jueves, 6 octubre 2022 |

Actualizado a las

12:56

h CEST

20.7 C
Madrid

Vivienda propia: cómo ahorrar para alcanzar esta meta

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Como explican los expertos de ahorro para vivienda, tener una casa o un piso implica ahorro, inversión, planificación y muchísimos trámites que no siempre son fáciles de atravesar. Pero eso no significa que sea imposible, la gran clave es la información y la organización de las decisiones.

Cuenta de ahorro: qué es, para qué sirve y cómo funciona

La primera recomendación básica es abrir una cuenta de ahorro para la vivienda en una entidad financiera de confianza. Sin embargo, también es muy popular recurrir al servicio de una cooperativa de ahorro, que sirve de intermediario financiero ofreciendo múltiples y atractivas alternativas.

Si no estás familiarizado con este tipo de cuentas, son productos financieros destinados al depósito específico de fondos que serán utilizados en la compra de un inmueble o la construcción de una vivienda en un lugar previamente adquirido.

Son diferentes a las cuentas corrientes porque establecen una cantidad determinada de giros anuales. Sirven para ahorrar, para el trámite de un subsidio habitacional e incluso como soporte en el momento de solicitar un crédito hipotecario. Conllevan una tasa de interés y reajustes anuales de acuerdo a las condiciones comerciales de cada empresa.

Su funcionamiento es bastante sencillo, ya que es voluntario y personal. Esto quiere decir que el capital acumulado es proporcional a los fondos que puedan ahorrarse, según los objetivos que establezca el usuario. Sin embargo, hay dos temas claves que deben considerarse: la cantidad total del préstamo y los intereses.

En términos generales, las instituciones suelen pedir un ahorro de entre un 20-30% del coste total del inmueble para acceder a financiar la cantidad restante. Aunque depende del programa de financiación elegido, del banco o cooperativa de ahorro, del tipo de vivienda y otros factores, actualmente el ahorro promedio con el que se debe contar es de 80 UF.

Reestructura tus finanzas personales

No se puede pensar en una compra importante si no se sabe con qué capital se cuenta. Por eso el primer paso es revisar cuál es presupuesto disponible para la compra de ese futuro hogar.

Aquí entran en juego diferentes puntos: cuáles son los ingresos mensuales y/o anuales, los gastos fijos, los gastos variables, los gastos hormiga que pueden eliminarse o reducirse, los objetivos de ahorro e inversión, entre otros.

Una forma fácil de acercarse a este objetivo es implementar la regla de ahorro del 50-30-20. Esto significa que el próximo salario que se reciba será administrado de la siguiente manera: el 50% para las necesidades primarias (como gastos fijos), el 30% para gastos personales (gastos variables y algún otro capricho) y, finalmente, el 20% para ahorrar.

Estudiar en profundidad estos elementos es lo que va a permitir determinar cuánto es el ahorro real que puede obtenerse y la mejor forma para guardarlo o rentabilizarlo.

Tomar la decisión de comprar una vivienda y transformarla en un hogar es un paso muy importante, y que está al alcance de todo tipo de personas. Lo importante es entender lo que este proceso conlleva, planificarse para el ahorro e informarse sobre oportunidades de inversión, programas de apoyo o subsidio, y más.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre