El vino blanco es tan beneficioso para la salud como el vino tinto (o más)

Es habitual oír hablar de los beneficios del vino tinto para la salud cardíaca, mientras que el vino blanco nunca ha gozado de una fama siquiera similar. Pero si tiramos de hemeroteca y echamos un vistazo a los diferentes estudios realizados nos daremos cuenta de que la realidad no es como pensamos…

En una investigación que data del año 2015, un grupo de investigadores determinó que la ingesta de vino blanco mejora la salud cardíaca y el metabolismo en general, tal y como conocemos que hace el vino tinto.

Sin embargo, parece que el vino blanco aporta a nuestro organismo una ventaja diferencial respecto a los beneficios de la ingesta de vino tinto.

En otro estudio realizado por investigadores de la Universidad de Buffalo, en Nueva York, descubrieron que el consumo de vino blanco, en mayor proporción que el tinto, fortalece la salud y el funcionamiento de los pulmones.

Según Holger Schunemann, profesor de la Universidad de Buffalo y autor del estudio:

“El vino tinto, con moderación, ha demostrado ser beneficioso para el corazón, pero en este caso (la salud pulmonar), la relación fue más fuerte para el vino blanco”.

Incluso, otro estudio llevado a cabo por la Universidad de Barcelona concluye que el vino blanco ofrece mayores capacidades antioxidantes que el vino tinto.

Aun conociendo todos estos beneficios que ofrece el vino blanco para la salud y para los pulmones específicamente, los médicos recomiendan consumirlo con moderación, pues recuerdan que también tiene más contenido de azúcar que el vino tinto.

Calificación: 5/5 (2 votos)