Cómo comenzar a trabajar en Glovo

Muchos habrán notado que, en las capitales y ciudades bien pobladas, cada vez se pueden ver a más personas llevando grandes cajas amarillas con el logo de Glovo a sus espaldas, que se mueven de un lado a otro de la ciudad en bicicleta, moto o incluso coche.

Éstos son trabajadores de la empresa de envíos rápidos Glovo, una empresa centrada en el modelo de economía colaborativa, un modelo que predica la interacción entre dos o más personas mediante una plataforma digitalizada.

En este caso la plataforma es la app Glovo, que promete entregar cualquier cosa de un tamaño reducido de aproximadamente cuarenta por cuarenta centímetros en un periodo de una hora.

Y cuando se habla de cualquier cosa, esto significa realmente cualquier cosa, siendo ese el título de una de sus secciones. Se puede pedir que se obtenga algo de una tienda y que un repartidor de Glovo lo traiga, al igual que utilizar la app como servicio de mensajería, llevando lo que se quiera desde la comodidad del hogar hasta cualquier punto. Una vez hecha la entrega, los trabajadores de Glovo cobran y una pequeña comisión se va para la app.

Glovo funciona mediante trabajadores autónomos que deciden monetizar su tiempo libre repartiendo paquetes, y cada vez hay más gente interesada en trabajar en Glovo para poder ser sus propios jefes y elegir sus propios horarios.

Es por ello que a continuación se profundizará en la forma de entrar a trabajar para la empresa Glovo, así como las ventajas que esto supone y cómo funciona exactamente. También se explicará el mejor método para inscribirse como autónomo, que es mediante una asesoría.

Los requisitos específicos para trabajar con Glovo

Logo de Glovo

Los trabajadores de Glovo son conocidos como glovers y el primer paso para comenzar a trabajar mediante la app es descargarla. Una vez dentro, comprobaremos que existen una serie de requisitos para pasar a formar parte de su plantilla como la necesidad de tener un vehículo propio, motorizado o no, para que las entregas se puedan realizar en el periodo de tiempo indicado.

Otros requisitos son haber cumplido la mayoría de edad y contar con un dispositivo móvil funcional en el que se pueda descargar la aplicación, como es natural.

Sin lugar a dudas, el requisito que más dudas crea entre aquellos que buscan pasar a formar parte de la plantilla de Glovo es la necesidad de darse el alta como autónomo, pues es un proceso legal que requiere de ciertos conocimientos básicos sobre cómo cursar el alta en el RETA, siglas que significan ‘’Régimen Especial de Trabajadores Autónomos’’.

Glovo concibe a sus repartidores como trabajadores individuales y autónomos que colaboran con la compañía. Es por esa razón que la empresa valora a personas responsables que estén dispuestas a realizar entregas rápidas para los clientes de forma constante, donde los propios trabajadores están expuestos a las valoraciones de los usuarios.

¿Qué significa exactamente ser autónomo?

Ser autónomo es realizar una actividad de carácter económico a título lucrativo por cuenta propia. Esto significa que se trabaja sin un contrato, pues el autónomo es su propio jefe y se marca sus propios horarios, un sistema que llama la atención de cada vez más gente.

Es importante entender que para ser autónomo se ha de pagar una tarifa de cotización, pues este dinero será para la cobertura sanitaria y económica que se recibe en el caso de dejar de trabajar.

De esta forma se puede comenzar el proceso para formar parte de Glovo como repartidor autónomo, atendiendo a las peticiones que surjan en la plataforma.

¿Cómo hacerse autónomo?

Lo ideal a la hora de inscribirse como trabajador autónomo en Glovo, primero es encontrar una buena asesoría que se encargue de tramitar el alta y toda la documentación, así como los modelos fiscales que se deban presentar ante la agencia tributaria.

Y es que hacerlo por cuenta propia puede resultar sumamente complicado, sobre todo si existe la pretensión de adquirir reducciones y bonificaciones que vienen de la mano con ser nuevo autónomo para trabajar en Glovo. Estas bonificaciones son optativas, pero de gran importancia, dado que reducen la cuota de pago en un ochenta por ciento durante el primer año, entre otras ventajas fiscales.

Calificación: 0/5 (0 votos)