viernes, 30 septiembre 2022 |

Actualizado a las

22:05

h CEST

16.1 C
Madrid

La prevención es el mejor tratamiento para tu vista

Puntuación media: 0 | Votos: 0

La vista juega un papel fundamental en nuestro día a día y a través de ella recibimos la mayor parte de los estímulos externos. Cuidar nuestra vista es una tarea que no debemos pasar por alto, ya que la visión es uno de los sentidos más importantes que tenemos. Acudir al médico especialista y realizar una revisión cada cierto tiempo, mínimo una vez al año, resulta especialmente recomendable. De igual forma, en el momento en el que detectemos que nuestra vida está fallando o que algo no va bien, debemos acudir rápidamente al especialista para que nos examine y para que pueda detectar lo antes posible el problema. 

IMO Grupo Miranza, referente en oftalmología, así como en procedimientos quirúrgicos de este campo, defiende la importancia de prevenir problemas de visión, apuntando lo relevante que es la salud ocular. Por ello, junto a las revisiones periódicas y los exámenes tanto oftalmológicos como optométricos, que servirán de diagnóstico y detección precoz en caso de que exista alguna patología, se recomienda adquirir hábitos saludables. Entre ellos, ejercicio moderado y dieta saludable. Las revisiones y la frecuencia de las mismas dependen de varios factores como son la edad, antecedentes familiares y/o personales de enfermedad ocular, así como la presencia de síntomas.

IMO Grupo Miranza ha dado visibilidad a una patología grave que causa en torno al 12% de casos de ceguera en el mundo, cuya tasa es de 100 casos por cada 100.000 habitantes. Dicha patología se llama uveítis y se trata de una inflamación de la úvea, una membrana que rodea el interior del globo ocular. 

Los factores que pueden producir la uveítis son diversos: enfermedades infecciosas, enfermedades óseas o reumáticas de origen inflamatorio, enfermedades autoinmunes causadas por virus o traumatismos entre los 20 y 50 años de edad, pero antes de esta franja es menos común. Los síntomas de la uveítis, si se trata de la parte anterior, pueden traducirse en mayor sensibilidad a la luz y si se trata de la zona posterior, pérdida de visión. La anterior se trata habitualmente con colirios antiinflamatorios, la posterior con cortisona y si es crónica puede recurrirse a fármacos inmunomoduladores, entre otros tratamientos. 

En cualquier caso, ante cualquier problema o síntoma que se presente, lo aconsejable es acudir al médico para que realice un diagnóstico. Asimismo, aunque no existan síntomas de ningún tipo, una revisión periódica es lo más efectivo para prevenir posibles problemas de visión y contribuir a nuestra salud ocular.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre