Aceites para la aromaterapia

0
(0)

Los aceites esenciales se utilizan a menudo en la aromaterapia, una forma de medicina alternativa que emplea extractos de plantas para favorecer la salud y el bienestar. A continuación, te explicamos todo lo que necesita saber sobre los aceites esenciales y sus efectos sobre la salud.

¿Qué son los aceites esenciales para la aromaterapia?

Las nociones principales que se deben conocer son las siguientes:

  • Los aceites esenciales son compuestos extraídos de las plantas.
  • Los aceites capturan el aroma y el sabor de la planta, o «esencia».
  • Los compuestos aromáticos únicos dan a cada aceite esencial su esencia característica.
  • Los aceites esenciales se obtienen por destilación (mediante vapor y/o agua) o por métodos mecánicos, como el prensado en frío.
  • Una vez extraídos los compuestos aromáticos, se combinan con un aceite portador para crear un producto listo para su uso.
  • La forma en que se elaboran los aceites es importante, ya que los aceites esenciales obtenidos mediante procesos químicos no se consideran verdaderos aceites esenciales.

¿Cuál es su uso aromático?

Estos aceites se pueden usarse de distintas maneras para beneficiarse de sus propiedades terapéuticas:

  • Los aceites esenciales se utilizan sobre todo en la práctica de la aromaterapia, en la que se inhalan mediante diversos métodos.
  • Los aceites esenciales no están destinados a ser ingeridos.
  • Las sustancias químicas de los aceites esenciales pueden interactuar con el cuerpo de varias maneras.
  • Cuando se aplican a la piel, algunas sustancias químicas de las plantas se absorben.

Se cree que ciertos métodos de aplicación pueden mejorar la absorción, como la aplicación con calor o en diferentes zonas del cuerpo.

La inhalación de los aromas de los aceites esenciales puede estimular zonas del sistema límbico, que es una parte del cerebro que desempeña un papel en las emociones, los comportamientos, el sentido del olfato y la memoria a largo plazo. Por eso, hay aceites como el de bergamota que funcionan óptimamente contra el estrés o estados mentales negativos.

Curiosamente, el sistema límbico está muy implicado en la formación de recuerdos. Esto puede explicar en parte por qué los olores familiares pueden desencadenar recuerdos o emociones.

El sistema límbico también interviene en el control de varias funciones fisiológicas inconscientes, como la respiración, el ritmo cardíaco y la presión arterial. Por ello, algunas personas afirman que los aceites esenciales pueden ejercer un efecto físico en el cuerpo.

Aceite de bergamota en la aromaterapia

Calmar la mente puede ser un ejercicio exhaustivo. Todos tenemos semanas en las que los días parecen tan mezclados y enredados que desenredar nuestros pensamientos parece imposible.

Cuando la vida se siente desordenada, el aceite de bergamota puede ayudar a aliviar los pensamientos dispersos o la ansiedad, a la vez que promueve la concentración y la claridad. La difusión de bergamota con aceite de lavanda antes de acostarse puede conducir a dulces sueños y a un despertar tranquilo. El aroma cítrico limpio y edificante le alegrará el día y aumentará la sensación de bienestar. El aceite esencial de bergamota también es útil en los preparados naturales de protección contra los insectos. 

Aunque el árbol de la bergamota da frutos verdes y amarillos no es comestible, el aceite esencial del fruto se utiliza en aromaterapia por su aroma calmante dentro de perfumes y confecciones.

Beneficios de la aromaterapia para la salud

A pesar de su uso generalizado, se sabe poco acerca de la capacidad de los aceites esenciales para tratar ciertas condiciones de salud.

A continuación, se exponen las pruebas relativas a algunos de los problemas de salud más comunes para cuyo tratamiento se han utilizado los aceites.

Estrés y ansiedad

Se calcula que el 43% de las personas que padecen estrés y ansiedad utilizan algún tipo de terapia alternativa para aliviar sus síntomas.

El olor de algunos aceites esenciales puede funcionar junto con la terapia tradicional para tratar la ansiedad y el estrés. Curiosamente, el uso de aceites esenciales durante un masaje puede ayudar a aliviar el estrés.

Dolores de cabeza y migrañas

En los años 90, dos pequeños estudios descubrieron que aplicar una mezcla de aceite de menta y etanol en la frente y las sienes de los participantes aliviaba el dolor de cabeza.

Estudios recientes también han observado una reducción del dolor de cabeza tras aplicar aceite de menta y lavanda sobre la piel.

Además, se ha sugerido que la aplicación de una mezcla de manzanilla y aceite de sésamo en las sienes puede tratar los dolores de cabeza y las migrañas. Se trata de un remedio tradicional persa para el dolor de cabeza.

Sueño e insomnio

Se ha demostrado que oler aceite de lavanda mejora la calidad del sueño de las mujeres después del parto, así como de los pacientes con enfermedades cardíacas.

Reducción de la inflamación

Se ha sugerido que los aceites esenciales pueden ayudar a combatir las afecciones inflamatorias. Algunos estudios de probeta muestran que tienen efectos antiinflamatorios.

Antibióticos y antimicrobianos

El aumento de las bacterias resistentes a los antibióticos ha renovado el interés por la búsqueda de otros compuestos que puedan combatir las infecciones bacterianas.

Los estudios de probeta han investigado ampliamente los efectos antimicrobianos de los aceites esenciales, como el de menta y el del árbol del té, observando algunos resultados positivos.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre