sábado, 26 noviembre 2022 |

Actualizado a las

13:21

h CEST

9.1 C
Madrid

Cómo alquilar mi piso sin morir en el intento

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Tienes un piso en propiedad que no utilizas y quieres sacar un rendimiento económico. No hay duda que alquilarlo es la mejor opción. La vivienda es un mercado que difícilmente pierde valor y la posibilidad de obtener un ingreso mensual ofrece una mayor rentabilidad que la venta directa del inmueble. La gestión del alquiler es una de las preocupaciones de quien está en esta situación, ya que son muchos los aspectos y detalles que se deben tener en cuenta hasta el punto que hay gente que desiste. No hay que desesperarse, ya que con la información adecuada, los movimientos correctos y un mínimo de acierto, podemos conseguir un gran rendimiento con el alquiler de nuestra vivienda. 

El primer paso es encontrar al inquilino. A día de hoy, la oferta de viviendas de alquiler en España es limitada, así que este punto no suele ser un problema. En cualquier caso, hay que conocer las diferentes posibilidades para publicar la oferta. Internet es la gran ventana que ha dejado atrás a los típicos anuncios en las farolas.

Existen multitud de plataformas online de compra y venta de inmuebles que reservan un apartado para el alquiler. Merece la pena invertir un tiempo para conocer sus características y condiciones; y subir el anuncio a la red. En unos pocos días será visto por muchas personas, así que tienes que estar atento al teléfono, pues no tardará en empezar a sonar. 

Encuentra el tipo más rentable

Además de los canales de publicación, hay otros puntos muy importantes en la gestión de y entre ellos, es fundamental la decisión sobre el tipo de alquiler que queremos para nuestra vivienda. Quizá todavía no sabes qué puedes alquilar el piso completo o distribuirlo por habitaciones.

La segunda opción es más rentable, pero tiene un pero y es que es más costosa. Mientras que el alquiler tradicional que cubre la totalidad de la casa solo requiere de la búsqueda de un inquilino y, por tanto, de un único contrato; la opción de dividir las habitaciones y reservarlas de forma separada implica tantas personas y contratos como el número de plazas disponibles para dormir.

Lo más recomendable es optar por la primera opción en pueblos y ciudades pequeñas, especialmente aquellas que no tienen Universidad o departamentos autonómicos. El motivo es que la cantidad de gente que reside durante periodos cortos es más reducida y resultará más complicado, y por tanto menos rentable, cubrir todas las plazas.

La posibilidad de alquiler por habitaciones gana peso en ciudades grandes como Madrid y Barcelona, donde el mercado es más caro y, para muchas personas, resulta muy complicado asumir el gasto total de una vivienda. Son las dos principales áreas de universitarios en España y ciudades que asumen una gran cantidad de población que, por motivos laborales o educativos, pasan un tiempo limitado hasta moverse a otro punto. Este tipo de público busca habitaciones sueltas.

Contacta con una empresa especializada

El mercado del alquiler en España se está moviendo y esto genera el desarrollo de empresas especializadas en este servicio que se encargan de realizar todos los trámites y garantizar el pago, un aspecto que ha ganado en importancia para los propietarios. Contactar con profesionales del sector inmobiliario que se encargan de todas las gestiones y el papeleo puede ser una buena idea.

Aunque consideres que tienes tiempo para todo, el recurso a una empresa puede ser más rentable. Tiene la mejor información sobre el sector para conseguir el máximo beneficio, sin olvidar que su trabajo es mantenerse activa en todos los canales de venta y difusión. Tienen la capacidad y las herramientas adecuadas para encontrar inquilinos en el mínimo tiempo posible, así que la rentabilidad está garantizada.

Las condiciones varían en función del tipo de contratación, si bien en la mayoría de casos, los propietarios pagan a la inmobiliaria uno o dos meses como compensación por haber vendido el producto. 

Otra de las ventajas de contratar los servicios de profesionales está en la relación con los inquilinos y la garantía del cobro del pago mensual. El contacto con las personas que viven en la vivienda no se acaba cuando se firma el contrato. De hecho, ahí empieza un camino y una relación que otros de forma externa lo podrían llevar mejor.

Los gastos de luz y agua; un mueble que hay que cambiar, cualquier problema con el vecino… Son aspectos del día a día que muchos propietarios quieren olvidar.

Por otro lado está el apartado legal de los contratos o la limpieza del piso; puntos de los que también se puede encargar una empresa externa. La relación entre el dueño de la vivienda y los profesionales se puede realizar de forma online en un marco digitalizado que facilita el trabajo a ambas partes y mantiene un contacto personalizado. Es una opción rentable que siempre se debe tener presente.

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Cinco Noticias / Variedades / Cómo alquilar mi piso sin morir en el intento

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre