Islas Maldivas y Sri Lanka, dos destinos “desconocidos” en Asia

Asia es un continente que atrapa la atención de muchos turistas en el mundo. Sus espectaculares paisajes, su exotismo, su linaje cultural y como no, sus precios, consiguen que mucha gente se interese por pasar unas largas vacaciones recorriendo muchos de sus rincones.

Vietnam, Tailandia, Camboya, Malasia, Singapur o Indonesia han hecho del Sudeste Asiático una de las regiones más deseadas del planeta. A estos países se le suman los grandes gigantes del continente, como Japón, India o China. Tal es la fascinación por este área del planeta que Bangkok es uno de los principales hub aeroportuarios en todo el planeta.

¿Por qué genera tanto interés conocer Asia?

Asia atrae por todos sus rincones: el misterioso Oriente, Asia Central y su ancestralidad, la cordillera del Himalaya y el desierto del Gobi, las llanuras de Mongolia, los caudalosos ríos de China y por supuesto el subcontinente indio y las influencias contemporáneas de Occidente en Japón y Corea.

Todo este bagaje lo representa en buena medida el Sudeste Asiático, donde conviven un sinfín de religiones: budista, hinduista, cristiana, judaista, musulmana… y con un generalizado ambiente de paz, respeto y armonía entre todas ellas.

De todos los países asiáticos, quizás el más sorprendente por ser un claro ejemplo de desarrollo es Singapur, una ciudad-estado que presume de ser el cuarto más rico del mundo en cuanto al poder adquisitivo de sus habitantes. Este pequeño rincón al sur de Malasia es el lugar que produce más millonarios del mundo en la actualidad.

En los repasos por los lugares más atractivos para visitar en Asia suelen aparecer los ya mencionados, con especial énfasis en los países del sudeste. Sin embargo, existen dos pequeñas naciones que suelen quedar alejadas de muchas guías turísticas: Islas Maldivas y Sri Lanka.

Islas Maldivas, un remanso de paz en pleno océano Índico

Un Viaje Islas Maldivas es sinónimo de disfrutar de bungalows de lujo sobre aguas paradisíacas. Si existe un lugar en la Tierra que se asemeje al Edén, no debe estar muy alejado del archipiélago que conforma este país.

Como ocurre en otros muchos destinos asiáticos, las Maldivas son un lugar de referencia para practicar submarinismo, pues sus aguas turquesas, sus playas idílicas, el sol y la tranquilidad invitan a ello. No obstante, más allá del conocido turismo de sol y playa, este país tiene mucho más que ofrecer a los visitantes.

Un buen ejemplo de ello es Malé, la capital del archipiélago. Esta ciudad se puede recorrer en apenas unas horas para descubrir cómo es la vida de sus habitantes visitando algún mercado local. En Malé son de relevancia el Museo Nacional, el Palacio del Pueblo y el memorial a las víctimas del tsunami de 2004.

Este país está conformado por unas 1200 islas, de las cuales unas 203 están habitadas, y pasa por ser el más bajo del mundo, pues su altitud promedio es de 1,5 metros sobre el nivel del mar. Asimismo, es el estado que presenta la altitud máxima menos elevada del mundo, unos 2,3 metros sobre el nivel del mar.

Si hay casi 1.000 islas que no están habitadas, no parece una sorpresa que uno de sus atractivos sea visitarlas. Entre las habitadas, muchas de ellas son privadas y pertenecen a millonarios o bien son resorts turísticos. Otras muchas son islas locales a las que se puede acceder de manera económica y suponen el mejor modo de conocer a ciudadanos locales y sus costumbres.

Un último atractivo imprescindible de este país es su mar de estrellas. En el atolón de Raa se localiza Vaadhoo, la playa brillante de Maldivas. Se trata de un fenómeno natural conocido como bioluminiscencia que se produce cuando el plancton entra en contacto con el oxígeno y provoca una reacción química que oxida la proteína luciferina.

Ante determinadas condiciones de temperatura y ausencia de nubes, lo que se observa en el agua es un continuo de luces azules en la orilla que se asemejan a un cielo cubierto de estrellas. Este fenómeno también se produce en otros lugares del planeta, pero Maldivas es considerado el mejor destino para disfrutar de la bioluminiscencia.

Sri Lanka, el país de los elefantes

Este país al sur de India la llaman la isla de los mil nombres, porque ha sido conocida por innumerables denominaciones a lo largo de la historia. La antigua Ceilán fue elegida en 2019 como el destino estrella del año por la prestigiosa Lonely Planet.

Existen razones más que de sobra para descubrir esta isla en el Índico: sus soberbios paisajes, sus budas gigantes, la hospitalidad de sus habitantes, sus precios asequibles y su exquisita comida, aunque está un tanto picante.

Este país exporta café, caucho, coco y el conocido café de Ceilán, y destaca por ser una isla segura y tranquila que posee la renta per cápita más alta de todo el Asia Meridional. Como otros muchos destinos, el mejor momento para hacer Viajes a Sri Lanka es la temporada entre diciembre y abril.

En este país, un buen itinerario comienza por su capital, Colombo. Esta ciudad, ruidosa y caótica, concentra la actividad económica del país y entre sus rincones más especiales aparece el curioso templo de Gangaramaya.

En el centro del país se localiza Kandy, la capital cultural que es la puerta de entrada a las Tierras Altas. Esta ciudad es uno de los lugares sagrados del budismo y tiene en el gran templo del Diente de Buda una de sus principales atractivos.

La visita a Kandy merece al menos un par de días y hacer hueco para conocer la reserva de Udawattakelle, que encierra un poderoso verdor con sus majestuosos árboles y monos capuchinos que, si no andas ágil, te robarán la comida.

Otros dos emplazamientos con gran afluencia turística en el país son la playa de Mirissa y la ciudad fortificada de Galle, todo ello pasando por el parque nacional de Yala, para avistar de cerca a leopardos. Y si hablamos de fauna salvaje, los parques nacionales de Uda Walawe, Kumana o Kaudulla y Minneriya son los mejores espacios para contemplar al animal fetiche de los ceilandeses, el elefante.

Sri Lanka e Islas Maldivas muestran a través de sus incontables atractivos turísticos que la región sur del subcontinente indio guarda mucho encanto para ofrecer al visitante.

Calificación: 0/5 (0 votos)