¿Conoces el proceso que hay detrás de las cápsulas de café?

0
(0)

Las cafeteras de cápsulas ofrecen una forma rápida y sencilla de preparar el café a gusto del consumidor. También representan una fórmula revolucionaria: son especialmente útiles para quienes no conocen el procedimiento para preparar un buen café. Hoy en día, basta con tener una de estas máquinas y obtener la cápsula correspondiente al sabor que se quiere degustar.

Muchas marcas han apostado por esta opción. Una de las más populares es la cafetera de cápsulas Nescafé Dolce Gusto. Con sus más de 35 variedades, permite que el usuario prepare el café que prefiera con solo introducir la cápsula adecuada.

Del grano a la cápsula

Además de la facilidad en la preparación, las cafeteras de cápsulas tienen éxito por el sabor de sus productos. Es café auténtico y posee el aroma y el gusto del que se prepara de manera tradicional. Esto se debe a que su fabricación se inicia en el cultivo.

Los granos de café llegan a las fábricas de las marcas y atraviesan un conjunto de procedimientos. Antes de nada se limpian, para asegurar que el producto no contenga impurezas ni restos indeseados. Las fórmulas para la creación de las cápsulas son desconocidas. Cada marca posee su propio procedimiento y establece los parámetros y porcentajes necesarios para crear la combinación ideal.

El café es tostado, molido e introducido de forma inmediata dentro de la cápsula correspondiente. De esta forma garantizan que el aroma se mantenga intacto e inalterado después de que se selle herméticamente. El único paso restante será introducirlo en la cafetera.

Procedimiento en casa

Al colocar la cápsula en la máquina y pulsar el botón de inicio, una aguja dentro de la cafetera procede a hacer un agujero en la cápsula. A través de él, se introduce el agua caliente sobre el café para iniciar el procedimiento de preparación.

Pero, antes de iniciar, es necesario definir la dosis de agua. Los envases lo especifican en las instrucciones, dependiendo de la variedad de café seleccionada. Las indicaciones del producto guían al usuario para que sea capaz de resolver cualquier duda durante la preparación y conseguir con éxito la variedad de café que desee tomar.

Hay marcas que ofrecen también cápsulas recargables. En el caso de Dolce Gusto, el paquete incluye una brocha que permite limpiar la cápsula después de ser usada. Si se prefiere esta opción, solo es necesario asegurarse de tener el café en casa y molerlo justo antes de introducirlo en la cápsula. De lo contrario, podría volverse agrio.

Aunque puede resultar un tanto intimidante para quien esté acostumbrado a utilizar cafeteras tradicionales, las cafeteras de cápsulas son una buena solución para los amantes del café que no saben cómo preparar la bebida. La calidad, el aroma y el sabor se conservan. Además, ofrecen una gran variedad, incluyendo bebidas frías, achocolatadas o combinaciones más habituales, como el clásico café con leche.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre