianos préstamos a quienes no tienen nómina fija o no pueden acceder al sistema bancario por diversas razones.

El modelo está en auge y ofrece las cifras más altas de crecimiento, especialmente porque permite a pequeños empresarios obtener sumas fáciles de reponer pero que pueden hacer la diferencia entre tener stock a tiempo o no.

También es la opción por la que han optado artesanos que procuran hacer crecer sus talleres y posibilidades de desarrollo, lo mismo que muchos particulares agobiados por alguna emergencia, que obtienen efectivo de manera expedita y en condiciones ventajosas.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

1 Comentario

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre