Cómo tributan en España los inversores de criptomonedas

0
(0)

Recientemente se ha establecido que la compraventa de criptomonedas obliga a sus usuarios a declarar a Hacienda los beneficios o pérdidas en el IRPF. Así mismo, pueden llegar a contabilizar en el Impuesto de Patrimonio. El auge de las criptomonedas no está exento de las obligaciones fiscales, como hasta hace muy poco venía sucediendo. Esto lleva a plantear dudas en los interesados y comiencen a preguntarse cuáles son estas nuevas imposiciones para no cometer ninguna ilegalidad por desconocimiento

La compraventa y la inversión en criptomonedas es una actividad muy reciente, por eso muchas personas no saben exactamente cuáles son sus obligaciones fiscales a la hora de operar con ellas. Los controles que lleva a cabo la Agencia Tributaria comenzaron a partir del año 2019, y hacían referencia a la Renta de 2018. En concreto, en ese año, se llevaron a cabo requerimientos a 60 entidades que habían intervenido en la adquisición o venta de criptomonedas.

Impuestos de las criptomonedas

Una de las mayores preocupaciones de los usuarios de criptomonedas para no faltar a la ley está relacionada con el pago de impuestos. A pesar de que en España no hay una legislación clara sobre el uso de criptomonedas, Hacienda impone que sus operarios deben hacer el pago de los impuestos correspondientes.

A continuación, se exponen las principales tasas impositivas a las que están sujetas las criptomonedas. Para aumentar esta información, lo más aconsejable es consultar a los expertos de Hoddled, una página especializada en finanzas e inversiones digitales

Impuesto sobre la Renta (IRPF)

La Agencia Tributaria determina que hay que tributar las criptomonedas cuando se produce un cambio de divisas y existen ganancias. Esas ganancias tienen que ser declaradas y hay que tributarlas. En el caso de las pérdidas, no es obligatorio reflejarlas, sino que es opcional. No obstante, se recomienda hacerlo para que el futuro se puedan compensar las pérdidas y las ganancias.

En cambio, si no se hace ningún movimiento de criptomonedas, aunque suban o bajen de valor, no hay que tributarlas.  

Otro caso es el de aquellos que se dedican a minar criptomonedas. Al considerarse una actividad económica, cuenta con obligaciones fiscales y de seguridad social como el resto de profesiones.

IVA

Un punto importante es el pago de Impuestos sobre el Valor Añadido (IVA) en España. En este caso, la compra-venta o la transmisión de criptomonedas están exentas del 21 % IVA.

No obstante, otro caso muy distinto sería el de comprar algún bien o servicio y pagarlo con criptomonedas. En ese caso, si habría que aplicarle el IVA correspondiente, sin importar la divisa con la que se pague.

En el caso de los mineros de criptomonedas, no tienen que facturar con IVA. El inconveniente que presenta es que tampoco se podrá deducir el IVA de los costes de esta actividad económica, como el de la compra de los equipos de minería, el del alquiler, el coste energético…

Impuesto sobre el Patrimonio

El Impuesto del Patrimonio es el que obliga a los contribuyentes a tributar por los bienes que tienen. Hay que prestar atención a lo que establece cada Comunidad Autónoma en particular para saber si hay que tributar por el Patrimonio o se está exento. Y es que, este es el organismo que se encarga de fijar la cantidad a partir de la cual se está obligado a declarar y pagar los impuestos que correspondan.

El mínimo estándar, en la mayoría de Comunidades Autónomas, es de 700.000 euros, no obstante, algunas lo fijan significativamente más bajo, como es el caso de Aragón, que lo sitúa en 400.000 euros.

Aquellos que operen con criptomonedas, a la hora de calcular el total de bienes que tiene al final de año, tendrán que valorar el de las criptomonedas que tengan el 31 de diciembre y sumar dicho valor al resto de bienes, como inmuebles, cuentas corrientes, acciones, terrenos, fondos… para ver si llegan al mínimo y tienen que presentar el Impuesto de Patrimonio.

Declaración de criptomonedas en el extranjero

Como ya se ha comentado, las criptomonedas son divisas relativamente recientes, por este motivo, no existía una regulación clara al respecto hasta hace apenas unos años. El motivo ha sido la tremenda popularidad que han obtenido y las grandes sumas de dinero que están moviendo.

Por esto, la legislación está tomando cartas en el asunto para controlar este dinero y evitar fraudes. Una de las grandes novedades del pasado año ha sido la aprobación de la Ley 11/2021, de 9 de julio, de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal. Esta Ley tiene como finalidad controlar las criptomonedas que los contribuyentes tienen en el extranjero.

Desde su aprobación, aquellos que tengan criptodivisas en monederos internacionales, como Coinbase wallet, Enjin Stormgain, Exodus, Jaxx, Coinomi, entre otros, tienen la obligación de presentar el modelo 720 en la Renta de Declaración Informativa sobre Bienes y Derechos en el extranjero. No obstante, la cantidad mínima a partir de la cual se tiene la obligatoriedad de declarar las divisas virtuales en el extranjero son los 50.000 euros, tomando de referencia las que se tengan el 31 de diciembre del año anterior.

El Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de este 2021 ya establece sanciones de 5.000 euros para los usuarios e inversores que oculten o falsifiquen información sobre la propiedad o uso de monedas virtuales.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre