sábado, 2 julio 2022 |

Actualizado a las

22:34

h CEST

34.1 C
Madrid

Sepa cómo cuidar su microondas de la mejor manera

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Inmersos en el mundo en el que vivimos, con la rutina ajustada y los tiempos contados, hay electrodomésticos que se volvieron vitales. El uso del microondas es fundamental en la cotidianeidad de nuestros días.

Calienta, descongela y cocina en cuestión de minutos. Reduce al máximo el tiempo de espera de cualquier plato en la mesa. Eso hace que, ante un problema con este electrodoméstico, la vida diaria se vea alterada.

Existen varios detalles a tener en cuenta respecto de su mantenimiento para poder disfrutar de sus atributos.

A continuación, vamos a nombrar los problemas típicos de por qué el microondas no calienta y detalles en su funcionamiento para prestar atención y evitar las averías.

En primera instancia, y aunque parezca hasta obvio, lo primero que habría que hacer es probar el microondas en otro enchufe y de esta manera dejar de lado la posibilidad de que tenga que ver con un problema referente a la corriente o el enchufe.

Descartado eso, el segundo punto a tener en cuenta también parece simple pero, el microondas pudo haber dejado de funcionar debido a la introducción de algún objeto metálico o con metal en el artefacto. Desde un utensilio como una cuchara olvidada en una taza, hasta un trozo de cartón con metal, como sucede en algunos envasados.

Una de las averías más comunes tiene que ver con la placa de mica. Con esa placa nos referimos a una chapa que aparece dentro del microondas, en una de sus paredes. Esta placa tiene una función primordial: proteger al magnetón de cualquier suciedad o resto de comida.

Puede suceder que la placa se perfore o se rompa. Pero hay solución para ello. Se puede sustituir por una nueva, para lo cual siempre recomendamos que dicha reparación sea en manos de personal idóneo, ya que la misma es una parte muy delicada del artefacto eléctrico.

Existe otra avería que, si bien es muy común, resulta muy grave ya que se ve afectada una de las partes fundamentales de este electrodoméstico.

Si el microondas no calienta puede ser porque el magnetrón haya dejado de funcionar. Esta parte del artefacto, que se ve protegida por la placa de mica de la cual hablábamos anteriormente, es el encargado de la transformación de la energía eléctrica en electromagnética. Como resultado de esta mutación, surgen las llamadas microondas.

Otro problema puede darse por el deterioro de los fusibles. El microondas emite calor gracias a los fusibles que lo integran. Si alguno de ellos se derrite o se quema, será necesario su reemplazo. Nuevamente recomendamos que la reparación sea en lo posible en manos de personal capacitado para este tipo de problemas.

A veces, el microondas no calienta como debería. En estos casos, por más que elevemos la potencia, no llegan a tomar la temperatura deseada, algo funciona mal. Una de las posibles causas de este inconveniente se puede deber al vapor. Cuando calentamos los alimentos, se genera vapor y este como consecuencia, una condensación. Esta “humedad” puede afectar a los componentes eléctricos averiándolos por completo.

Ultimo, pero no por eso menos importante, está la evaluación del consumo del aparato, ya que en el mercado hay hornos microondas de diferentes potencias y cada categoría tiene sus pros y sus contras.

Como pueden ver, existen varias posibles causas que atentan en contra del correcto funcionamiento del microondas. Estando alerta a los detalles de limpieza y mantenimiento del artefacto, garantizará la extensión de su vida útil.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre