sábado, 4 febrero 2023 |

Actualizado a las

22:06

h CEST

9.9 C
Madrid

¿Cómo elegir un buen aire acondicionado sin gastar mucho?

Puntuación media: 0 | Votos: 0

La necesidad de un aire acondicionado es para los días en los que la temperatura aprieta. Estos equipos son necesarios en la casa, pero nadie quiere pagar mucho más por su factura eléctrica, ni por un equipo costoso. Entonces, ¿cómo elegir y usar un aire acondicionado sin gastar mucho dinero? Esta información es vital para las familias.

Actualmente casi todos los equipos de aires acondicionados baratos vienen con etiquetas de eficiencia en lo que al ahorro de energía se refiere. Aun así, hay que tomar en cuenta algunos factores para que la factura no sufra incrementos que golpeen el presupuesto familiar: el secreto está en regular la temperatura de manera adecuada.

Todo está en la regulación de la temperatura

Hay que controlar bien el aire acondicionado de manera tal que se pueda garantizar la comodidad en los edificios. De esta forma se minimiza la desagradable sensación de frío al entrar en una habitación, además de mejorar el rendimiento de los equipos y conseguir un importante ahorro energético.

Todo ello, utilizando las funciones y modos que ofrecen estos aparatos. Regular la temperatura del aire acondicionado entre 24 y 26 grados centígrados es la recomendación de IDEA, que es el Instituto para la diversificación del Ahorro de Energía.

Se sugiere que la discrepancia de temperatura entre el interior y el exterior no rebase los 12 grados, esto no siempre es posible, se dificulta en zonas citadinas debido al efecto isla de calor. Se debe tener presente que el consumo aumentará cada grado menos. Esto hasta en un 8%.

Afortunadamente, las ofertas aire acondicionado del mercado permiten que los usuarios puedan elegir los modelos y tipo de equipos, entre muchos, para cubrir sus necesidades en cualquier sitio. Sea una pequeña alcoba o grandes edificios de oficinas.

Lograr mayor eficiencia

Se debe recordar que bajar el termostato no indica que la habitación se enfríe más rápido. Además, debido al cambio brusco, este planteamiento no hace más que aumentar el consumo de energía y causar incomodidad.

El uso de la tecnología inverter en los equipos de aire acondicionado es muy recomendable para el confort del usuario y el ahorro de costes.

Así, el compresor del aparato funciona de forma continua manteniendo la temperatura más adecuada y, por tanto, con mayor eficiencia. En la actualidad, la mayoría de los modelos de aire acondicionado incluyen horarios, lo que amplía el potencial de gestión y regulación.

De esta manera, se crea la posibilidad de programar el encendido con antelación varias horas antes de arribar al hogar. Una vez al estar en casa, la misma ya debe estar fresca en ese momento. Hay que agregar que ya casi todos los equipos poseen conexión WIFI, esto facilita configurar, apagar, encender y todo lo relacionado con el manejo del aparato desde cualquier dispositivo que pueda acceder a internet.

Hay que apostar siempre por los aires acondicionados de categoría A + + + y, si el presupuesto lo permite, se debe decantar por los que cuentan con sensores de presencia o movimiento.

Estos identifican cuando alguien entra o sale de una habitación en función de criterios personalizables, optimizando aún más el consumo. Además, se debe evitar la luz solar directa al montarlo porque puede perjudicar y aumentar su consumo energético.

Es fundamental recordar que hay que mantener los filtros limpios (basta con una o dos limpiezas anuales) y que un profesional realice una revisión de mantenimiento en el momento indicado por el fabricante.

Por otro lado, algunos sistemas de climatización, sobre todo los centralizados, permiten la zonificación autónoma de cada estancia. Esto reduce el consumo de energía y aumenta la eficiencia de la climatización, ya que cada habitación alcanza la temperatura requerida sin malgastar energía, enfriando aquellas que permanecen desocupadas.

Estar informado sobre las características y los modos del equipo permitirá obtener un mayor rendimiento y que funcione de forma correcta.

El modo ECO, por ejemplo, reduce el consumo hasta un 30%,y si necesitase mantenerlo en funcionamiento al dormir, se puede reducir la potencia o utilizar el modo sleep, que regula automáticamente la temperatura durante toda la noche.

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 0 | Votos: 0

Cinco Noticias / Variedades / ¿Cómo elegir un buen aire acondicionado sin gastar mucho?

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre