Qué tomar para la garganta irritada

0
(0)

Uno de los síntomas más molestos del resfriado común o de infección por virus patógeno o bacteria es la garganta irritada. El dolor, la picazón y la sensación de ardor no son nada agradables.

La próxima vez que presentes algún síntoma de irritación en la garganta, ten en cuenta los siguientes consejos para aliviarte antes de tener que acudir a un médico.

Varias de las alternativas que te presentamos a continuación incluyen la compra de algún medicamento de tipo antibiótico, analgésico y/o antiinflamatorio, así que una buena opción será pasarte por la web de nutricionyfarmacia.es para abastecerte.

1. Toma algún analgésico de venta libre

En caso de resfriado común, especialistas como Alfredo Carpintero Angulo, farmacéutico profesional de Farmacia Angulo y Licenciado en Farmacia por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, recomienda tomar algún medicamento antiinflamatorio y analgésico no esteroideo y de venta libre.

Entre las opciones están el Naproxeno, y el Ibuprofeno o Paracetamol, analgésicos que disminuyen la inflamación y el dolor en la garganta.

2. Gárgaras de agua salada

El líquido es muy importante como parte del tratamiento para la garganta irritada. Además de beberlo en gran cantidad, es ideal hacer gárgaras de agua tibia con sal. ¿Qué tipo de acción tiene este remedio natural? Según el Dr. Angulo, la sal extrae la mucosidad del tejido inflamado, aliviando la molestia.

La forma ideal de preparar el agua con sal para las gárgaras es agregando de ¼ a ½ cucharadita de sal de mesa a 4 u 8 onzas de agua tibia y revolver hasta que la sal se disuelva. Haz las gárgaras durante varios segundos y escupe. Puedes repetir este remedio natural hasta 3 veces al día.

3. La miel es ampliamente recomendada

Como mencionamos anteriormente, el líquido es muy importante en la recuperación de la garganta irritada. Por ello, es imprescindible la ingesta de sopa y té. Adicionalmente es importante mantener una comida balanceada, por lo que el alimento debe ser bajo en grasa. Y hablando de té, el mejor acompañante de cualquier té que prepares para aliviar la garganta es la miel.

La miel, además de endulzar naturalmente los líquidos que vas a ingerir, también ayuda a calmar la irritación, incluso suprimiendo la tos, de ser otro síntoma.

4. Si los síntomas persisten pide una receta a tu médico

La irritación en la garganta puede deberse a una infección causada por virus patógeno, pero en otros casos puede darse por bacteria. Una forma de saber que se trata de una infección mayor es justamente estando atento a los síntomas que se van presentando. Por ejemplo, la fiebre es indicador de que se trata de algo más que un simple resfriado.

Cuando se presenta la fiebre, es posible que se necesite un antibiótico, para lo cual es preciso acudir al médico. Una de las claves para una completa recuperación del resfriado y de la garganta irritada es justamente seguir el tratamiento del antibiótico hasta el final de la receta médica, aun cuando los síntomas hayan desaparecido.

La suspensión del antibiótico justo antes de finalizar el tratamiento según receta médica puede dejar algunas bacterias vivas, que eventualmente causarán una recaída.

De persistir el síntoma de molestia o de agravarse, hasta el punto en que hay dolor intenso con la deglución o sin ella, podríamos estar hablando de un diagnóstico de odinofagia. Es justo aquí que la consulta con el médico es urgente.

Puntúa este contenido

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Julia Cotino
Julia Cotino
Diplomada en Literatura Hispánica y Máster en Literatura Creativa por la Universidad Autónoma de Barcelona. Apasionada de los libros en papel y del color rosa. Escribo para diversos medios online y blogs especializados.

Contenido recomendado

Lo último

Otros están viendo…

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe tu nombre