6 consejos fáciles para dormir adecuadamente

5
(1)

Dormir es fundamental para la salud del ser humano, pero para algunos, conciliar el sueño constituye un verdadero problema. Sin embargo, existen algunos consejos muy sencillos que pueden ser de gran ayuda para conseguir ese descanso reponedor tan necesario para estar concentrados y productivos durante el día.

El sueño es un proceso vital del ser humano tan importante como comer. Lograr un sueño plácido depende de muchos factores, desde el estado de salud de la persona hasta la ropa de cama que se esté utilizando.  En este artículo te hablaremos de algunos elementos determinantes para conciliar el sueño fácilmente y obtener un descanso profundo y reparador.

La ropa de cama

Las sábanas, cobijas, edredones y ropa de cama en general pueden estar elaborados en una gran variedad de tejidos, fibras, tamaños, estilos y colores. Una tela que nos resulte agradable es un factor importante, ya sea de algodón o poliéster, debemos sentirnos cómodos a la hora de dormir. En ropadecama.com.es puedes ver todas las posibilidades que ofrece el mercado.

La higiene también se debe tener en cuenta. La ropa de cama debe ser cambiada por lo menos una vez en semana. Una tela agradable y limpia puede ayudar en gran medida a conciliar el sueño.  Las personas alérgicas deben considerar usar detergentes hipoalergénicos para lavar su ropa de cama.

La cama

La cama es un factor determinante. Pasamos al menos ocho horas diarias en la cama, es por eso que tener un colchón adecuado, que nos ofrezca el soporte que necesitamos, es de vital importancia. Cada persona tiene su colchón perfecto que dependerá de sus particularidades y condiciones físicas, aunque existen factores como estatura y peso que siempre se deben tener en cuenta. Cuanto más elevados sean estos factores más firme debe ser el colchón. La postura también es importante, a cada individuo  le conviene una determinada firmeza de acuerdo a estos datos.

La habitación

La temperatura es decisiva a la hora de dormir. Se considera que una temperatura ideal puede estar entre los 18 y 22 grados, de preferencia que no supere los 24 grados. Igualmente, temperaturas inferiores a los 12 grados pueden provocar que no se concilie el sueño con facilidad o incluso interrumpirlo.

El orden y la limpieza de la habitación también son elementos que nos proporcionan un estado emocional de tranquilidad, muy necesario para relajarnos especialmente a la hora de dormir. Un entorno oscuro, fresco y silencioso es el ideal para lograr el ambiente que necesitamos.

Las comidas antes de dormir

Comer en exceso antes de dormir puede impedir que descansemos de forma adecuada. Se recomienda tomar los alimentos dos horas antes de dormir e ingerir una dieta liviana de fácil digestión. Tampoco es recomendable acostarse con hambre pues esto puede ser causa de desvelo e incomodidad. El café y otras bebidas estimulantes no se deben tomar de noche, sin embargo, existen algunos tipos de té que favorecen el sueño.

Dormir durante el día

Las siestas muy prolongadas pueden evitar que en la noche sintamos sueño. Si es una costumbre tomar un descanso durante el día es recomendable regular el tiempo, de manera que no interfiera con nuestro horario habitual de irnos a la cama en la noche.

El estrés y las preocupaciones

El estrés laboral y las preocupaciones diarias son las razones más frecuentes de insomnio. Para esto es aconsejable realizar prácticas de respiración y meditación. El ejercicio físico durante el día también puede ayudar mucho, quizás una caminata al aire libre al atardecer o una clase de yoga sea suficiente para bajar la tensión del día.

Darse un baño antes de ir a dormir y seguir una rutina diaria que te predisponga mentalmente son trucos muy efectivos. También es importante fijar un horario para cenar, acostarse y despertarse, de manera de crear un hábito. 

Dormir bien es muy importante para el bienestar y salud de los seres humanos, a pesar de las dificultades que se puedan tener, estos trucos al alcance de todos favorecen mucho el proceso, una alimentación adecuada, hacer ejercicio, controlar el estrés y las preocupaciones diarias y una cama confortable son factores determinantes para conseguir ese descanso deseado.

Puntúa este contenido

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre