miércoles, 5 octubre 2022 |

Actualizado a las

11:54

h CEST

17.1 C
Madrid

El continuo problema de las pegatinas de cerrajeros

Puntuación media: 5 | Votos: 1

Es común encontrar en los portales y persianas alguna pegatina con la información de un cerrajero, pero por muy atractivos que parezcan estos anuncios, no es recomendable contratar esos servicios a través de esta vía.

La mayoría de las personas ha tenido que llamar al cerrajero al menos una vez en la vida. Una llave extraviada, una puerta que se quedó cerrada desde dentro, y otras mil situaciones. Pero para cuidar la seguridad del hogar y de las pertenencias, se debe elegir a alguien de confianza.

Consultamos al equipo de Manuel Hernández Cerrajeros –expertos ubicados en Alicante, con más de 15 años de experiencia en el mercado­– para conocer las cuatro razones principales por las que se debe recurrir a un profesional capacitado en lugar de a los que se anuncian en las pegatinas:

1. Cualquiera tiene acceso a tu domicilio

Quienes están detrás de estas pegatinas no tienen –la mayor parte de las veces– una capacitación adecuada para ejercer como cerrajero. Son trabajadores no cualificados que tendrán acceso a tu casa. Quien imprime y coloca la pegatina puede ser cualquier persona.

En algunos lugares como Reus y Tarragona ya está prohibida esta práctica, evitando que las personas estén expuestas a trabajos de mala calidad y posibles robos.

2. No se trata de profesionales

Al revisar estos “anuncios” es evidente la falta de profesionalidad del anunciante. La información que suelen contener no va más allá del título “Cerrajero” y un número de teléfono.

Son pocas las veces que se encuentra el nombre del profesional, domicilio fiscal, NIF o cualquier otro dato importante.

La persona que contestará el teléfono indicado en el anuncio, no tendrá la formación necesaria para ofrecer un servicio seguro, completo y con garantías. Probablemente tampoco disponga de las herramientas adecuadas, por lo que tus cerraduras y puertas pueden resultar perjudicadas.

3. Fraudes y robos

Lo más peligroso de estas pegatinas es que se ha convertido en una vía fácil para estafar y robar a los clientes. Es común encontrar un aviso de este tipo con un precio muy económico y atractivo para el público.

Pero lo que puede llegar a ocurrir –y que sucede muchas más veces de lo que se cree– es que el “cerrajero” se aproveche de un cambio de cerradura para quedarse con una llave de la vivienda y luego poder acceder a ella.

En más de una ocasión, la policía ha probado casos de hurto y/o fraude en los que el involucrado llegó a la víctima a través de este modus operandi.

El gremio de cerrajeros profesionales y certificados han exigido a través de los años que se prohíba en toda España la publicidad en más pegatinas, para cuidar la seguridad ciudadana y respaldar el correcto ejercicio de su profesión.

4. Cobros elevados

Es normal que se promocionen estos servicios bajo premisas del tipo “cerrajería en 24 horas o menos” o con precios muy por debajo de la media. Sin embargo, el servicio final suele ser pobre, deficiente y sin garantías, exponiendo a los clientes a cobros finales exagerados.

Muchos usuarios son atraídos por el bajo coste que se anuncia en las pegatinas, pero terminan poniendo en riesgo a su familia y a su hogar. Lo más frecuente es que tengan que realizar una inversión doble, porque necesitarán un cerrajero profesional que pueda reparar los daños ocasionados por estos trabajadores no calificados.

Miguel Medina es especialista en Comunicación Digital y Social Media. Content Manager, Editor y Redactor de Contenidos Web en diferentes revistas y medios de prensa online. Prosélito devoto del Lean Writing. Twitter | Pinterest

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario
Escribe tu nombre