E-commerce en España: cómo cambia, impacto en el emprendimiento y previsiones

0
(0)

El comercio electrónico es uno de los canales de consumo que más ha crecido en la última década gracias a una mayor digitalización de la sociedad. De la mano de este no solo vemos como más compradores obtienen beneficios exclusivos por consumir desde casa, sino también como miles de empresas en toda España evolucionan para brindar nuevos productos y servicios.

Si bien el crecimiento de este canal era estable pero conservador en nuestro país, lo cierto es que los eventos de los últimos años, protagonizados por la pandemia del coronavirus, lo han llevado a alcanzar niveles de desarrollo nunca antes vistos, un fenómeno que podría cambiar la forma en la que consumimos de forma permanente.

E-commerce en pandemia

Según datos de la firma de gestión de CRM, Salesforce, las ventas a través de Internet crecieron 65% durante el primer trimestre del 2021 en comparación con el mismo periodo del año anterior. Por su parte, la facturación interanual creció 1,9% durante ese trimestre, para ubicarse cerca de los 12,5 millardos de euros.

Aunque para el tercer trimestre el crecimiento se ralentizó, siendo de solo 14% en comparación con el año anterior, se trata de un fenómeno de desarrollo que no solo demuestra la capacidad de adaptación de las empresas a la realidad local, sino también una señal de la digitalización permanente del comercio.

Según la información de Salesforce, las categorías que más estarían creciendo gracias al consumo Online incluirían la mueblería, mochilas y maletas. Esto obedece a los cambios generados por la pandemia: un mayor interés por la renovación de espacios de vivienda, mayor necesidad de transporte de objetos, e incluso incremento en el deseo de viajar.

Las ofertas como núcleo

A consecuencia de la pandemia, el consumo mostró una caída importante a inicios del año pasado y, aunque las compras por Internet crecieron, las ventas no lograron recuperarse rápidamente. Fue entonces que las campañas de ofertas se convirtieron en el núcleo de gran parte de las estrategias comerciales del país.

No solo presenciamos como cada vez más empresas se dedicaban a la creación de campañas de descuentos, sino a que estas invirtieran mucho más en promocionarse a través de Internet de cara a la llegada de festividades de descuento. Así, el Black Friday, las navidades, el día de la madre o el de los enamorados, se volvieron esenciales para la supervivencia de los comercios.

Esto estaría siendo especialmente importante para las cadenas de mayor trayectoria, quienes lucharían por mantenerse en la mente de los consumidores aún cuando estos no compren con tanta frecuencia. Casos como el del Black Friday en Media Markt, empresa que «importó» esta festividad a nuestro país, y que estaría ofreciendo toda su mercancía sin IVA por 4 días, demuestran lo importante de las campañas de descuento en el nuevo mundo del comercio virtual.

En conjunto con esta, estaríamos viendo un catálogo inmenso de empresas que invierten por primera vez en el lanzamiento de descuentos de temporada para atraer más clientes.

Esto no solo ocurre con las grandes cadenas, sino también con las pymes y los pequeños negocios independientes, donde ha sido la digitalización (en conjunto con las festividades de consumo) lo que las ha salvado de la desaparición inminente. Aunque muchas no han sido capaces de adaptarse a la tendencia de consumo por Internet, otras lo han logrado sin mucho esfuerzo.

El coronavirus, en conjunto con una mayor necesidad de consumir sin dejar la comodidad del hogar, seguirán llevando al comercio electrónico por un camino de desarrollo estable y a largo plazo.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre