miércoles, 29 junio 2022 |

Actualizado a las

8:04

h CEST

20 C
Madrid

Las plagas de primavera y verano

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Aunque los mosquitos y las cucarachas son las plagas urbanas que vuelven cada año con la subida de las temperaturas, esta temporada hay que prestarle también atención a las ratas. Estos roedores llevan unos años escalando posiciones e incrementando su población en los meses de primavera y verano. Así mismo, la procesionaria es otra de las plagas que cada año aumenta su población y llega más temprano cada año, debido al cambio climático 

Con la llegada la primavera, los días son más largos y permiten hacer más planes. Además, todo el mundo deja ya volar su imaginación hacia esos días de descanso en los que se escapará a la playa, a la montaña, a una ciudad por descubrir… No importa el destino, salir de la rutina y no tener la necesidad de mirar el reloj ya es suficiente para esbozar una sonrisa. Sin embargo, no todo son alegrías en esta época del año. 

Durante estos meses, se produce un aumento en el número de insectos, además de pequeños mamíferos portadores de enfermedades como ratas y ratones. Por este motivo, es la época en las que las empresas especializadas en los servicios de desinfección, desratización y desinsectación empiezan a recibir más llamadas de sus clientes. Estas plagas comienzan a dar señales de su presencia en primavera por la subida de las temperaturas, además de coincidir con el ciclo vital y reproductivo de algunas de estas especies. 

Pineda Servicios Integrados 

Cuando aparecen las primeras señales de ataque biológico, es el momento de contar con los expertos. Pineda Servicios Integrados es una compañía sevillana referente en el sector de las plagas que trabaja en toda España. Sus principales servicios son el control de plagas para particulares, comunidades de propietarios, empresas e instituciones. Es importante recurrir a profesionales como estos, ya que los trucos caseros no suelen funcionar y no harán más que darle más tiempo a las plagas para ganar terreno y multiplicarse. Ya sea en el entorno doméstico, laboral o industrial, al menor signo de alarma de alguna invasión, hay que contactar con los profesionales que harán una evaluación de la situación y sabrán exactamente cómo actuar. 

El año pasado, las peores plagas de los meses de calor, las más temidas, fueron las de los grandes roedores, es decir, de las ratas. La menor presencia de las personas en el exterior por los confinamientos por Covid durante meses hizo que aumentara la población de estos mamíferos, que además eran más grandes, más agresivas que años anteriores. La especial situación de encierro las hizo mucho más confiadas, paseando a sus anchas por las zonas urbanas e industriales. 

Previsiones de plagas para este año y los venideros 

Los expertos de Pinedas Servicios Integrados y otras empresas especializadas en el control de plagas coinciden en que las infestaciones irán a más, año tras año, debido a factores como la globalización y el cambio climático. El aumento de temperaturas de las últimas décadas en la Península Ibérica ha propiciado un incremento notable de insectos, como el mosquito, la mosca, la cucaracha o la avispa, cuyo desarrollo se ve favorecido por el calor. 

Así mismo, el cambio climático hace que se den modificaciones en los ecosistemas propios de cada región haciendo el camino más fácil a algunas especies invasoras, como el mosquito tigre o la avispa asiática, que antes no lograban adaptarse fuera de su territorio. Otro desencadenante del aumento de las temperaturas es que los inviernos suaves disminuyen la mortalidad de los insectos, por lo que cada año se experimenta un aumento de la población. 

La procesionaria adelanta su ciclo en Andalucía 

Desde comienzos de 2022, las altas temperaturas y la falta de lluvias han propiciado que en Andalucía se haya tenido un clima más típico de la primavera que del invierno. Los efectos de esta situación no han tardado en verse en los embalses, cada vez más secos, sonando las alarmas de sequía. No obstante, no solo afecta a las reservas de agua, sino que cambian los ciclos biológicos de los animales. En el caso de la oruga procesionaria, una peligrosa plaga, este año ha llegado por adelantado al sur de España

La oruga suele protegerse del frío en sus nidos, ya que juntas consiguen mantener el calor necesario para sobrevivir dentro de los bolsones blancos que forman en las copas de los pinos. Sin embargo, mientras que otros años no comienzan a bajar hasta marzo o abril para enterrarse en la tierra y completar su ciclo vital, este año han podido verse desde febrero

Esta oruga es muy peligrosa para los animales y las personas, a los que les provoca fuertes reacciones alergicas que, en el peor de los casos, pueden llegar a ser mortales. Este alargamiento de su ciclo vital hace que la temporada en la que producen estas reacciones de alargue, además de darle la oportunidad de poner más huevos, por lo que la población sigue aumentando. Es necesario, por tanto, aplicar un control de plagas anual para frenar este crecimeinto en todas aquellas áreas donde haya pinos y se encuentre presente este animal. 

Plagas que más preocupan esta primavera verano 

Junto a la procesionaria, parece que las plagas que más abundarán esta primavera verano debido al cambio climático, al aumento de las temperaturas y a la sequía serán las cucarachas, los mosquitos y los roedores. Todos estos animales son muy peligrosos, debido a las reacciones alérgicas que producen, como la oruga, o por ser vectores de enfermedades, como los mosquitos, las cucarachas y roedores. 

Preocupa especialmente el aumento de la población de especies invasoras, como la supercucaracha americana, o el mosquito tigre, que transmite enfermedades como el dengue o el zika. 

Miguel Medina es especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Twitter | Pinterest

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre