El crédito como instrumento de la recuperación económica española

0
(0)

Los créditos al consumo y el uso de las tarjetas de crédito siguen incentivando la recuperación económica en España. Desde el 2014 el país ha experimentado una evolución favorable en su Producto Interno Bruto (PIB), lo que indica la depuración tras la depresión ocurrida desde el 2008 y que se extendió durante 5 años.

El gasto familiar sigue aumentando y, según el Banco de España, la banca otorgó en el 2017 más financiación para la adquisición de bienes duraderos que para la compra de viviendas.

Los préstamos al consumo mantienen una tasa del 8%, lo que derivó el año pasado en un desembolso de 43.148 millones de euros, la mayor aportación en más de 10 años.

En el caso de las viviendas, la cifra destinada fue de 38.862 millones de euros. Lo que sí se ha quedado rezagado son los salarios y la generación de empleo, aunque esta última ha mostrado síntomas de recuperación.

Los españoles emplean cada vez más el recurso del endeudamiento, mientras que el ahorro doméstico sigue evidenciando niveles mínimos.

El informe de la entidad financiera reflejó también que los niveles de morosidad siguen cayendo, y no solo dentro de las familias, sino también dentro de las empresas, que continúan reduciendo deudas.

Un mecanismo que continúa captando clientes es el de los créditos rápidos en internet. En páginas web como la de Credy, se pueden conseguir prestamos rápidos online aprobados en cuestión de minutos. Basta con indicar una cantidad a financiar y el tiempo para su devolución.

Crecimiento sostenido

Los créditos al consumo ya suman 5 años consecutivos con un crecimiento de doble dígito. De hecho, en 2017 el crecimiento fue del 18,5%.

La línea de crédito al consumo incluye préstamos para la compra de automóviles, electrodomésticos, muebles o viajes. También son considerados los saldos de las tarjetas de crédito al cierre de año con pago aplazado.

Aunque la suma destinada a la compra de viviendas fue menor que la de los créditos al consumo, este tipo de préstamos han crecido durante los últimos 4 años, aunque de una forma menos acelerada. La subida en el 2017 fue del 3,65%, informó el Banco de España.

La cifra aún está muy lejos de los 150.000 millones de euros en financiación que experimentó el sector durante el boom inmobiliario.

Mayor uso de tarjetas

En España, se estima que hay en circulación más de 51 millones de tarjetas de crédito, más del doble que hace 15 años. De hecho, los españoles prefieren pagar los productos o servicios directamente con las tarjetas que retirar efectivo en los cajeros.

Durante el último trimestre del 2017, se pagaron con tarjetas de crédito cantidades que sumaron un total de 35.411 millones de euros, un incremento del 8,25% en comparación con el mismo período del año anterior.

La Asociación Española de Banca ha confirmado estas cifras y explican que, por segundo año seguido, las compras han superado el retiro en efectivo de los cajeros.

Hay un aumento del 9%, como promedio, en las operaciones de compra por medio de los puntos de venta, mientras que las operaciones de retiro a través de los cajeros aumentaron un promedio del 3%.

La economía sigue mostrando señales de recuperación. Para el 2018, las estimaciones de crecimiento se sitúan en el 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB). Mientras tanto, los consumidores siguen comprando bienes y servicios.





Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina

Miguel Medina

Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

1 Comentario

  1. La economía de España está en mal estado. Y necesitas aumentar el PIB, entonces habrá crecimiento económico. Los micro-tiempos son necesarios para que la gente sobreviva.

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre