¿Cuáles son las consecuencias del amianto para la salud?

0
(0)

El amianto, también conocido como asbesto, es una sustancia que ha sido utilizada para elaborar materiales de construcción, sobre todo aquellos empleados para recubrimiento de tejados, baldosas, papel, cemento y otros.

Para garantizar la salud en los hogares hay compañías que se dedican a retirar este material de las viviendas, ya que supone grandes riesgos para la salud, aumentando las posibilidades de contraer enfermedades debido a sus efectos tóxicos, lo que ha hecho que muchas personas se vean afectadas en los últimos años.

Una excelente compañía que se encarga de retirar este material dañino es Madrid Amianto, cumpliendo con todos los protocolos de seguridad para realizar el proceso minucioso de desamiantado en Madrid, evitando así los efectos nocivos para la salud que este tiene.

Esta empresa se dedica a actividades como: Recogida, retirada, transporte y gestión de materiales nocivos de diversas superficies, empleando múltiples tecnologías certificadas, garantizando a sus clientes un despeje total de esta sustancia tóxica.

¿Cómo se inició la contaminación por amianto?

El asbesto representa un gran peligro para la salud de los seres humanos, ya que la inhalación de sus fibras puede causar varios problemas graves a nivel pulmonar, incluso han surgido enfermedades como la asbestosis, relacionadas a este producto.

El amianto tiene una composición química fibrosa variable, que puede liberar fibras cuando se rompe o es manipulado, además puede dividirse longitudinalmente y aumentar el número de fibras liberadas hasta 800 veces, lo que lo hace aún más peligroso.

La exposición del amianto comenzó en 1930, esta es considerada la primera fase y luego en 1940 se inició la segunda, ya que el amianto comenzó a utilizarse en la fabricación de productos textiles, barcos, trenes, automóviles, edificios, viviendas, material eléctrico y fábricas.

Tras esto, el amianto comenzó a deteriorarse con el pasar de los años y a producir fibras que empezaron a afectar a muchas personas, aunque sus fibras eran pequeñas, la exposición se volvió cada vez más amplia y generalizada.

España fue uno de los países más afectados, debido al uso indiscriminado de amianto para la construcción de fibrocemento elaborado con este material, también conocido como uralita.

¿Qué enfermedades produce el amianto o asbesto?

La exposición al amianto es perjudicial para la salud, los expertos han demostrado que las fibras de este material entran al organismo por las vías respiratorias principalmente, pero también pueden llegar a la vía digestiva al deglutirlas, causando enfermedades como:

Asbestosis

Esta enfermedad es producida por la exposición al polvo de amiando, también conocida como fibrosis intersticial pulmonar difusa, afecta el parénquima y la pleura visceral y parietal.

Puede ser confundida con una fibrosis pulmonar producida por otras causas, también se puede manifestar como una neumonía intersticial descamativa, bronquiolitis obliterante con neumopatía organizada (BONO) o inflamación granulomantosa.

Entre los síntomas más importantes pueden aparecer: Tos y disnea, acropaquia, crepitantes inspiratorios en bases pulmonares y campos medios; también puede presentarse una alteración de la difusión alveolocapilar y un patrón similar a la obstrucción.

La asbestosis es una enfermedad que al evolucionar aumenta el deterioro y disminuye la capacidad de difusión pulmonar, incluso esta puede seguir avanzando, aunque la persona ya no esté expuesta al amianto, pero los síntomas pueden aparecer hasta 15 o 20 años después de la exposición al asbesto.

Mesotelioma maligno

Se trata de un tumor maligno difuso en el mesotelio, este puede afectar la pleura, el pericardio y el peritoneo, siendo más frecuente la localización pleural, cuando hay una mayor exposición al asbesto, el tumor puede aparecer en el peritoneo.

En el caso del mesotelioma pleural, este es asociado en un 25% a la asbestosis, mientras que el mesotelioma peritoneal es mucho más asociado a esta enfermedad, sobre todo en personas que han tenido hasta un 85% de exposición al asbesto, principalmente a exposición por motivos laborales.

El derrame pleural, la disnea y dolor en el tórax, son síntomas de mesotelioma pleural, que también puede causar un derrame o engrosamiento pleural.

Cáncer de pulmón

Esta enfermedad también es ocasionada por la exposición al asbesto, pero es más probable contraerla o que esta empeore si la persona tiene hábito de tabaquismo, sin embargo, para que el asbesto provoque cáncer de pulmón requiere de al menos 10 años de exposición a este producto.

El cáncer también puede afectar el tracto digestivo, la laringe y el riñón, ya que las fibras de amianto ingresan desde las vías respiratorias pasando por la laringe y alojándose en el estómago u otros órganos.

¿Cómo evitar los efectos nocivos del amianto?

Restringir la exposición al amianto es la manera más eficaz de prevenir que aparezcan algunas de las afecciones mencionadas, ya que es la principal causa de todo ello, ya sea durante un tiempo corto o prolongado.

Lo mejor es contratar una empresa que se encargue de retirar el amianto de las diversas superficies donde este se encuentre, además es importante realizar un seguimiento médico a las personas que han sido expuestas a esta sustancia, realizando las pruebas necesarias para la detección precoz de cáncer o tumores.

Todo esto es importante, sobre todo si las personas han sido expuestas en el ámbito laboral durante un tiempo prolongado, sin importar el nivel de exposición, ya que hasta una mínima inhalación de asbesto puede ocasionar progresivamente una afección grave.

Es por ello que cualquier fuente de este material debe ser eliminada de inmediato, utilizando las técnicas y equipos adecuados, que brinden seguridad a todos los involucrados.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre