Cómo presumir de una dentadura blanca y bonita

4.3
(36)

En la actualidad, presumir de una dentadura blanca y bonita se ha convertido en el sueño de muchos. Lucir una sonrisa digna de anuncio publicitario es una necesidad tanto estética como psicológica para la sociedad de hoy en día.

Sin embargo, no todos pueden darse este gusto de forma natural. Además, el tono amarillento no siempre es producto del tabaco o del café.

El grado de blancura de los dientes también está relacionado con la parte genética de cada persona. Además, los cambios hormonales pueden producir alteraciones en el color y manchas.

Una dieta poco equilibrada puede afectar al color de los dientes, además del abuso de algunos alimentos, como el café, el vino tinto, el té, las bebidas de cola y los zumos cítricos. Los alimentos ricos en caroteno como las espinacas, la zanahoria y el tomate también afectan el tono de las piezas dentales.

La ingestión prolongada de ciertos medicamentos, como antibióticos, antiestamínicos y antidepresivos, puede modificar el color de los dientes.

Los odontólogos recomiendan cepillar los dientes 3 veces al día, evitar hábitos nocivos y alimentos que alteren el color de la dentadura. Sin embargo, aquellos que tienen los dientes amarillentos o manchados pueden realizarse tratamientos como las carillas dentales o el blanqueamiento.

Las carillas se colocan en la parte frontal del diente. Son láminas delgadas de porcelana que, además de mejorar el color, también permiten corregir pequeñas imperfecciones en la forma del diente. El resultado es una dentadura blanca y bonita.

El blanqueamiento dental debe ser realizado siempre por un profesional, pues consiste en la aplicación de productos químicos con el propósito de aclarar el tono de los dientes.





Puntúa este contenido

Puntuación: 4.3 / 5. Votos: 36

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre