5 cosas a tener en cuenta al realizar una traducción

3
(4)

Las traducciones son un punto muy importante a tener en cuenta en el mundo globalizado de hoy en día. Es por eso que queremos mostrar 5 cosas a tener en cuenta al hacer una traducción, sobre todo, si es con fines académicos...

Las traducciones son un punto muy importante a tener en cuenta en el mundo globalizado de hoy en día. Es por eso que deseamos mostrar 5 cosas a tener en cuenta al momento de hacer una traducción, sobre todo, si es con fines académicos.

Esta es una práctica que se remonta a Mesopotamia, Anatolia y Egipto. Es más, las primeras versiones de las traducciones tienen más de 2.000 años de antigüedad y han ido evolucionando hasta convertirse en los procesos modernos y complejos de la actualidad.

Vamos a presentar atajos o pequeños detalles que proporcionarán facilidades para encontrar sentido en las traducciones, y para mejorar la calidad de las mismas.

1. No traduzcas literal

Las traducciones, en cualquier idioma que se realicen, deben hacerse con criterio dado que no muchas de las palabras en cierto lenguaje tienen conexiones directas con otro, es muy probable que, si se llega a traducir de manera literal, no tenga sentido la oración.

Por lo tanto, tener la capacidad de interpretar y hallar un sentido acorde al contexto del documento es esencial para cualquier persona que busque traducir un texto.

2. Utiliza términos adecuados

Es muy común observar que al momento de leer un texto traducido de otro documento hay palabras que no tienen que ver con el contexto del mismo, e incluso no tienen coherencia.

No es lo mismo un documento casual, a un texto académico. Por lo tanto, se deben usar las palabras adecuadas para mantener la cohesión textual. Y si se tienen dificultades para lograr una traducción adecuada, se tienen servicios de traducción académica que no son tan costosos y son capaces de ofrecer un gran trabajo final.

3. Usa más de un diccionario o traductor

En internet hay muchas páginas capaces de traducir textos o documentos enteros si se quiere. Es más, Google tiene su propio traductor dedicado. Pero no por ello sus resultados son los mejores.

Siempre es recomendable revisar varias herramientas para lograr el resultado más preciso posible. Y en muchos casos, el mejor amigo para traducir es un diccionario, el cual tendrá todas las palabras necesarias para que se pueda realizar una traducción profesional y correcta del texto.

4. Revisa el contexto del documento que traduces

Este punto es muy importante ya que, si el documento que se traduce es para una universidad o un empleo, puede asegurar el “aprobado” y el “contratado”. Por el contrario, si se no se entiende lo que significa, hay que tener por seguro que las cosas no irán tan bien.

El contexto, es el conjunto de cosas que le dan significado a una situación y que sin las cuales no se puede llegar a comprender.

Por este motivo, al traducir un texto puede presentarse una pérdida de contexto debido a las palabras, mayormente debido a la interpretación. Es por ello, que se deben utilizar los significados precisos dependiendo del contexto del documento.

Esta situación es muy común en el idioma inglés, por ejemplo, cuando se quiere traducir al español o viceversa. Tomando este ejercicio, se puede decir que: Papá es Father en inglés; Papa (alimento) se traduce como Potato. Pero al mismo tiempo, Papa (líder religioso) se traduce como Pope.

Las personas con poca experiencia o incluso por apresurarse al traducir pueden equivocarse con estas simples palabras y escribir Pope cuando es Potato o vice versa.

5. Conoce los modismos

Por último, y no menos importante, está el punto de los modismos.

Este aspecto tiene relevancia en la cohesión del texto. Puesto que, en muchas ocasiones, por no decir la mayoría, los textos casuales de noticias no especializadas o cualquier documento no académico o de trabajo, pueden venir con modismos.

Primero, el modismo se refiere a la jerga usada por las personas de una localidad o país. Es característicos de esa zona y no tiene una traducción de manera literal.

Por ejemplo,”To hit the books” literalmente se traduce como “golpear los libros”, pero en realidad significa tener que estudiar.

Esto sucede con todos los idiomas. Por tal motivo, es necesario conocer estas jergas para evitar entrar en malos entendidos y realizar malas traducciones.





Puntúa este contenido

Puntuación: 3 / 5. Votos: 4

Miguel Medina

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre