El convertidor de letras destaca tu perfil en redes sociales

0
(0)

Más de media humanidad usa redes sociales y la competencia entre quienes quieren destacar es feroz. Por esto, es necesaria una formación continuada y utilizar algunos trucos y herramientas que sean originales y nos permitan distinguirnos de los demás, trucos y herramientas como un convertidor de letras, que haga nuestro perfil visualmente atractivo y con personalidad propia.

El convertidor de letras destaca tu perfil en redes sociales. Los expertos recomiendan utilizarlo para que tu nombre se distinga de los demás. El convertidor de letras (o conversor de letras) es una herramienta en línea, que permite transformar la tipografía de tus textos con diseños más atractivos o llamativos. Porque de esto se trata: de llamar la atención y sobresalir de entre la inmensa multitud de perfiles que existen.

Con el convertidor o conversor de letras, las posibilidades de la apariencia de los textos son casi infinitas. Las palabras pueden estar en cursiva, en negrita, en letra normal, extendidas, comprimidas, con bordes, sin ellos, con relleno, sin relleno, con emoticonos y con otros efectos especiales (reflejos, sombras, distorsiones, gifs animados…)

Un buen convertidor de letras, o conversor de letras, es una aplicación online que presenta un sinfín de posibilidades sobre el aspecto del texto que quieres destacar, sea éste simplemente tu nombre, tu marca, tu servicio o el nombre de tu empresa.

También es muy útil para tu perfil personal, con el que compartes opiniones, ideas y experiencias, sin ninguna pretensión lucrativa, pero sí la de tener la satisfacción de llevar una especie de diario, o bitácora en forma de blog o página personal, a la vista de quien tú quieras que pueda leerlo.

Cómo funciona el conversor de letras, tipografías y fuentes

Un buen convertidor de letras puede transformar textos en letras muy estéticas, poco comunes, cursivas, góticas y otros estilos. Basta con escribir el texto en un cuadro, y automáticamente, se crean diferentes tipos de fuentes, totalmente diferentes y únicas.

Si ninguna de estas fuentes es exactamente lo que busca el usuario, éste puede hacer clic en un botón para cargar más fuentes y se mostrarán más estilos diferentes. Una vez obtenido el tipo de letra deseado, sólo hay que copiar y pegar.

Un buen convertidor o conversor de letras tiene en cuenta dónde va a aparecer el texto: hay tipos especialmente diseñados para Whatsapp, para Twitter, para Tumblr, para Nick, para Instagram, Facebook o para cualquier red social.

Los trucos para sobresalir

Las cifras que se manejan sobre el uso de las redes sociales en el mundo son mareantes. De ahí que también sea conveniente seguir algunos consejos.

Mensaje. Tienes que emitir un mensaje o serie de mensajes inequívocos y coherentes. Si tu contenido o contenidos es contradictorio, no será creíble. Piensa muy bien lo que quieres decir antes de decirlo.

Público objetivo. Debes de tener claro a quién o a quiénes quieres dirigirte: el perfil de las personas a las que quieres impactar con tu contenido y que éste sea útil para dicho colectivo.

Feedback e interactividad. Tu perfil debe de interactuar con tu público. Recibe el feedback o respuesta que tus lectores den a tu contenido. Provoca su reacción y facilita que intervengan, que sean proactivos. Haz encuestas. Interpela al lector. Que tu contenido genere nuevo contenido, que emane del colectivo que lo recibe. La respuesta será, generalmente, enriquecedora, incluso en el caso de que se produzca un debate. O precisamente porque se produce dicho debate.

Críticas y autocrítica. No estás en posesión de la verdad absoluta. Se humilde. Huye de los juicios categóricos y admite que algún lector te discuta una idea o una opinión. Debes de admitir la crítica cuando es constructiva, y tomar nota de la destructiva porque incluso de ésta pues sacar conclusiones enriquecedoras. Y sé autocrítico, poniendo en tela de juicio todos los aspectos, incluso aquellos en los que te sientas más fuerte, porque en todo se puede mejorar. El afán de superación es el único camino para la superación misma.

Planificación

Planificación temporal de publicaciones. Debes de ser regular en tus actualizaciones. La frecuencia con la que renueves tus mensajes depende de tus posibilidades de dedicación, pero has de ser realista. Es contraproducente empezar con mucho ímpetu, renovando contenidos todos los días, para luego decaer en una frecuencia menor. Es preferible empezar de menos a más, o con un promedio realista que te permita mantenerlo con el paso del tiempo. Acostumbra a tus seguidores a esa frecuencia y, a ser posible, a los mismos días e incluso a las mismas horas en las que realices dichas actualizaciones.

Cada día y cada red social son propicios para ciertos temas. Publicar en lunes contenidos relacionados con el deporte favorece su seguimiento; en martes, miércoles y jueves es mejor un contenido corporativo, económico o financiero. Jueves y viernes son proclives también al ocio, la cultura y el tiempo libre. Sábado y domingo tendrán más o menos actividad en función de la época del año, pero siempre tienen más aceptación los contenidos relacionados con el entretenimiento, los hobbies, la actividad deportiva…

Incluso dentro de un mismo día, las redes sociales se van comportando de una manera diferente. Por ejemplo: Twitter es más activo los miércoles a primera hora de la mañana, a última hora de la mañana y a media tarde. Facebook alcanza más actividad los viernes, etc… Conviene saber cuáles son sus horas “cumbre” para actualizar justo en esos momentos. Tus contenidos así obtendrán mayor repercusión.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre