Las mujeres ganan terreno en las escuelas de negocios

0
(0)

La brecha de género en el sector empresarial sigue reduciéndose, y las mujeres ganan más presencia en puestos ejecutivos o consejos de administración de importantes empresas. También, la participación de las mujeres en la actividad emprendedora es cada vez mayor gracias al espíritu empresarial y la formación sólida que ofrecen las escuelas de negocios, así como otros centros de educación avanzados con oferta especialmente diseñada para ese público femenino que acude a estos para desarrollar su potencial en el mundo de los negocios.  En el presente artículo, hablaremos sobre este público femenino y su rol cada vez más visible en el sector empresarial en general. 

Sobre la brecha de género en el sector empresarial, España permanece por encima del promedio europeo: los puestos directivos de las empresas lo lideran el 34% de las mujeres. En el resto de Europa, la cifra se ubica en 30%. Asimismo, de acuerdo al más reciente informe de Women in Business 2020, en España cada vez más mujeres están dirigiendo empresas y asumen puestos de responsabilidad, uno de los impulsos más altos de los últimos 16 años.

El lado positivo del sector empresarial español

En este sentido, las escuelas de negocios y programas MBA se destacan por formar cada año cientos de mujeres especializadas en finanzas, estrategia, marketing, negociación, entre otras áreas. Estos programas formativos logran alcanzar por fin la paridad entre el número de alumnos y alumnas, que se traduce paulatinamente en el aumento del número de mujeres que gestionan y administran importantes empresas. Las business school consultadas sobre este tema indican que “el modo femenino de hacer negocios se caracteriza especialmente frente al masculino, en que las mujeres fomentan la colaboración en lugar de la competencia, el trabajo ágil y fluido frente a las prisas e impulsan la innovación frente al conformismo”.

Si te interesa el aprendizaje continuo y el crecimiento profesional, aquí puedes ver prestigiosas escuelas de negocios comprometidas con potenciar el cambio a través de la educación, el empoderamiento y la cultura empresarial.  La formación especializada y eficiente de las mujeres en estos centros educativos sobre el mundo de los negocios es una de las razones por las que el número de mujeres emprendedoras en España se acerca cada vez más al de los hombres. Por sexto año consecutivo, la brecha de género en la actividad emprendedora continúa disminuyendo, según el último Informe Mundial GEM 2018/19. Este informe asegura que, dentro de la paridad de género, las mujeres representan el 46.9% de los nuevos empresarios españoles.

¿Qué logran las mujeres estudiando en una escuela de negocios?

Las escuelas de negocios ofrecen a las mujeres la oportunidad de especializarse en áreas de gestión y administración de empresas que les permita formarse para tomar las mejores decisiones estratégicas relacionadas con cualquier área de la empresa, aplicar acciones comprobadas de marketing en un negocio para incrementar las ventas, así como dominar los aspectos económicos y financieros o convertirse en gestoras estratégicas de talento humano. En definitiva, una mujer en una escuela de negocios desarrolla competencias y habilidades para ser futuras líderes empresariales. A continuación, detallamos 3 aspectos esenciales de logro y cambio relativos a la presencia de las mujeres en las escuelas de negocios: 

  • Empoderamiento en entornos diversos

La formación profesional en administración y dirección de empresas garantiza que las mujeres se capaciten con conocimientos especializados para asumir el control de las empresas y alcanzar la igualdad de género en cualquier organización y sector industrial tanto a nivel nacional como internacional. Es una tendencia que se ha venido profundizando a lo largo de las últimas décadas al abrir un mayor número de espacios empresariales y administrativos a miles de mujeres. Por tanto, un título MBA logrado en una business school aporta a las mujeres el valor de adquirir un enfoque transformador y contribuye al empoderamiento de tal forma, que se convierten en impulsoras y agentes del cambio.

  • Impulso hacia puestos de liderazgo corporativo

Diversos estudios aseguran que, dentro del organigrama empresarial, las mujeres con títulos y formación profesional orientada a las finanzas o negociación tienen más posibilidades de ascender a las juntas directivas de las compañías. No es casualidad que en España contemos con las más prestigiosas escuelas de negocios en el mundo que apuestan por el crecimiento profesional de las mujeres. En muchas instituciones educativas ofrecen seminarios específicos dentro de los masters donde reciben asesoramiento y orientación para superar los desafíos propios de las mujeres directivas o empresarias. Por otro lado, numerosas encuestas coinciden en que las mujeres son tan capaces para ejercer un liderazgo positivo y proactivo en las empresas como los hombres. Incluso estos estudios indican que la mayoría de las personas, creen que las mujeres se diferencian de los hombres en factores claves de liderazgo como la capacidad de comunicación, innovación, organización, ética y empatía.

  • Cambios en el equilibrio de poder en los lugares de trabajo

Desde el 2013, la capacitación profesional y los diferentes estilos de liderazgo que se desarrollan en las escuelas de negocios, han logrado aumentar la participación de mujeres en puestos claves de la economía y la empresa en los que, anteriormente, sólo dominaban los hombres. Este cambio se expresa en el mundo de las empresas y negocios de varias formas: debilitamiento de las jerarquías verticales con aumento de organigramas más horizontales; impacto disruptivo en los modelos de negocios, tomando más terreno el ámbito digital y online; la repercusión del poder adquisitivo de las mujeres; modificación de los papeles o roles de los hombres hacia las labores y vida familiar.

El logro del equilibro entre hombres y mujeres en el ámbito empresarial es un gran avance que está comenzando a ocurrir. La inversión en formación, en adquirir habilidades superiores y aptitudes transversales de gestión empresarial, ya no son un obstáculo para las mujeres que desean escalar hacia puestos directivos. También está el camino abierto para muchas mujeres que con visión estratégica se inclinan por poner en marcha sus propios proyectos de emprendimiento. Estas oportunidades que ofrecen conjuntamente muchas empresas y escuelas de negocios, representan un verdadero acierto para que las mujeres puedan desarrollar al máximo todo su potencial. Esto significará sin duda, en el corto y mediano plazo, importantes beneficios para la sociedad y la economía en general.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre