Cómo tu respiración te puede llevar al éxito

Tomarse un momento para respirar profundo en situaciones de estrés y tensión puede ayudar significativamente a aclarar la mente y las ideas, despejando las preocupaciones. De hecho, disciplinas como el yoga y la meditación se basan en la importancia de controlar la respiración en beneficio de la mente y el cuerpo.

Al lograr esta conexión entre ambas partes se logra mayor sintonía con los pensamientos positivos y estratégicos que permiten dar vida a las ideas.

Según la autora Sandy Abrams en su libro “Breathe to succeed” (“Respira para tener éxito”), la respiración es una de las herramientas más poderosas con la que todos podemos contar, incluso en el lugar de trabajo, para superar inconvenientes y para alcanzar el éxito.

Empoderamiento a través de la respiración

En el mundo de los negocios la inteligencia emocional se vuelve clave para poder tomar decisiones precisas que generen resultados positivos. Sin embargo, es perfectamente normal sentirse abrumado frente un posible fracaso, o complicaciones y esto lleva a una mala toma de decisiones.

Manejar la frustración, la ira o el estrés a través de respiraciones profundas y conscientes permite un mayor autocontrol.

Si bien la respiración es una acción automática del cuerpo, aprender a mejorar este proceso llevándolo más allá del movimiento superficial permite una mejor conexión con las emociones.

En consecuencia, una persona capaz de usar la respiración profunda para calmarse podrá encontrar un balance en situaciones estresantes y tomar el control más fácilmente.

Respirar, la forma más sencilla de meditar

La mayoría de las personas que practican la meditación están de acuerdo en las ventajas que aporta en su día a día. Sin embargo, no son muchas las que logran mantener una práctica continua, sobretodo quienes tienen una agenda ocupada que dificulta dedicar tiempo a la meditación.  

Afortunadamente, existen varias técnicas de respiración que se pueden llevar a cabo en cualquier lugar y en cualquier momento y aportan los mismos beneficios que la meditación.

Técnica de respiración 4-7-8

Algo tan sencillo como respirar profundamente 3 veces puede tener un impacto muy positivo en el cuerpo y la mente. 

Al respirar, no solo se está oxigenando el cerebro, sino que también se está tomando una pausa que permite poner las ideas y emociones en orden.

Yendo más allá de las tres respiraciones profundas, existen varios ejercicios y técnicas respiratorias que pueden subir la energía y el ánimo.

Uno de los más comunes es la técnica 4-7-8, desarrollado por el Dr. Andrew Weil como una variación de pranayama, una antigua técnica yóguica que ayuda a las personas a relajarse mientras repone oxígeno en el cuerpo. Así es como se practica:

  1. Relaja la boca y deja que tus labios se separen suavemente.
  2. Exhala por completo forzando el sonido mientras lo haces.
  3. Cierra la boca e inhala silenciosamente por la nariz durante 4 segundos.
  4. Aguanta la respiración contando hasta 7.
  5. Exhala durante 8 segundos completos, forzando el sonido del aire al salir.
  6. Puedes hacer esta práctica varias veces al día, pero sin superar las 4 repeticiones cada vez, al menos durante el primer mes. Después puedes ampliar hasta un máximo de 8 repeticiones en cada práctica.

En los momentos de estrés la respiración se acelera, lo que puede llevar a un exceso de oxígeno y este tipo de ejercicios de respiración permiten lograr un balance en los niveles de dióxido de carbono.

Aprender a respirar en momentos de dificultad, tensión o exceso de trabajo, permite establecer un equilibrio, controlar las emociones y tomar decisiones de manera más calmada, lo que genera una mayor capacidad para alcanzar el éxito.

Calificación: 5/5 (1 votos)