Cómo tomar el control de tus finanzas personales

0
(0)

La Navidad es una época de reencuentro y celebración, pero también puede convertirse en un suplicio para nuestros bolsillos. Es la temporada de mayor consumo del año y la época en la que más se tira de tarjeta de crédito. Luego llega la cuesta de enero y, si no hemos tenido una previsión de ahorro, para muchas familias empiezan los problemas: impagos, recibos retrasados, etc.

Para evitar esas situaciones, es preciso tomar un control de las finanzas personales antes de que lleguen los momentos de mayor gasto. Es la única manera de evitar impagos y de tener una economía familiar saneada. Aunque las empresas de cobros como Intrum dan facilidades para realizar los pagos, es mejor tomar las riendas de la economía cuanto antes. ¿Cómo hacerlo?

Empresas de gestión de deuda, un aliado

Cuando las deudas se acumulan, las empresas suelen acudir a compañías de gestión de cobros para que entren en comunicación con los clientes. Estas entidades son las encargadas de reclamar los impagos y evitan a las empresas la incomodidad de ir persiguiendo a sus clientes para que cumplan con sus compromisos.

Recibir una llamada de estas empresas no ha de significar un incordio. En muchos casos, son la solución a los problemas. Intrum, por ejemplo, gestiona la deuda adquirida con tarjetas de crédito, compañías de telecomunicaciones, bancos, empresas de préstamo y proveedores de servicios. El deudor puede establecer un plan de pagos a medida para que saldar las deudas pendientes resulte más llevadero. El objetivo es establecer un diálogo con las partes para intentar resolver el conflicto y liberar al ciudadano de su deuda.

Análisis global de la situación

Para empezar a resolver los problemas económicos lo primero es conocer al detalle el estado general de cuentas. Muchas personas no saben lo que deben y desconocen la realidad de su economía familiar. En la actualidad, controlar las cuentas es muy fácil gracias a la banca online. Allí se detallan ingresos y gastos y el saldo en las tarjetas de crédito; además, también es posible fraccionar pagos. Lo importante es tener una idea diáfana de la situación para poder actuar en consecuencia.

Presupuestos semanales

El control del gasto empieza por la elaboración de un presupuesto  para gastos. Es necesario sumar todos los ingresos y restar los gastos fijos que soporta la familia (vivienda, suministros, colegios, transportes, etc.) El dinero sobrante será el que se destine a compras y ahorro. En importante fijarse un límite de gasto semanal y no extralimitarse. Para ello, la mejor recomendación es ir a la compra con una lista bien elaborada y ceñirse a ella el máximo.

Cuidado con los pagos con tarjeta

“Tirar de Visa” es un peligro para la contabilidad familiar. El hecho de que los gastos se descuenten una vez al mes permite jugar con el presupuesto, pero es importante llevar un control exhaustivo de los importes. De lo contrario, el día que se realice el cargo de las tarjetas podemos encontrarnos con sorpresas.

Apps para controlar el gasto

El control del gasto no tiene por qué ser aburrido. En la actualidad hay aplicaciones de móvil que facilitan la cuestión de forma fácil y amena. Es una forma de llevar una economía saneada sin necesidad de invertir tiempo ni esfuerzos.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre