Dos espacios de un restaurante que deben incluirse en las reformas

0
(0)

Quienes van a un restaurante, indiscutiblemente buscan salir de la rutina de comer todos los días en casa, para encontrarse con sabores diferentes, pero también con espacios agradables que le ofrezcan nuevas sensaciones o que transporten a realidades muy distintas a las de su día a día.

El buen servicio al cliente de un restaurante necesita de otro tipo de estrategias que le permitan fidelizar a sus comensales.

Entre este tipo de estrategias se incluyen los cambios en el local, que pueden ir desde reformas parciales en espacios específicos como la cocina, baños o las zonas de las mesas, hasta reformas completas que mejoren el atractivo del lugar.

¿Por dónde comenzar a reformar tu restaurante?

Para realizar los cambios necesarios en tu restaurante debes tener muy claro qué es lo que deseas o lo que se necesita para atraer más clientela y fidelizar a la que ya tienes. Así que si estás buscando reformas de restaurantes en Valladolid que sean completas o parciales, sigue leyendo.

En este sentido, lo más acertado es que busques los servicios de profesionales locales, que con su trayectoria y experiencia seguramente puedan guiarte con la forma adecuada mediante propuestas concretas respecto a las reformas y así saber bien por dónde empezar.

Un profesional en reformas de restaurantes, además, tiene la capacidad de evaluar de manera integral el local, escuchar de qué se trata tu proyecto, constatar la viabilidad, hacer las recomendaciones necesarias u oportunas, presentar un presupuesto e indicar en qué tiempo estará terminada la obra, todo lo cual es vital para conseguir los resultados esperados.

Espacios que debe incluir la reforma

Si bien es cierto que probablemente ya tengas en mente lo que deseas hacer, hay espacios que siempre deben estar en la organización de estas reformas, siendo uno de esos lugares la cocina.

¿Por qué la cocina?

Los gustos y las formas de hacer y de consumir de las personas cambian con el tiempo. En la actualidad, para el cliente es agradable y también importante, poder seguir paso a paso cómo le preparan la comida.

Por esta razón, no es casual que cada vez más restaurantes se animen a tener una cocina que esté diseñada de tal manera que los comensales la tengan visible, siendo éste un espacio abierto que ofrezca la tranquilidad de que todo se hace de manera higiénica, con ingredientes frescos y con todo organizado alrededor.

Este tipo de cocinas visibles al público resultan muy atractivas y generan tal nivel de confianza, que los clientes no van a dudar en recomendar el restaurante como un lugar donde se puede ser parte del proceso de preparación de las comidas, fiable y agradable.

Si deseas un cambio realmente radical olvídate de conformarte con una cocina a la vieja usanza y atrévete a modificar por completo la estética de tu restaurante, tus clientes te lo van a agradecer, y para ti será una gran satisfacción brindar a los consumidores un espacio funcional y confiable.

Además, si lo haces de la mano de los profesionales en este tipo de reformas, el nuevo diseño no tiene por qué ser complicado o más caro que hacer otro tipo de modificaciones, ya que, con un buen equipo a cargo del diseño, la creatividad, la experiencia y buenos materiales, serán suficientes.

Reformar el baño

El segundo espacio que necesita atención continua, y, por lo tanto, no puedes excluirlo de las reformas, es el baño. No hay duda de que las condiciones en las que se encuentren estos espacios de un restaurante, son motivo para que los clientes se sientan a gusto y regresen o no.

Más allá de la higiene que debe existir en estos espacios visitados por adultos y niños, debe existir un ambiente agradable, iluminado, y que, además, se vea y se sienta limpio.

Los problemas de humedad son frecuentes, y, por tanto, una buena empresa de reformas es perfecta para corregir tuberías rotas, azulejos en malas condiciones, piezas sanitarias manchadas o con botes de agua, entre otras cosas.

Ten en cuenta que las manchas de humedad en los muros, techos y suelos, son muy desagradables y contribuyen a una mala imagen del restaurante.

Preferentemente elige colores claros para los baños, a excepción del blanco, ya que dejaría muy notable cualquier suciedad, y siendo éste un lugar de alto paso para el público, es muy probable que se vea muy sucio en pocas horas.

Las piezas sanitarias deben ser de buena calidad y resistentes al uso continuo de los clientes. Selecciona colores que no se ensucien con facilidad y que combinen con todo el espacio.

Otros consejos para sacar mejor provecho de la reforma

No olvides incluir una zona especial para grupos, el cual se pueda reservar para distintos tipos de celebración, como fiestas de fin de año, comuniones o cumpleaños. Deja un espacio para los niños también, los padres te lo van a agradecer cuando visiten el restaurante con toda la familia.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre