La broma que obligó el youtuber ReSet a pedir perdón

0
(0)

Al youtuber ReSet, un joven de 19 años que acumula más de un millón de seguidores en su cuenta, no se le ocurrió una idea mejor que la de humillar públicamente a un sintecho mediante el método de obsequiarle unas galletas rellenas de pasta dental y grabarlo todo, para colgarlo en su canal.

El resultado fue que algunas personas -las más conscientes, sin duda- denunciaron el hecho, que llego a oídos de la Guardia Urbana de Barcelona. Ésta a su vez denunció a ReSet, quien ahora debe esperar el resultado de una demanda impuesta por el sintecho, quien sufrió malestares estomacales y náuseas a causa de la ingesta.

El lucro a partir del escarnio

En principio, parece una broma propia de la inmadurez. Todo el mundo tiene algún cuento acerca de alguna locura que hizo en sus momentos de juventud, y muy probablemente alguien salió perdiendo con el acto, pero grabarlo y publicarlo en internet tiene otras implicaciones. Una broma como esa puede ser muy lucrativa.

El canal de ReSet tiene tantos seguidores que genera ingresos para el jovencito, así que este vídeo iba a engrosar la lista de publicaciones, y tendría repercusión en su bolsillo. De hecho, junto con las galletas, le regaló 20 euros a su víctima.

Los agentes de la Guardia Urbana localizaron al indigente y le hablaron de la posibilidad de denunciar a su agresor, dado que había sido víctima de un delito penal, y éste accedió. En el momento del encuentro con la Urbana, apareció ReSet, quien planteó que pensaba pasar la noche con el agredido, para grabarlo y ofrecer disculpas públicas.

Finalmente, la denuncia fue formulada y ReSet no se quedó a dormir y, aunque subió un nuevo vídeo pidiendo perdón y reconociendo su inmadurez, esto le va a costar muy caro a su canal de Youtube y a su carrera mediática.





Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre