martes, 27 febrero 2024 |

Actualizado a las

0:21

h CEST

6.7 C
Madrid

El estrepitoso y decisivo fracaso del asedio de Damasco en la Segunda Cruzada

Puntuación media: 4.8 | Votos: 5

La Segunda Cruzada comenzó el 1 de diciembre de 1145, cuando el Papa Eugenio III pidió la reconquista de la ciudad mesopotámica de Edesa, que se encontraba en manos de la dinastía musulmana Zengid.

Al frente de los ejércitos cristianos estaban el rey Luis VII de Francia y Conrado III de Alemania. Sin embargo, en medio de numerosos sabotajes, los cruzados vieron frustrados sus esfuerzos para tomar Edesa. El rey Luis y el rey Conrado se reagruparon en Jerusalén, ciudad conquistada en la Primera Cruzada, hacía unos cincuenta años.

Los dos reyes, junto a un consejo formado por otros líderes europeos, decidieron tomar Damasco, que estaba en manos de otra dinastía musulmana, los Burids.

Si bien la razón exacta para cambiar su objetivo no está nada clara, los historiadores especulan que se debió a la proximidad de Damasco a Jerusalén y su importancia histórica y de riqueza. Otros sugieren que los cristianos pensaron que Damasco caería rápidamente. Independientemente de la razón, el asedio posterior resultó decisivo para el resultado de la Segunda Cruzada.

La batalla se inició la mañana del 24 de julio de 1148, a orillas del río Barada. Los cruzados cristianos empujaron rápidamente al ejército damasceno detrás de las murallas de la ciudad. Los ciudadanos bloquearon las calles principales en previsión de una batalla aparentemente inevitable.

El día 25, los cruzados se habían apostado en Green Maydan, un área de entrenamiento utilizada por la caballería damascena. Sin embargo, los Burids lanzaron un contraataque y repelieron a los ejércitos cristianos hacia el norte. Esta aparentemente pequeña victoria permitió que llegaran refuerzos musulmanes desde el Líbano los días 26 y 27.

Habiendo perdido parcialmente su punto de apoyo, los cruzados centraron sus esfuerzos en el este. Este cambio de estrategia estuvo acompañado de discusiones entre la nobleza europea sobre quién controlaría la ciudad si caía.

En resumen, apenas unos días después, el asedio no iba tan rápido ni tan fácilmente como habían previsto los cruzados cristianos. El 28 de julio, Luis VII y Conrado III decidieron retirarse. Las razones de esta decisión fueron las siguientes:

  • En primer lugar, el terreno era accidentado y, teniendo en cuenta el tamaño de sus ejércitos, la ciudad era simplemente demasiado grande para conquistarla.
  • En segundo lugar, los Burid y sus aliados demostraron ser más tenaces de lo esperado.
  • En tercer lugar, Nur Ad-Din, gobernador de la dinastía Zengid, se acercaba rápidamente a la ciudad y su ejército probablemente habría causado un daño significativo al ejército cruzado.
  • En cuarto y último lugar, los ejércitos cruzados se estaban quedando sin comida ni agua.

Todos estos factores llevaron a que el sitio de Damasco terminara en una derrota para los cristianos, significando el final de la Segunda Cruzada.

Además, en marcado contraste con la «gloriosa reconquista» de Tierra Santa de la Primera Cruzada, la Segunda Cruzada fue un fracaso dramático. También tuvo consecuencias no deseadas para el mundo musulmán. De hecho, aprovechando la derrota de los cruzados, el mencionado Nur ad-Din, gobernante de la dinastía Zengid, tomó Damasco de manos de la dinastía Burid en 1154, unificando Siria.

Ad-Din luego conquistó Egipto en 1168, superando al califato fatimí mientras luchaba contra las incursiones de los cruzados cristianos.

En resumen, el fracaso del Sitio de Damasco y la Segunda Cruzada generaron aún más amenazas para el mundo cristiano a través de una dinastía musulmana más poderosa, allanando así el camino para más cruzadas en el futuro.

Cita este artículo

Pincha en el botón "Copiar cita" o selecciona y copia el siguiente texto:

Bofill, Maribel. (2023, 05 febrero). El estrepitoso y decisivo fracaso del asedio de Damasco en la Segunda Cruzada. Cinco Noticias https://www.cinconoticias.com/asedio-damasco-segunda-cruzada/

¿Te ha gustado este contenido?

Valóralo y ayúdanos a mejorar

Puntuación media: 4.8 | Votos: 5

Maribel Bofill
Maribel Bofill
Profesora de formación vial y de música. Responsable del blog Gladiatrix en la Arena. Me apasiona la antigua Roma, motivo por el cual me convertí en divulgadora de la historia de Roma. Soy miembro de Divulgadores de la Historia y colaboradora habitual en ArraonaRomana.blogspot.com y en la revista Histórica.
Cinco Noticias / Cultura / El estrepitoso y decisivo fracaso del asedio de Damasco en la Segunda Cruzada

No te pierdas...

Lo último

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre