¿Realmente es necesario un estudio de mercado para vender?

3.5
(2)

Antes de lanzar a la venta un producto o servicio puede ser conveniente hacer un estudio de mercado. No siempre va a ser necesario, pero en caso de que así sea, la falta de presupuesto no tiene que ser la causa para decidirse sin hacer dicho estudio.

El hecho de crear empresa es demasiado importante para jugársela a la primera de cambio, y sacar un producto al mercado sin hacer este estudio la puede llevar al fracaso. En ocasiones en los negocios piensan, equivocadamente, que tienen las mismas ideas que el público, y esto las lleva a cerrar pronto.

Muchas personas tienen una idea, sienten una gran euforia, se informan sobre cómo crear una empresa en España y dan el gran salto sin contrastar datos. Y eso es lo que hace que su idea dé al traste demasiado pronto.

Consejos para emprendedores
Consejos para emprendedores

¿Cuándo puede costar un estudio de mercado?

Una investigación para probar una idea, con un equipo de profesionales, se puede hacer con una inversión de unos 3.000 euros aproximadamente. No obstante, para quienes no cuenten con recursos para ello hay métodos y herramientas que permiten que uno mismo haga el trabajo previo de investigación, y consiga resultados fiables.

Es de vital importancia investigar con fundamento. A la hora de hacer un estudio de mercado se sigue una metodología que permite obtener resultados válidos para tomar decisiones. No es suficiente con pedir su opinión a un grupo de amigos y conocidos, ni consultar Google para saber más de la competencia. La idea es hacer una investigación propia, siguiendo una metodología que se parezca lo máximo posible a la que realizan los profesionales.

De este modo se minimizarán los riesgos. En primer lugar, hay que definir el objetivo de la investigación, es decir, saber para qué se va a hacer, qué se quiere averiguar y cuál es la utilidad que se le va a dar. Según cuáles sean los fines perseguidos se aplicará una metodología u otra.

¿Cómo se realiza un estudio de este tipo?

Comoquiera que sea, hay que empezar por plantearse si el producto o servicio es de calidad, el mercado potencial que estaría dispuesto a pagar por el mismo, y cómo se quiere que sea. Sin embargo, antes se debe pensar muy seriamente si es una idea que puede funcionar, y cuáles son sus puntos fuertes y débiles.

El tipo de investigación a realizar dependerá del objetivo que se busque con ella, y esto llevará a su vez a elegir unas u otras herramientas de investigación. Mientras que algunas solo aportan datos estrictamente, otras proporcionan valores de calidad o de intención de compra, amenazas y oportunidades. En el primer caso hablamos de estudios cuantitativos, y en el segundo de estudios cualitativos.

Es posible que a la hora de empezar sea necesario combinar ambos tipos de estudios. Quizás al principio sea necesario conocer el tamaño del mercado en el que se desea ingresar, su valor en precio o sus clientes potenciales. Pues bien, para ello se utilizan los paneles de consumo o de compra, en los que se pregunta a las personas qué ha consumido o comprado, no su intención de compra.

 

Puntúa este contenido

Puntuación: 3.5 / 5. Votos: 2

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre