La rosca chapa, el mejor sistema para unir y fijar una o más chapas

0
(0)

Son innumerables los casos en los que se hace necesaria la fijación entre dos o más chapas metálicas. Para llevar a cabo una soldadura fiable, se recurre a técnicas como el roblonado, el atornillado, los tornillos de alta resistencia y la soldadura. El uso de tornillos de alta resistencia rosca chapa está considerado como uno de los más seguros y eficientes

Los tornillos comúnmente usados para unir láminas de metal y otros materiales parecidos llevan el nombre de tornillos rosca chapa. A diferencia del resto de tornillos, como el rosca madera para ajustar este material, o el rosca simétrica que carece de punta y se sujeta gracias a una tuerca, el tornillo rosca chapa es más resistente y con punta específica para el metal.Además, existen diseños autoperforantes que tampoco necesita tuerca.

Existen diferentes diseños del tornillo rosca chapa, de entre los que cabe destacar el que presenta la prestigiosa marca Böllhoff, socio global en el sector industrial, presente en los cinco continentes. El denominado Quick Flow está considerado por los expertos como una solución ideal para el atornillado universal y rentable en chapas finas.

Características de un tornillo rosca chapa

Las principales características que permiten distinguir un tornillo de rosca chapa del resto comienza en su tipo de rosca, que es de un solo hilo y con un ángulo del filete del 60%. El propósito de la rosca del tornillo no es otro que el de generar una tuerca en el propio alojamiento, que puede ser una chapa de acero o cualquier pieza de aleación blanda, como el aluminio.

Este tipo de objeto tiene una función básica y fundamental que es la fijación de dos o más chapas. La condición sine qua non para que cumpla a la perfección con este trabajo será que el espesor total de ambas planchas no supere el 80 % de la dimensión del paso de la rosca.

Entre otras normas que el tornillo debe cumplir, es necesaria la Norma DIN 267, que queda como norma interna de Control de Calidad de cada empresa. Con esta norma se cumple con las condiciones de dureza en su superficie y también en su núcleo para asegurar que el tornillo no llegue a romperse. Al confirmar esta resistencia también se consigue que la entalla y el filete de rosca no sufran desperfectos en los trabajos de ensamblaje donde van a ser utilizados.

Proceso de fabricación

Como norma general, los tornillos rosca chapa sufren un proceso de tratamiento térmico para su formación en el que se incluyen diferentes fases.

El temple

En este primer paso se somete al acero a un calentamiento homogéneo con temperaturas superiores a los 723 ºC. Con esto se consigue una estructura Austenítica (acero inoxidable no magnético con altos niveles de cromo y níquel y bajos en carbono). Posteriormente, se enfría de forma rápida y de forma adecuada para conseguir la transición estructural a Martensita (fase cristalina BCT, en las aleaciones ferrosas).

La carbonituración

Este proceso tiene como objetivo la cementación en caja austenítico, es decir, incorporar nitrógeno a través del NH3 gaseoso, con lo que se consigue un aumento notable en la resistencia al desgaste, puesto que se crea una capa superficial mucho más dura. El proceso de carbonitruración es especialmente adecuado para producir masivamente pequeños componentes limpios, como los tornillos rosca chapa.

Enfriamiento en aceite

El siguiente paso es el enfriamiento del tornillo y, aunque el sistema más eficiente para enfriar sea sumergir la pieza en agua para que adquiera la máxima dureza, en el caso de los metales se corre un grave riesgo de que estos se deformen. Para evitar este daño en piezas que requieren precisión en la forma se usa el aceite que posee una velocidad de enfriamiento menor, es preferible para que la pieza salga perfectamente.

Revenido del tornillo

Por último, se aplica el revenido que es otro tratamiento térmico para variar la dureza del tornillo y cambiar su resistencia mecánica. Este proceso, que disminuye la fragilidad que adquieren los aceros después de pasar por el temple, se lleva a cabo en hornos específicos.

Ventajas del tornillo rosca chapa quick Flow de Böllhoff

Se comenzó el presente artículo con referencias a un diseño exclusivo de la multinacional de elementos de fijación Böllhoff. El motivo es la alta eficacia y los muchos beneficios que consigue generar en aquellas estructuras donde se implementan.

Gracias al sistema lightweight que llevan a cabo en esta empresa para unir chapas de reducido espesor sin llegar a utilizar tuercas no deseadas, se logra una serie de ventajas que van más allá del simple ahorro económico.

El primero de los beneficios es que ya no será necesario llevar a cabo taladros previos, ni tampoco la estampación del material, ni tan siquiera una rosca guía. El segundo será la tranquilidad que ofrece al empresario saber que ofrece la más alta seguridad en los procesos de colocación, esta confianza se deberá a la existencia de pares de apriete más altos.

Por otro lado, se permitirá realizar operaciones repetidas y continuadas de roscado y desenroscado sin pérdida de eficiencia, y, por supuesto, la seguridad de la unión más segura y permanente posible.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Miguel Medina
Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Desayuno datos, almuerzo datos y ceno datos. El lector es el único que siempre tiene razón.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre