Consejos para escoger la laptop ideal según las necesidades del usuario

0
(0)

La elección de una buena laptop, competente con las exigencias de hoy y coherente con las necesidades personales y profesionales del usuario no es tarea fácil. Existen ciertos detalles y componentes de una computadora que deben tenerse en cuenta para determinar su utilidad. Más allá de su diseño, que siempre es un valor en alza, los criterios para escoger la laptop ideal están inseparablemente a su futuro usuario...

Una decisión casi trascendental

El momento de escoger una nueva laptop es tan importante y exige tantas decisiones objetivas como casi un matrimonio. Aunque en tiempos de crisis su elección esté sujeta a un justificable criterio económico, la adquisición de un ordenador portátil conlleva una inversión relativamente importante dependiendo del destino de su uso. Por ello, cabe entender en profundidad las prestaciones que ofrece cada modelo, así como su coherencia para con su aplicación tanto al ciclo escolar, como a la jornada de trabajo. Sea como sea, no está de más informarse bien antes de adquirir esa deseada laptop que cumpla con las expectativas y rinda de forma óptima en la labor.

Aunque muchas de las listas de las mejores laptops se rijan por sus ventas, a menudo dicho resultado se debe más al diseño de la máquina que a su rendimiento. Pese a que los MacBook de Apple sean un delicado ejemplo, dado que su impecable diseño se compenetra perfectamente con sus prestaciones, la revista LapTopMagazine sitúa HP en la cima de su ranquin. Yendo más allá, en esta lista puedes encontrar excelentes recomendaciones de laptops para trabajar o programar de acuerdo a tus presupuestos y necesidades. No obstante, y, antes de nada, es preciso revisar ciertos criterios concernientes a las laptops y sus componentes para elegir la marca idónea.

Es posible que muchos de dichos componentes se escapen a nuestro conocimiento, dado que la experiencia mayoritaria de un individuo frente a su ordenador no suele sobrepasar la de un usuario promedio. A grandes rasgos, el criterio podría dividirse en tres estadios diferenciados de elección, a saber: su sistema operativo, la pantalla y las especificaciones técnicas. Otros elementos contribuyen a la alta o baja calidad de una laptop, pero estos tres pilares, aunque no siempre combinables, son un buen sistema de elección para ceñir la búsqueda a las necesidades de cada usuario en concreto. Desde los matices y el material de la pantalla, a la memoria RAM y la placa base.

Los pilares de calidad en una laptop

Posiblemente, lo que más llama la atención de una laptop, junto a su diseño, es la calidad de la pantalla. Con una gran presencia de inputs visuales en el acceso a todo tipo de entretenimiento que confiere Internet, incluso un usuario de poco calibre exige una calidad de imagen impecable. En esa línea, la popular marca ASUS es altamente recomendada y utilizada en Asia y está creciendo también en América y Europa. Su auge es sobre todo debido a sus modelos de media y alta gama, con grandes y útiles prestaciones para gamers y videojuegos. Una tendencia en computadoras ya muy extendida y que, además de buena pantalla, requiere de un mejor procesamiento.

Pero la piedra angular de las capacidades de una laptop reside en la placa base y todo cuanto admite y almacena. En esencia, la placa base determina la arquitectura interna del equipo, es decir, calibrando las distintas capacidades y velocidades que permitirá en su conjunto. Entre ellos, la tarjeta gráfica, responsable del procesamiento de los datos del ordenador para transformarlos en lo que vemos en pantalla, y la memoria RAM, encargada de agilizar la velocidad de lectura y escritura de la laptop. Un binomio a tener en cuenta, dado que de ello dependen tanto la calidad de imagen como la capacidad con la que el ordenador es capaz de procesar dicha imagen.  

Por último, el sistema operativo es otro de los factores que caracterizan el desempeño y la funcionalidad de nuestra laptop. Se trata del software mediante el que se ejecutan las órdenes en un ordenador y, por lo tanto, es la plataforma que admite el uso del resto de programas, desde escuchar música hasta acceder a Internet. Con ello, no se rige bajo el mismo diseño ni funcionamiento un sistema operativo Windows, que un Linux o un macOS de Apple. Cada uno tiene sus propias preferencias, cuya debida valoración depende del uso que el usuario dará a su laptop. Y es a partir de aquí donde podemos esbozar un mejor criterio de elección.

Más allá de todo, atender al propio gusto

Mientras que el sistema operativo macOS está pensado para ser más ergonómico e intuitivo para el usuario, Linux está más centrado en programadores, con lo que Windows, por su antigüedad y adherencia al público, es el más común y al que, quizás, más acostumbrado está el usuario promedio. Del mismo modo, cabe recalcar que, cuanto a los elementos técnicos anteriormente comentados, un diseñador gráfico mantendrá unos requisitos distintos a los de un usuario corriente, cuyo ordenador se centra en el ocio y algunos pocos trabajos de índole escolar. Asimismo, abordando las diferencias de precios, será más asequible para un alumno escoger una laptop de una marca más modesta, que no una firma gigante y cara de la que no sacará partido.

No obstante, y los estigmas y valores preestablecidos de muchas marcas populares, lo cierto es que la tecnología avanza incesantemente y la calidad de las laptops, en su variado conjunto, compite muy de cerca en el mercado. La lucha por alcanzar mejores puestos en los ránquines ha favorecido que las marcas trasciendan sus anteriores límites en pos de máquinas más potentes. Tanto, que la capacidad de una laptop de la media goza ya de un rendimiento al que ni siquiera recurre el usuario. Pese a todo, sí es fundamental para el desempeño de una tarea académica o de una labor profesional sopesar detenidamente todas las opciones. Aunque al final, y aun todo cuanto ofrezcan, su elección se base en su diseño.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina
Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…