5 consejos para conservar tu vestido de novia durante un viaje

Muchas novias deben trasladarse para dar el sí y llevar el vestido en el coche o avión suele ser un motivo de preocupación. Aquí, algunos tips infalibles para que el vestido llegue radiante al momento más esperado.

No todas las mujeres encuentran a su príncipe azul a la vuelta de la esquina y por lo tanto, para el momento de la boda deben trasladarse y llevar el objeto más preciado de la ceremonia: el vestido nupcial. Luego de soñarlo durante años, consultar miles de revistas y sitios web y encontrar una opción económica y bonita que se adapte al gusto personal, nadie quiere arriesgar ese vestido por un viaje.

Por ello, aquí te brindamos algunos consejos para que el vestido llegue al momento de la ceremonia en excelentes condiciones. Cuanto mejor organices el traslado, menos daños sufrirá el vestido.

1. Anticipa los preparativos con la suficiente antelación

No te pierdas…

Aaron Paul enseña su lujosa casa diseñada por él mismo en un impresionante paraíso natural

Aaron Paul y su esposa Lauren abren las puertas de su espectacular nueva casa en Idaho, donde el actor y su familia viven desde hace tan solo seis meses. Concebida y ejecutada desde cero por Aaron, junto con el diseñador de interiores Jake Arnold y Pearson Design Group, la residencia es un auténtico paraíso de madera y piedra hecho a medida y totalmente personalizado, donde se evocan los recuerdos de la infancia del actor. Una chimenea acogedora es el escenario perfecto para una partida matutina de backgammon con el sonido de…

¿Quién es quién? 20 famosos casi idénticos que no son parientes

Existen muchos personajes famosos que son clavados entre sí. Echa un vistazo a este listado de famosos casi idénticos porque, sin duda, te va a sorprender.

Datos curiosos del 911, el sistema de emergencias norteamericano

Los operadores del 911 atienden un volumen de hasta 500 llamadas al día, enfrentándose a situaciones increíbles que requieren de mucha paciencia…

Las partidas improvisadas y una maleta hecha en 10 minutos están bien para un viaje normal, pero no para el que te lleva a tu boda. Sobre todo porque hay que anticipar las condiciones en que trasladaremos el vestido. 

Con tiempo, puedes consultar al fabricante o modista sobre las características especiales de las telas para su mejor transporte, comprar un portatrajes adecuado, ver cuánto espacio disponible habrá en el coche o tren en el que viajes, dedicar el tiempo adecuado a doblarlo y empacarlo, etc. Todos esos detalles requieren tomar decisiones y hacer consultar, y ninguna acción hecha con prisa puede dar buenos resultados

2. Si vas en avión, nunca factures el vestido

Un error muy común es pensar que porque el vestido va en una maleta grande sufrirá menos movimientos en la bodega del avión. Para llegar allí, cualquier bulto de equipaje recibe golpes, movimientos bruscos e incluso roturas. Y lamentablemente, el personal a cargo de despachar el equipaje no pondré miramientos especiales por tratarse de un vestido, aunque lleve el cartel de “frágil” o “prioridad”. Además, muchas veces las maletas esperan en la intemperie el momento de ser cargadas al avión asique, por muy bien empaquetado que esté tu vestido, la maleta en la que viaja en bodega puede quedar expuesta a la lluvia, el sol, viento, etc. Imagina las consecuencias en un vestido, por lo general, blanco o de colores claros. 

La solución es llevarlo siempre como equipaje de mano. Así además evitarás el riesgo de una pérdida de equipaje: imagina llegar al destino donde se celebrará la boda… ¡sin vestido! 

3. Un buen doblado es fundamental

Ya sea en una maleta de mano para el avión o en una más amplia para un viaje en coche, es muy importante doblar el vestido siguiendo ciertos consejos para minimizar las arrugas y marcas. Primero, quita la percha y utiliza papel de seda para rellenar las partes más rígidas y los dobleces de la falda, así como todas las superficies de contacto con la maleta. Debes doblarlo en sentido vertical, plegando los extremos hacia el interior. 

4. Consulta las tintorerías profesionales en el destino

Llamar a las tintorerías más recomendadas de tu destino, es uno de los preparativos del viaje. Por mucho esfuerzo que hagas para doblarlo y empacarlo en las mejores condiciones, es muy probable que debas recurrir a un planchado profesional al llegar a la ciudad donde se celebrará la boda. Jamás intentes plancharlo tú misma, ya que son telas y costuras delicadas que requieren planchas profesionales y conocimientos para no sufrir daños. Un ahorro en tintorería puede costarte el vestido. 

5. Transpórtalo siempre en un portatrajes y nunca en envases de vacío

Ya sea en el portatrajes que entrega el fabricante o en uno comprado especialmente para su traslado: el vestido de novia siempre debe viajar dentro de un portatrajes, ya que asegura las mejores condiciones de plegado y conservación.

Por otro lado, las bolsas de vacío no son una buena idea. Las arrugas y las deformaciones producidas por la presión, suelen ser muy difíciles de quitar y es probable, incluso, que arruinen de forma irreversible la tela o el diseño. Si necesitas ahorrar espacio, es preferible que lo pliegues más veces (siempre utilizando papel de seda y rellenando los espacios), pero nunca utilices las bolsas de vacío para embalar un vestido de novia. 

Calificación: 0/5 (0 votos)