Cómo detectar y evitar la retención de líquidos

4.8
(6)

Es habitual confundir la retención de líquidos con un problema de sobrepeso. Esta condición puede notarse físicamente cuando el cuerpo está hinchado.

El portal Curiosite Mujer cuenta con un artículo dedicado a cómo saber si se trata de sobrepeso o retención de líquidos. Una vez que se sabe que se está ante un caso de retención de líquidos, es importante llevar a cabo las acciones adecuadas para tratarlo.

¿Por qué se produce la retención de líquidos?

Parte de la composición del cuerpo incluye agua. De hecho, puede llegar a hasta el 60% del peso de una persona adulta. Normalmente el agua se distribuye en diferentes formas en el organismo.

Parte de ella se encuentra dentro de células, considerado líquido intracelular. Pero también existe el líquido extracelular que puede bañar las células (líquido intersticial), o encontrarse como parte de la sangre (plasma). El organismo está encargado de distribuir y regular el agua en estas formas. Sin embargo, en ocasiones el equilibrio normal es quebrado.

Cuando esto sucede, se aumenta en gran medida el líquido intersticial, provocando así retención de líquidos. Es más común que se presente en mujeres. Los hombres no lo suelen experimentar con tanta frecuencia.

Puede presentarse cuando la persona no se hidrata adecuadamente, cuenta con una mala alimentación o consume en exceso alimentos que son ricos en sal. También puede ocurrir si se pasa gran parte del día de pie o si no realiza ejercicios de forma habitual. Los cambios hormonales también ocasionan este desequilibrio, especialmente el embarazo o la ovulación.

Algunos medicamentos pueden generar esta condición como efecto secundario. Incluso algunos que son antiinflamatorios o que se usan para la tensión arterial. Por eso, es importante contactar a un médico para tratar la retención de líquidos. En especial, porque en ocasiones responde a enfermedades de órganos vitales, como el corazón, el riñón o el hígado. También puede tratarse de un problema de tiroides.

Principales síntomas

  • Hinchazón en tobillos o párpados, que suelen ser zonas donde se retiene líquido.
  • Piel con brillo en exceso.
  • Cuando se aprieta con el dedo alguna zona, la huella suele quedarse marcada durante largo rato y desaparece de forma lenta.

Cómo evitarlo

Hay que evitar llevar un estilo de vida sedentario. Es importante contar con una alimentación balanceada y no consumir en exceso aquellos alimentos que son ricos en sal.

Esto incluye alimentos precocinados, patatas fritas o cualquier plato que haya sido preparado con mucha sal. Se recomienda incluir alimentos ricos en potasio en la dieta. Sin embargo, se debe contar con una medida regulada, para evitar consumirlos en exceso.

Mantenerse hidratado es fundamental. Es aconsejable ingerir al menos 1,5 litros de agua al día, incluso cuando ya se sufre retención de líquidos. El agua es capaz de eliminar toxinas en el organismo y favorece el equilibrio de líquidos.

Hacer ejercicios o alguna actividad física. Incluso pequeños actos como subir por las escaleras en lugar de coger el ascensor pueden tener un impacto positivo. También se recomienda evitar el uso de medias elásticas o cualquier otro tipo de prenda que pueda causar presión en los vasos sanguíneos.





Puntúa este contenido

Puntuación: 4.8 / 5. Votos: 6

Miguel Medina

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre