Cómo limpiar un hogar de forma eficiente

0
(0)

Mantener un hogar limpio no está exento de sacrificio, pero uno de los principales objetivos a conseguir es no perder el enfoque, pasando demasiadas horas en la tarea y avanzar poco. Si se mantienen un sistema organizado y se conocen las mejores formas de hacer cada cosa, el tiempo empleado será más eficiente y, por tanto, los resultados serán más motivadores

La limpieza del hogar requiere constancia para que cada cosa se mantenga en su sitio y en buenas condiciones higiénico sanitarias. Para que no se acumule el trabajo y la carga resulte abrumadora, es necesario emplear cada día un tiempo determinado a la limpieza del hogar, mantener un rutina diaria, semanal y mensual y no salirse de ella.

Algunos consejos básicos, además de establecer un horario, es hacerse con buenas herramientas y productos que garanticen eficacia en la limpieza. Es esencial hacerse con unos guantes de buena calidad, paños de microfibra, cepillos y fregonas. La organización es otro factor clave, así que para reducir las idas y venidas en busca de lo que se requiere en cada momento, es muy útil prepararse un balde lleno con todos los utensilios necesarios, de este modo siempre se tendrá todo localizado y cerca del lugar de trabajo, con lo que se consigue llevar a cabo estas labores de forma más rápida y efectiva.

Cómo limpiar el baño

Para limpiar el baño ágilmente, que no lleve demasiado tiempo, lo más aconsejable es preparar la zona antes de empezar. En primer lugar, hay que despejar el suelo, retira todos los objetos voluminosos, como pueden ser taburetes, radiadores… y aprovechar para tirar la basura de la papelera y echar las toallas a lavar.

No te pierdas…

Es importante recoger también todos los objetos de las superficies para no tener que andar quitándolos después a medida que se limpias, perdiendo más tiempo. Una vez que está todo despejado, lo primero que se debe quitar es el polvo, mejor con aspirador y con gamuza que con escoba y plumero, para no desplazar la suciedad de un lugar a otro en vez de atraparla.

El siguiente paso para limpiar el baño de forma efectiva es aplicar los productos y dejarlos actuar el tiempo suficiente para que la suciedad se vaya ablandando y sea más fácil de retirar. Un error habitual es aclarar demasiado pronto, sin que los efectos del producto hayan actuado óptimamente.

Una vez que se han limpiado todos los elementos del baño, llega el momento de fregar el suelo con agua y algún producto específico si se desea. Para que quede impoluto y sin marcas, se debe secar con una mopa o con un trapo o toalla que después se echará a lavar.

Por último, solo queda colocar todos los objetos que se habían retirado con anterioridad en su lugar y se tendrá un baño perfectamente limpio y ordenado.

Cómo limpiar la cocina

Limpiar la cocina es una tarea que cuesta más que otros espacios a la mayoría de los mortales. Es un lugar especialmente dificultoso de mantener, donde se acumula gran cantidad de grasas y suciedad difícil de quitar. Es tanto el trabajo que, a veces, no se sabe ni por dónde empezar, sobre todo si no se tiene una buena rutina de limpieza diaria, semanal y mensual, que como ya se mencionaba al principio de este artículo resulta esencial para no llegar al caos.

A continuación, se van a ver algunos trucos para limpiar esta zona de la casa tan propensa a ensuciarse.

La encimera es una de las superficies más susceptibles a mancharse mientras se están manipulando los alimentos. Están hechas de diversos materiales, por lo que es importante comprar el producto adecuado para no dañarla. Usar productos específicos facilita enormemente cualquier tarea de limpieza, al igual que se vio en el caso del baño. 

La campana extractora y las vitrocerámica u hornilla de gas son otras zonas de especial dificultad en la cocina, por eso es importante realizarle con cierta frecuencia una limpieza a fondo y utilizar limpiadores apropiados. Es aquí donde se acumula más cantidad de grasa que requiere, por tanto, de más esfuerzo que en el resto de superficies.

En el caso de los muebles de cocina, se recomienda utilizar un preparado comercial o incluso recurrir a uno casero a base agua y vinagre. Esta mezcla tan sencilla resulta muy eficaz para retirar la grasa y eliminar manchas.

Para eliminar la cal, nada mejor que preparar una solución con agua y ácido cítrico o comprarla ya elaborada y hacer un circuito del aparato que se necesite limpiar, como la cafetera.

Como se ha visto a lo largo de este artículo, si se mantiene un cierto orden, limpiar el baño o la cocina no tiene por qué ser una tarea que lleve horas y un gran sacrificio. Con los productos correctos y planificación se obtienen buenos resultados en poco tiempo.

Por último, al finalizar las tareas de limpieza no hay que olvidarse de desinfectar los paños y el resto de utensilios de limpieza utilizados. Para hacerlo, basta con sumergirlos en un cubo con agua hirviendo, un poco de bicarbonato de sodio o un chorrito de amoniaco.

Fuente: Limpiapedia.com

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

No te pierdas…

Julia Cotino
Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre